Esto esperamos del iPhone 5C, el as bajo la manga de Apple

Esto esperamos del iPhone 5C, el as bajo la manga de Apple

La compañía intentará extender el nicho de mercado que ya tiene conquistado con el iPhone a través del lanzamiento simultáneo de un nuevo modelo con menor precio, lo que ocurrirá por primera vez en la historia de su teléfono inteligente.

Durante meses, incontables filtraciones en Internet han revelado paulatinamente información respecto al iPhone 5C, futuro teléfono inteligente a ser estrenado por Apple y que será perfilado como alternativa de bajo precio en relación al iPhone 5 convencional, permitiendo a los usuarios de presupuesto más acotado el acceso al ecosistema de smartphones que poseen la manzana mordida por detrás.

Y es que el iPhone 5 posee un valor de USD $649 más impuestos desbloqueado en Estados Unidos, siendo más fácil adquirirlo a través de la contratación de un plan de pago mensual junto a una operadora telefónica, lo que eleva aún más su precio final. Pese a aquello, más de 31 millones de equipos se despacharon sólo durante los primeros tres meses de 2013, evidenciando el gran interés por parte de los clientes hacia el modelo y abriendo las puertas para una expansión de mercado aún mayor, lo que llegará de la mano de una alternativa más asequible que pretende ampliar la cobertura de la plataforma Apple en la industria.

Como siempre, la intención de Apple era guardar en secreto la existencia del iPhone 5C y sus características, sin embargo, desde fábricas y ensambladoras chinas comenzó a surgir información que aclara completamente el panorama sobre cómo será el equipo, qué diseño físico tendrá y qué elementos se sacrificarán para lograr un menor precio en comparación al iPhone 5.

Renovado cuerpo de plástico

Uno de los primeros aspectos a considerar para lograr el objetivo de reducir el costo de producción del iPhone 5, es escoger con mayor cautela los materiales con que será fabricado el iPhone 5C. Es por ello que se ha dejado de lado el uso de aluminio pulido para la carcasa externa y en su reemplazo entrará el plástico, simplificando el proceso de producción que hasta el día de hoy se levanta como uno de los aspectos más lujosos que ostenta el teléfono Apple.

Y para lograr una estructura firme y resistente a los golpes, la compañía ensamblará el equipo utilizando un único cuerpo de plástico sin uniones pegadas o atornilladas, siendo una sola pieza la que contenga al aparato por completo aparte del panel frontal de vidrio para la pantalla táctil, las que serán las únicas dos grandes piezas visibles que darán forma al exterior del teléfono.

Elección entre múltiples colores

Otro cambio fundamental del iPhone 5C será la posibilidad de escoger entre un abanico de colores para la cubierta plástica, contrastando con la sobriedad que exhibe el iPhone 5 y todos sus antecesores que han ofrecido hasta hoy limitadas variantes del teléfono únicamente en tonalidades gris, blanco y negro.

Hasta el momento, se ha confirmado la presencia de opciones color azul, amarillo, rosa, verde y blanco, rememorando una época en la que Apple lanzaba regularmente líneas de productos coloridos como las computadoras de escritorio iMac G3 del año 1998 o la serie de reproductores portátiles de música iPod.

Dimensiones y durabilidad

El iPhone 5 que está en venta actualmente es un equipo de gran delgadez gracias a sus 7,6 milímetros de espesor, algo que el iPhone 5C no será capaz de batir debido a su fabricación menos elaborada basada en plástico, resultando en casi 9 milímetros de grosor que aún así son inferiores a los 9,3 milímetros que exhibe el iPhone 4 y iPhone 4S, por lo que no hay mayor sacrificio en términos de portabilidad.

Además, equipos preliminares y prototipos se han sometido a pruebas de resistencia que develan una gran capacidad del iPhone 5C para resistir golpes y presiones externas, evidenciando que la idea de fabricarlo en un único cuerpo de plástico entregará tan buenos resultados como ocurrió en el pasado cuando esta misma técnica se utilizó para ensamblar las computadoras portátiles MacBook color blanco, las que resultaron ser muy duraderas con el pasar del tiempo.

Otros sacrificios necesarios

Además del uso de plástico en lugar de aluminio, se espera que Apple haga otras concesiones para lograr reducir el valor del teléfono lo suficiente como para competir frente a alternativas con sistema operativo Android y especialmente, el catálogo de equipos Samsung que hoy cubre todo el espectro de precios posible en el mercado.

Para eso, será necesario integrar un procesador central más lento que el visto en el iPhone 5, lo que para el usuario resultará no sólo en que los gráficos sean menos fluidos y el desempeño general de la máquina se vea afectado, sino que también significa el abandono de soporte para funciones avanzadas que requieren de un mayor poder de cálculo. Un ejemplo claro de esto es el asistente personal Siri, el que a través de reconocimiento de la voz permite ejecutar acciones en el teléfono y se espera que esté ausente en el iPhone 5C.

La cámara fotográfica es también otro aspecto donde se pueden reducir costos, siendo factible la utilización de un sensor de 8 megapixeles pese a que el iPhone 5 posee las mismas capacidades en la actualidad. Pero estando también a la vuelta de la esquina el estreno de su sucesor — llamado informalmente iPhone 5S — y que tendría una cámara de 13 megapixeles, el iPhone 5C se quedaría entonces con la tecnología de generación pasada.

¿Qué pasará finalmente con este dispositivo, y cuáles son los planes que los de Cupertino tienen para él? Mañana a las 10:00 de San Francisco Tim Cook dirá presente en el anfiteatro del campus de Apple para comenzar a develar este misterio finalmente. Las expectativas son altas con este aparato en particular, por lo que sólo queda esperar sólo un poco más.