NASA planea capturar un asteroide con una bolsa espacial

NASA planea capturar un asteroide con una bolsa espacial

El objetivo es evitar catástrofes como la sucedida en Rusia a principios del 2013, pero también aprender más del universo y probar las tecnologías para su exploración.

La caída de un meteorito a 80 kms de la ciudad de Satki (Rusia) el 15 de febrero de este año demostró que existe la posibilidad de que asteroides entren en la Tierra y provoquen daños. En este caso en particular, el meteorito ni siquiera pudo ser detectado previamente, dado que su tamaño era muy pequeño. Pese a esto, más de 900 personas resultaron heridas.

En ese sentido, NASA busca desarrollar un proceso con el cual podrá “capturar” un meteorito y trasladarlo fuera de su órbita, a una más segura. Una misión de este tipo consta de varias fases: primero, se necesita identificar el meteorito objetivo. Posteriormente se enviará una sonda no tripulada para cambiar la trayectoria del astro, para finalmente enviar una tripulación que pueda obtener muestras del meteorito y traerlas de vuelta a la tierra.

Pasos a seguir

Para la primera parte de la misión, NASA piensa utilizar a WISE, un telescopio que durante el 2009 creó una imagen infrarroja del 99% del cielo visible, y que posteriormente en el 2012 trabajó cuatro meses continuos en la identificación de NEOs, u objetos cercanos a la tierra (near earth objects).

Para la segunda fase, NASA creará una sonda que enrollará el asteroide en una “bolsa” para cambiar su trayectoria. Esta envoltura aún no se ha desarrollado, pero hay que considerar que se está pensando en asteroides de tamaño pequeño, lo que facilitaría su construcción.

Para finalizar, NASA enviará tripulación al asteroide en una cápsula Orion, que puede llevar un máximo de cuatro astronautas, los cuales deberán traer de vuelta a la Tierra muestras que permitan conocer al objeto de mejor manera. El objetivo es aprender de su composición para poder lidiar con asteroides de mayor tamaño, pero también se utilizará esta información para aprender un poco más de la formación del universo.

Pero en este proyecto también se quiere poner a prueba la actual capacidad de exploración, de miras a otros objetivos como la luna Europa, satélite natural de Júpiter que hoy por hoy es el lugar con más probabilidades de albergar vida en el sistema solar.

Pese a que aun no hay fecha de inicio de la misión, es interesante considerar la actividad y las metas propuestas por las agencias espaciales del mundo. Desde una nueva misión a Marte para el 2020 hasta su colonización, o explorar y censar todas las estrellas de la vía láctea, son objetivos ambiciosos que hablan sobre cuanto podemos aprender del infinito universo en el que existimos, pero también de que mientras más conocemos más nos damos cuenta de lo pequeño que somos.

Link: NASA