¿Intel deja en segundo plano sus microprocesadores para equipos de escritorio?

¿Intel deja en segundo plano sus microprocesadores para equipos de escritorio?

por

Transición entre micro-arquitecturas será cada 2 años para los microprocesadores de escritorio.

Allá por abril de este año nos enteramos que Intel realizaría cambios en su calendario de lanzamientos estilo Tick Tock, los que probablemente le darían fin al tradicional esquema de lanzamientos por el que conocemos a Intel.

Fudzilla afirma haber conseguido información que respalda estas suposiciones que vienen circulando desde hace varios meses en la industria: Tick Tock (Tick = micro-arquitectura anterior optimizada + nuevo proceso de manufactura – Tock = micro-arquitectura rediseñada + proceso de manufactura anterior) llegó a su final para los microprocesadores socket LGA dirigidos a equipos de escritorio; pero al parecer continuará sin cambios para los microprocesadores y SoCs BGA (soldados directamente a la tarjeta madre) para notebooks, ultrabooks, tablets, smartphones y smartwatch.

El nuevo calendario de lanzamientos de Intel para sus microprocesadores de escritorio (al que podríamos denominar Tock Tock+) consistirá en el aprovechamiento máximo de cada una de las nuevas micro-arquitecturas lanzadas por Intel, las que en vez de ser remplazadas anualmente, extenderán el tiempo de vida de la nueva micro-arquitectura por al menos 2 años.

Lo anterior quiere decir que las micro-arquitecturas Tick (optimización de la micro-arquitectura + nuevo proceso de manufactura) únicamente harán su aparición para el segmento de las notebooks y dispositivos portátiles, mientras que para los equipos de escritorio tendremos una Tock+, la que será una optimización de la micro-arquitectura pero manteniendo el proceso de manufactura anterior.

Por lo anterior tenemos:

  • Tock (2013 – 22nm) para equipos portátiles y de bajo consumo: Haswell-H, Haswell-MB, Haswell-ULT, Haswell-ULX, Valleyview-D, Valleyview-M, Valleyview-T, Merrifield y Quark de primera generación.
  • Tock (2013 – 22nm) para equipos de escritorio socket LGA: Haswell-DT y Haswell-E (2014).
  • Tick (2014 – 14nm) para equipos portátiles y de bajo consumo: Broadwell-H, Broadwell-MB, Broadwell-ULT, Broadwell-ULX, Cherryview-D, Cherryview-M, Cherryview-T, Moorefield y Quark de segunda generación.
  • Tock+ (2014 – 22nm) para equipos de escritorio socket LGA: Haswell2-DT y Haswell2-E (2015).
  • Tock  (2015 – 14nm) para equipos portátiles y de bajo consumo: Skylake-H, Skylake-MB, Skylake-ULT, Skylake-ULX, Willowview-D, Willowview-M, Willowview-T, Morganfield y Quark de tercera generación.
  • Tock (2015 – 14nm) para equipos de escritorio socket LGA: Skylake-DT y Skylake-E (2016).
  • Tick (2016 – 10nm) para equipos portátiles y de bajo consumo: Skymont-H, Skymont-MB, Skymont-ULT, Skymont-ULX, reemplazos de Cherryview/Moorefield y Quark de cuarta generación.
  • Tock+ (2016 – 14nm) para equipos de escritorio socket LGA: Skylake2-DT y Skylake2-E (2017).

Si bien todo pareciera indicar que Intel deja en segundo plano a sus microprocesadores para equipos de escritorio, en realidad no es algo tan grave como suena, pues tradicionalmente las micro-arquitecturas Tick (Ivy Bridge/Broadwell/Skymont) ofrecen pocas mejoras de rendimiento y se centran mayormente en mejorar el consumo energético; por lo que en teoría un “Tock+” ofrecería casi los mismos beneficios de rendimiento, aunque a costa de un consumo ligeramente mayor.

Un calendario de lanzamientos muy similar al que estrena Intel sería el que viene realizando AMD en los últimos años con sus APU Trinity y Richland basados en las micro-arquitecturas Piledriver (una especie de Tock) y Piledriver+ (una especie de Tock+) respectivamente (ambos fabricados a 32nm), por lo que en teoría, nuevos productos basados en la misma micro-arquitectura pueden ofrecer buenos resultados.

Link: Fudzilla.

También pueden comentar en nuestro foro.