La silenciosa revolución de Google Fonts

La silenciosa revolución de Google Fonts

Google ha revolucionado y democratizado el diseño web de forma gradual gracias a Google Fonts, que ofrece tipografías gratis y hospedadas por la propia Google a cualquier diseñador profesional o novato.

Hace tres años, Google decidió cambiar el diseño de Internet. Para ello lo que ofreció fue una página donde cualquier diseñador o cualquier webmaster podría usar unas tipografías diferentes a lo que se había usado hasta el momento, haciendo que los diseños pudiesen ser distintos y que se pudiese jugar más con las letras y el diseño de una web.

Durante décadas, desde la introducción de las primeras tipografías en el original Macintosh en 1985, todas las fuentes que podías ver en tu pantalla mientras navegabas por internet estaban limitadas a las que tenías instaladas en tu propio PC. Esto significa que si en un PC se diseña una web con una tipografía que tu no tenías, leerías el texto con una tipografía diferente predefinida por el diseñador.

Al diseñar una web mediante una técnica de CSS (Cascading Style Sheet) llamando al elemento “Font-family”, un diseñador podía definir que tipografías se mostrarían a falta de que una de ellas no estuviese instalada.

Durante décadas en el diseño web, se han usado principalmente tres tipografías: Arial, Helvetica y Verdana en las tipografías llamadas “sans-serif” y Georgia para las tipografías “serif”.

Un diseñador podía definir alguna tipografía que se encontraba en un sistema operativo, por ejemplo, era común que se definiese en este mismo elemento la tipografía “Lucida Grande” o “Lucida Sans”, tipografías predefinidas en equipos Mac. En cambio, los diseñadores para intentar que la experiencia fuese idéntica en la medida de lo posible, usaban tipografías presentes en equipos Windows porque es donde la mayoría de usuarios están navegando, estas son por regla general Arial, Vedana y Georgia.

En 2010, Google durante Google IO presentó Google Font API y Font Directory, donde se ponía a disposición de los diseñadores un buen puñado de tipografías gratuitas y hospedadas por Google que cualquiera podía usar. Más tarde el proyecto se renombre como Google Fonts.

Typekit

Google no empezó la revolución, si tenemos que señalar a un servicio que inició una verdadera revolución en el diseño web es sin duda Typekit, fundado en 2009 por parte del equipo que diseñó Google Analytics. Estos aventureros tenían en mente una idea brillante, que con un simple código insertado en tu web y con la selección de algunas tipografías puedes hacer tu web mucho más bonita.

Typekit nació con una idea de negocio muy simple, ofrecen algunas tipografías gratis, pero con una gran librería de tipografías de pago ya que tienen que pagar unas licencias, normalmente bastante caras. Todos los grandes diseñadores webs quedaron asombrados con lo que se podía hacer con un conjunto de tipografías en diseño, acabando siendo uno de los servicios más importantes para un diseñador web.

El 80% de lo que será tu proyecto está en la elección de la tipografía.

Adobe adquirió en octubre de 2012 la empresa, añadiendo a su catálogo la gran mayoría del increíble catálogo histórico de tipografías Adobe.

Beautiful Web Type

Google democratiza la tipografía

Google ofrece en Google Fonts un buen catálogo de tipografías, entre las que la verdad, existen muchas que un buen diseñador jamás usaría para una web, pero otras que se han convertido casi en un estándar.

Open Sans es la tipografía más usada en esta plataforma, en un año Google ha servido  cerca de 89.000 millones de visualizaciones. Droid Sans es la segunda tipografía más usada, ambas de Steve Matteson, la cual en un año ha servido 26.418 millones de visualizaciones.

Google Fonts

Google ha democratizado las tipografías online, haciendo que sea muy sencillo insertarlas en el código de una web y poder editar su diseño basándose en ellas. Y se pueden hacer cosas muy bonitas con ellas, tan solo se necesita tener un poco de estilo. Un buen ejemplo es Beautiful Web Type, pero es en la imaginación del diseñador donde está el límite de como componer un diseño con estas fuentes.

Silenciosamente, poco a poco, así es como Google ha permitido que las webs ahora tengan una mejor tipografía y poco a poco sea un nuevo arte que manejar a la hora de plantear un diseño.