FIFA 14 - A primera vista

FIFA 14 - A primera vista

por

Jugamos una versión casi terminada de FIFA 14 y estas son nuestras impresiones del juego hasta ahora.

Cuando FIFA 12 llegó a los anaqueles, la apuesta de EA Sports para su próximo juego era entregar una experiencia aún más realista y corregir varios errores en la jugabilidad, así que los desarrolladores pusieron manos a la obra para pulir el intrincado sistema de colisiones y mejorar las físicas del balón. El resultado final, FIFA 13, cumplió las expectativas de la fanaticada futbolera y colocó la vara alta en el terreno de los simuladores, aunque también dejó a los jugadores con la impresión de que las cosas no podrían cambiar demasiado en la siguiente entrega.

Por fortuna para los amantes del balompié virtual, parece que este año habrá suficientes razones para echarle mano a FIFA 14, y es que además de las mejoras estéticas que siempre son bienvenidas, la jugabilidad también ha sufrido cambios importantes en su accionar, lo que hace que cada partido se sienta diferente.

Los que hayan jugado FIFA 13 hasta el cansancio y crean que dominan el juego a la perfección, esta nueva entrega traerá “buenas y malas noticias”. La buena es que encontrarán un nuevo reto gracias al cambio de ritmo que ha sufrido el juego; la mala es que les tomará más tiempo acostumbrarse a los movimientos de los jugadores y la impredecible trayectoria del balón. Esto, desde luego, es cuestión de percepción, pero creo que los arreglos que se le han hecho a la jugabilidad dibujarán más sonrisas que caras largas.

F1

Una de las cartas fuertes que tiene preparada la versión de este año es la adición del Pure Shot, característica que permite hacer tiros más precisos dependiendo de la habilidad del jugador y su ubicación con respecto a la portería del rival. El proceso del Pure Shot es prácticamente automático, pero en orden de que el jugador dentro del campo encuentre un mejor ángulo para pegarle al balón, el jugador frente a la pantalla debe deshacerse de la apretada marca o encontrar un hueco para aumentar las posibilidades de ejecutar un tiro exitoso y clavar el esférico en la red.

Esta adición no significa que hacer goles será más sencillo o difícil que antes, pero sí le agrega a la experiencia una nueva forma de aproximarse al arco rival y medir las acciones defensivas del contrario.

Pese a que algunas secuencias dentro de FIFA 14 siguen viéndose un tanto acartonadas (sobre todo a la hora de hacer un acercamiento al rostro de los jugadores) las animaciones dentro de la cancha han mejorado considerablemente con respecto a su antecesor.

Desde jalar un balón hasta tener un encontronazo con el contrario, los jugadores se ven más reales que nunca, y en verdad es de aplaudir el gran trabajo que se ha hecho en el apartado de captura de movimiento. Lo más importante de esto, sin embargo, es que con animaciones más reales también llega una respuesta más fidedigna que tiene injerencia en el ritmo del juego. Esto significa que cuando el jugador da una vuelta, emprende una carrera con el balón o intenta hacer un regatee, los mismos movimientos toman más tiempo y perder la pelota se convierte en un riesgo más palpable.

F2

Lo anterior se vuelve aún más evidente si tomamos en cuanto que la física del balón ha sido ajustada de nueva cuenta, lo que ocasiona más pelotas divididas, trayectorias más reales y botes que no siempre nos benefician. Ya desde la entrega pasada EA Sports se dedicó a eliminar ese magneto que los jugadores tenían con el balón en aras de entregar una experiencia similar a lo que vemos semana tras semana en la televisión, y en FIFA 14 esto se ha potenciado.

Por último, vale la pena mencionar que los jugadores son más habilidosos que antes, independientemente de cómo lo haga su contraparte en la vida real. Anteriormente, jugar con un equipo de “medio pelo” para abajo no era tan gratificante como escoger a los equipos triunfadores de siempre con todas sus estrellas millonarias en la nómina. Ahora hasta el más incauto dentro de la cancha puede dar la sorpresa y salir con jugadas notables, aunque sin duda los cracks como Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar y Bale tienen mejor control del balón o se lucen en el área.

FIFA 14 se pondrá disponible el próximo 27 de septiembre en PlayStation 3, Xbox 360 y PC. La versión del juego para Xbox One llegará el 22 de noviembre, mientras que su homónimo en PlayStation 4 llegará el 29 del mismo mes.