Éxito de Breaking Bad se debe a los televisores HD y Netflix

Éxito de Breaking Bad se debe a los televisores HD y Netflix

Así lo aseguró el director de fotografía de la serie, Michael Slovis.

Si hay algo que resalta de sobremanera en la exitosa serie Breaking Bad, que ayer finalizó entre el aplauso de la crítica y el éxito masivo, es su estupendo e impactante estilo visual, en especial cuando se ven esos desérticos parajes de Nuevo México que parecen más vivos que nunca.

El responsable de esa estética es Michael Slovis, el director de fotografía y director general de episodios de Breaking Bad que fue el guardián absoluto del estilo visual de la serie: “Yo era la única persona que estuvo ahí todo el tiempo. Los directores iban y venían“, afirmó en una entrevista en Forbes.

Pero una serie estéticamente atractiva nunca ha sido una garantía de éxito. ¿Que diferencia hubo en este caso que causó el espectacular éxito de Breaking Bad según su director de fotografía? Los televisores HD económicos y Netflix.

Fue casi una ‘tormenta perfecta’. Un realizador joven (Vince Gilligan, el creador de la serie) que quería grabar en el estilo de los spaghetti western. Quería el formato ancho y no le interesaba que sucedía en el mundo del hardware.

Sin embargo, justo ocurrió que en los últimos siete años los televisores de pantalla ancha se hicieron asequibles, y el HD se convirtió en la norma. Ahora las personas podían ver los detalles de lo que hacíamos y no teníamos que contar historias en el viejo estilo de un closeup (tomas cercanas al rostro) y luego otro closeup.

Pero la tecnología que según Slovis fue incluso más importante para el éxito de Breaking Bad fue Netflix, el servicio de video en streaming:

No recuerdo las cifras pero hubo un momento en que Netflix se enorgullecía de que había más gente viendo Breaking Bad en Netflix que en AMC  (el canal de televisión responsable de la serie). Creamos una audiencia porque las personas podían ver los episodios anteriores y ponerse al día (el rating en las primeras temporadas fue bastante discreto).

Slovis también celebra el hecho que el show es uno de los pocos programas de televisión modernos que se han grabado en films 35mm, una opción que significa que Sony puede convertir el episodio a los formatos de 2K o 4K una vez que la tecnología sea más asequible, “algo que no puedes hacer con los programas que se graban en digital“, concluyó Slovis.

Link: Forbes (vía The Verge)