Los problemas de Capcom: vende menos juegos pero registra mayores ingresos

Los problemas de Capcom: vende menos juegos pero registra mayores ingresos

Las respuestas de la compañía comienzan por fortalecer su segmento digital.

La compañía japonesa ha entregado su informe financiero para el año fiscal 2013 (período que cerró el 31 de marzo pasado), con una pequeña “curiosidad”: las ventas de grandes producciones ha ido a la baja, y aún así en general han tenido ingresos mayores al del año pasado.

El segmento de los juegos en formato físico disminuyó por cuarto año consecutivo; según la gerencia de Capcom, las causas van desde las “compras en diferido” (entendemos que se refiere a las copias que se venden después de su ventana de lanzamiento) (preventas) que generan que cada una se venda a un precio promedio menor y al advenimiento de la próxima generación de consolas. Por otra parte, todo lo que tiene que ver con DLC crece rápidamente gracias a que las plataformas están cada vez más conectadas a internet.

El problema para Capcom es que dicho segmento alcanza casi el 70% de su negocio, y para el año fiscal 2013 las ventas disminuyeron un 50% en la división. Solo tres juegos lograron superar el millón de copias vendidas (en tres plataformas), y aún así ninguno alcanzó las expectativas de la compañía. Devil May Cry alcanzó 1,15 millones (2 millones proyectados), Resident Evil 6 llegó a los 4,9 millones (7 millones proyectados), y Dragon’s Dogma consiguió 1,3 millones.

En total, los ingresos de Capcom aumentaron hasta los USD $940 millones desde los USD $820 millones del período anterior. ¿Cómo se explica esto? En gran parte gracias al éxito de un producto como Smurf’s Village, juego de estrategia para móviles que le ha dado muchos réditos a la compañía. Y en vista de lo anterior, el plan es enfocar muchos de sus esfuerzos en un segmento que se proyecta al alza durante los próximos años.

Otra de las estrategias de los mandamases de Capcom es aumentar la oferta de contenido descargable, ya que las estadísticas indican que cada vez el gasto promedio por usuario en cuanto a DLC es mayor. De aquí en adelante la idea es “incrementar la proporción de contenido descargable y los beneficios obtenidos”.

En el informe también se apunta a los problemas que tuvieron en Capcom a la hora de encargar juegos a estudios occidentales. Solo Blue Castle (ahora Capcom Vancouver) tuvo éxito con Dead Rising 2, pero el resto estuvo plagado de un sinfín de problemas que van desde retrasos malos hasta la misma calidad de los productos. Imposible olvidarse de Operation Raccoon City.

Link: Capcom