[metroimage ids=”38-147804,38-147806,38-147808,38-147811,38-147814,38-147816,38-147819,38-147823,38-147825,38-147827,38-147830,38-147833,38-147835,38-147838,38-147841,38-147842,38-147845,38-147847,38-147849,38-147851,38-147853,38-147856,38-147859,38-147863,38-147867,38-147869,38-147871,38-147874,38-147876,38-147877″ imagesize=”large”]

Personal 3D Viewer – [NB Labs]

Esta es una opción diferente para disfrutar tus juegos y películas 3D.

En Niubie no acostumbramos reseñar este tipo de tecnología. De hecho ese trabajo usualmente corresponde a nuestro sitio hermano FayerWayer; sin embargo, dada las aplicaciones y usos de este proyector personal en el campo de los videojuegos, decidimos hacerle un espacio aquí.

El Sony Personal 3D Viewer es una idea que la empresa japonesa había estado trabajando ya por algunos años y que afortunadamente para algunos si pudo ver la luz del día. Esta tecnología básicamente trata de ofrecerte una experiencia cinemática avanzada pero, de manera muy personal.

Especificaciones:

– Paneles OLED 0.7 pulgadas Oled x2 1080p
– Sonido estéreo 3D / 5.1 surround simulado
– Modo 24p True Cinema
– Modo Clear Mode para videojuegos
– 1 entrada HDMI
– 2 salidas HDMI (una regular otra personalizada para el visor)
– Entrada para audífonos
– Consumo aproximado 15W

Audio y video casi como en el cine

La idea de tener un proyector personal se basa la de disfrutar tus películas, videojuegos o programas de televisión de manera individual sin causar molestias a las demás personas en tu casa. También es una alternativa para aquellas personas que por una u otra razón no tienen el espacio suficiente para tener una gran televisión dentro de su apartamento.

El visor utiliza dos pequeños paneles OLED que simulan una pantalla de 20 metros. Incluso, una vez que te lo colocas y te percatas de los bordes de los paneles se produce la ilusión como si estuvieras en una sala de cine, aunque sentado en la décima u onceava fila.

La calidad de video es bastante buena y no le pide nada a un televisor de gran tamaño. Los paneles emiten la suficiente luz como para disfrutar cualquier tipo de contenido y al mismo tiempo mantiene los niveles estables para evitar lastimarte los ojos. Dado que son paneles OLED, los colores y el contraste superan por mucho aquellos de una televisión LDC o LED LCD, dando como resultado una calidad de video más vívida. Por alguna razón, la descripción del producto dice que su resolución es 720p, pero en realidad es Full HD (1080p) con soporte para contenidos en 3D.

Al tratarse de un producto de Sony, nuestra primera opción para probarlo fue un PlayStation 3, pues creemos que sólo así se aprovecha al máximo sus características. Después de una breve reconfiguración de la pantalla (la consola tiene que volver a detectar y configurar el display) pudimos ver películas y juegos en 3D sin ningún problema. La profundidad del 3D puede ser ajustada para que esta sea mayor o menor según como tus preferencias, y dado que en todo momento tienes el proyector ajustado a la cabeza, en ningún momento se pierde el efecto.

Para probar el efecto 3D jugamos Batman Arkham City, título que de por si se ve muy bien, en 3D es todavía más asombroso. Me atrevo a decir que el 3D que ofrece este dispositivo es de los mejores que he visto, pero, como todo, tiene un punto bueno y uno malo. El lado positivo es que el efecto 3D se nota más que en cualquier otra televisión con lentes activos que haya probado, se ve como algo muy natural y no metido con calzador; el lado malo es que por el peso, después de usarlos, te cansas de estar viendo una película o jugando.

El audio, por su parte, no es para nada malo. La caja incluye unos audífonos pequeños (de esos que se insertan en el oído) que son capaces de ofrecer audio 5.1 simulado. Es casi como tener un teatro en casa, pues hacen muy buen trabajo al direccionar el audio en 5 canales y destacar los bajos, claro, no tienen la potencia para dejarte medio sordo como un buen teatro en casa y tampoco es como ir al cine, pero hacen una buena labor emulando el sonido envolvente para tratar de ofrecer la mejor experiencia posible.

Diseño y función

El diseño del Personal 3D Viewer de Sony me hace recordar a los proyectores que surgieron en la década de los noventa haciendo alarde de la Realidad Virtual, solo que en este caso es mucho más pequeño y estilizado. Su colocación es relativamente simple y las correas ajustan apropiadamente a la forma de la cabeza. Claro que hay unos cuantos detalles que terminan por mancillar la experiencia.

Si bien el proyector no es muy pesado, 15 o 20 minutos después comenzarás a sentir un tanto de cansancio sobre tu cuello, lo que te obligará a tomar una pausa o bien buscar una posición más cómoda en un sofá, silla reclinable o cama, siempre y cuando puedas recargar la cabeza sobre las almohadas.

Otro detalle, además del peso, es que el visor debe estar perfectamente ajustado a tu cabeza para poder ver el video con total claridad. De no ajustarlo correctamente, todo el tiempo estarás viendo imágenes borrosas y se te cansará la vista muy rápido. Debo agregar que ajustar el visor no siempre es tan fácil como parece y no a todas las personas les acomoda con total facilidad. Incluso, es posible que haya casos de personas a los que no les ajuste en lo absoluto.

En cuanto al tema de los mareos, ninguno de nosotros sufrió de este mal por utilizar el 3D Viewer; sin embargo, después de usarlo es recomendable que descanses tu vista y evites por algunos minutos ver la TV, leer o ir a la computadora.

El contenido de la caja

En la caja encontrarás el visor con las correas ajustables, un cable HDMI, los audífonos surround, el procesador principal (que parece un decodficador de TV de paga) y el cable de corriente. Para poder usar el visor debes conectar la fuente de video al procesador y de ahí transmitir la señal hacia el visor o tu TV. Por ejemplo, digamos que tienes un PlayStation 3, de la consola conectas el cable HDMI al procesador, y del procesador necesitas conectarlo a la TV o visor. Cuando el procesador está apagado, te permite “puentear” la señal entre el emisor y el receptor sin mayor problema; cuando está encendido la señal se interrumpe y solo puedes verla con el dispositivo 3D.

El Personal 3D Viewer funciona con una gran variedad de aparatos y no solo con la consola de Sony. Puedes usarlo también con tu Xbox 360, con un reproductor Blu-ray y hasta con tu PC o Laptop (quizá la cosa más incómoda y absurda del universo). Lo que debes tener siempre en cuenta es que para el 3D la fuente de video debe ser capaz de transmitir este tipo de señal, así que si tu reproductor de películas BD no soporta 3D, no podrás hacer uso de esta función.

Conclusión

Si por alguna razón no cuentas con una televisión de alta definición, vives solo(a), el espacio en tu apartamento o recamara es limitado y tienes alrededor de MXN $16,900 o su equivalente en dólares que serían USD $1,300 aproximadamente, entonces sí recomendaría el uso del Personal 3D Viewer. De otra forma, un visor personal es por el momento un lujo del cual podemos prescindir.

Lo imperdible:
– Excelente calidad de imagen
– Inmejorable 3D
– Buena calidad de audio surround (a pesar de ser simulado).

Lo Impresentable:
– El peso lo vuelve incomodo
– Ajustar el visor a la perfección toma tiempo
– A veces encontrarle espacio al procesador no es tan sencillo.