EE.UU. registra PCs de viajeros sin permiso

EE.UU. registra PCs de viajeros sin permiso

Los chequeos en las fronteras están siendo usados para copiar información de equipos electrónicos sin necesidad de una orden judicial.

Documentos publicados por la Asociación de Libertades Civiles en Estados Unidos (ACLU) revelan que el gobierno utiliza los chequeos en las fronteras para confiscar y examinar los dispositivos electrónicos de los viajeros, sin obtener permisos judiciales para hacerlo.

El proceso permite al gobierno crear una alerta de viaje para individuos específicos, que no necesariamente sean sospechosos en una investigación, para luego detener a esa persona en un cruce fronterizo y confiscar o copiar la información de sus equipos electrónicos.

Los documentos fueron entregados a David House, quien realiza una campaña para recaudar fondos para la defensa de Chelsea Manning (antes Bradley Manning). House recibió la información como parte de un acuerdo judicial, tras demandar al Departamento de Seguridad Nacional por haber confiscado su cámara, celular y laptop cuando volvía de un viaje a México en noviembre de 2010. La información de los dispositivos fue examinada durante siete meses.

Los estadounidenses que cruzan la frontera están siendo registrados y sus medios digitales están siendo confiscados con la esperanza de que el gobierno encontrará algo para encarcelarlos. Creo que es importante para viajeros de negocios y personas que se consideren inclinadas políticamente que sepan los peligros que enfrentan ahora en un país donde no tienen una garantía real de privacidad en la frontera”, señaló House al New York Times.

Según los documentos, House fue señalado para inspección de dispositivos meses antes de viajar a México. De este modo, los agentes de la frontera tenían orden de confiscar sus gadgets, aunque el caso no tuviera que ver con proteger la frontera o la seguridad nacional.

Los equipos fueron examinados y luego se concluyó que no había nada que evidenciara algún crimen. Tras la demanda, EE.UU. se comprometió a destruir las copias de los datos tomados de los equipos de House, y actualizar su archivo de modo que no sea automáticamente detenido en la frontera cada vez que reingresa a EE.UU., algo que ha sucedido reiteradas veces desde 2010.

Link: The New York Times