Apple pierde juicio sobre conspiración para manipular el mercado de e-Books

Apple pierde juicio sobre conspiración para manipular el mercado de e-Books

El proceso se inició en 2010, antes del lanzamiento del primer iPad. Apple ha dicho que apelará la decisión de la corte por no estar de acuerdo en las acusaciones de conspiración para manipular los precios del sector de los libros electrónicos.

Apple, como siempre, haciendo amigos, se ha visto en algunos incidentes judiciales relacionados con editoriales y proveedores de libros electrónicos este verano. La compañía, que ya ha causado revuelo por negarse a vender libros que mencionan a Amazon, ahora se encuentra con que una corte federal ha sugerido un castigo por participar en una supuesta “conspiración” junto a varias editoriales para fijar los precios de los libros electrónicos.

De ese modo, la jueza federal ha indicado para Apple una serie de limitaciones que pasan por dos años de evaluación periódica para garantizar que desde Cupertino no se muevan hilos capaces de llevar el mundo del libro electrónico a un monopolio. Así, según la resolución, Apple no podría pujar deliberadamente para “establecer, alterar o reducir el precio de venta de cualquier e-book”.

“restringe, limita o impide la capacidad de Apple para establecer, alterar o reducir el precio de venta de cualquier e-book.”

Fantasmas de 2010

Pero, ¿cuándo pasó todo esto? En 2010, nada más y nada menos. Cuando Apple se preparaba para contarle al mundo que lanzaría un iPhone gigante incapaz de llamar, es decir, el primer iPad.

En este caso, la juez Denise Cote, de Manhattan, rechazó algunas de las medidas solicitadas entre las cuales se cuenta una “amplia supervisión” de la actividad de Apple y su App Store. El proceso incluía, además, a cinco grandes editoriales como Macmillan, HarperCollins, Simon & Schuster, Hachette Book Group y Penguin Group EE.UU.

Lectores beneficiados

Según William Baer, asistente del Fiscal, “los consumidores continuarán beneficiándose con precios bajos en los e-books, gracias a la acción legal para reestablecer la competencia en este sector… con la designación de un veedor externo se asegura el futuro cumplimiento de las leyes de defensa de la competencia y se ayuda a proteger a los consumidores de acciones futuras por parte de Apple”.

Los de Cupertino evidentemente no están conformes con la situación y apelarán al fallo de la juez pues “Apple no conspira para fijar los precios de los libros electrónicos”, según su portavoz, Tom Neumayr.

Link: Judge Sets Restrictions for Apple on E-Books. (NY Times)