Como funciona en China la censura sobre Sina Weibo, el Twitter del país asiático

Como funciona en China la censura sobre Sina Weibo, el Twitter del país asiático

Unos 150 censores con título universitario revisan 3 millones de posteos diarios para decidir individualmente si se borran o no.

Es conocido que el gobierno chino impone una fuerte censura sobre Internet en ese país, por lo que Reuters publicó un reportaje en el que entrevistaron a cuatro ex empleados de Sina Weibo cuya labor al interior de la empresa consistía en censurar los comentarios considerados ofensivos o políticamente inaceptables.

Muchas redes sociales como Twitter y Facebook no tienen presencia en China porque se deben someter a la rigurosa censura del gobierno chino, por lo que se han generado en el país redes sociales alternativas diseñadas específicamente para las leyes del país asiático como Sina Weibo, el Twitter de China que recientemente superó los 500 millones de usuarios.

Según Reuters, las personas detrás de la censura “no son ancianos apparatchik del Partido Comunista, sino jóvenes recién graduados de la Universidad ambivalentes acerca de su labor de borrar posteos que se quejan fuertemente de su carga de trabajo y bajo sueldo“.

Uno de los ex censores de Weibo, todos bajo anonimato para evitar problemas, aseguró que “usualmente al comienzo a la gente le perturba su trabajo, pero después se acostumbra“.

Todos los censores son hombres (aseguran que es porque a las mujeres no les gustan los turnos nocturnos y exponerse permanentemente a tanto material ofensivo) y trabajan en cubículos, viendo en un gran monitor un continuo flujo de posteos catalogados como ‘sensibles’ por el sistema automático de Weibo, el que revisa individualmente cada posteo antes de su publicación.

Nuestro trabajo impide que cierren Sina Weibo y le entrega a las personas una gran plataforma de comunicación. No es lo ideal, pero al menos deja que las personas ventilen sus problemas“, aseguró otro de los ex censores.

La mayoría de los alrededor de 150 censores de Weibo son veinteañeros que ganan por su labor unos USD$ 490 mensuales, casi lo mismo que un carpintero en esa zona o empleados de inmobiliarias. Muchos toman este trabajo tras graduarse de las universidades locales y “usualmente lo abandonan porque es estresante y sin proyección laboral“, aseguró un tercer ex censor.

El sistema computacional de Sina Weibo revisa cada posteo, solo una pequeña fracción es marcada como sensible y debe ser leído por un censor, el que decide si lo borra o no. En un periodo de 24 horas, los censores procesan unos 3 millones de posteos en turnos de 12 horas diarias, donde cada censor debe revisar al menos unos 3.000 post por hora.

Un pequeño número de posteos, usualmente con referencias por ejemplo al polémico grupo espiritual Falun Gong, son bloqueados automáticamente y luego borrados manualmente. Los censores deben actualizar permanentemente las listas de palabras polémicas con las nuevas expresiones creadas por blogeros para evadir el escrutinio.

Link: Reuters