[metroimage ids=”38-119880,38-119883,38-119885,38-119888,38-119891,38-119894,38-119896,38-119899,38-119902,38-119904,38-119906,38-119908,38-119911,38-119914,38-119915,38-119917,38-119919,38-119921″ imagesize=”large”]

Samsung Galaxy Tab 3 Kids a primera vista

¿Por fin un tablet sólo para niños?

Le echamos un vistazo al tablet para niños lanzado por Samsung: el Galaxy Tab 3 Kids. Quizás no es el anuncio más bullado de IFA, porque no es tan cool como un reloj inteligente, pero estamos ante un producto que podría ganar bastantes fans.

No es raro escuchar a papás que quieren comprarle un tablet a sus hijos como si se tratara de un juguete, siendo que en realidad es un dispositivo con el que se pueden hacer más cosas que solo jugar, y que en cierta medida podrían representar un peligro para las mentes más jóvenes. ¿Qué tal entonces si se adapta un tablet para ellos?

El Galaxy Tab 3 Kids viene en colores brillantes y se vende con algunos accesorios, como una cobertura superresistente, o una manilla que sirve para transportarlo o para usarlo como pedestal para poner el tablet de forma vertical. Es de 7 pulgadas y cuenta con una cámara frontal de 3 MPx, y una trasera de 1,3MPx. No es la mejor calidad de imagen pero para fotos infantiles suena como algo suficiente.

El sistema operativo (Android 4.1)  está maquillado para dar un aspecto infantil a todo, simplificando a su vez los menús para hacer más rápido el acceso a las cosas que le interesan a los niños: Los juegos y la cámara de fotos, por ejemplo. Cuenta con una tienda de aplicaciones especial, que probablemente no tendrá acceso a todo (no pudimos revisarla en detalle).

Viene con una serie de controles para que los padres ajusten, como acceso a las apps y horarios de uso. Por dentro, el equipo tiene un procesador dual core de 1,2 GHz, 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento interno (se puede insertar una microSD de hasta 32 GB. La Galaxy Tab 3 Kids venderá por USD$199,99, y según Samsung, llegará a Latinoamérica dentro de poco.