La magia del X8 de Motorola

La magia del X8 de Motorola

por

Un breve recorrido por el procesador que promete un rendimiento pocas veces visto.

Desde hace algunos días el procesador X8 de Motorola ha estado en la palestra debido a rumores que lo sitúan como uno de los SoC más poderosos y optimizados que se haya visto en el mercado Android.

Uno de los grandes méritos en la construcción de este procesador es que fue “hecho en casa”, es decir especialmente a la medida.

Se espera que no solamente esté disponible para el Moto X, sino que también en el resto de la línea DROID.

La arquitectura recién presentada del procesador no deja de ser interesante, pues está pensado netamente para que los demandantes servicios (éntiendase Daemons) de Android tengan un lugar especial a usar en el procesador. Un claro ejemplo de lo anterior es que el SoC tiene dos DSP (microprocesadores digitales de señales), de los cuales uno de ellos permitirá que el teléfono pueda estar siempre escuchando lo que se traduce en poder usar Google Now sin que el rendimiento de la batería se vea —prácticamente— afectado.

El resto del SoC se basará en un Snapdragon S4 Pro precisamente en la versión que posee una CPU Dual-Core que corre a 1.7 GHz y un Adreno 320 como GPU anfitrión (de 4 núcleos).

Por lo tanto, por simple matemática nos queda: 2 Núcleos de CPU + 4 Núcleos de GPU + 2 DSP = 8 Núcleos. Es precisamente así como Motorola venderá el X8, aludiendo casi a una cuestión sicológica que nos hace pensar que más núcleos es mejor.

Sin embargo Motorola no tiene ánimo de engañarnos, porque la magia no está en los núcleos ni en la frecuencia de estos, sino que en la optimización que estos tienen. De hecho no sería novedad que te sorprendieras que esté basado en un SoC lanzado en el segundo trimestre del 2012.

La magia estaría en las optimizaciones hechas al procesador así como también las mejoras hechas en el código de Android, tales como un supuesto “cambio de sistema de archivos” y la implementación de mejoras en la máquina Dalvik. Lo anterior sumado a la puesta en marcha de los dos DSP que tienen como misión administrar la parte vegetativa del teléfono traerán una gran mejora en el rendimiento de la batería así como también en el desempeño de la multitarea y el tiempo de ejecución de las aplicaciones. Es válido recordar que Motorola lleva más de 80 años en lo que respecta a desarrollo de los DSP, por lo tanto la ingeniería ha sido catalogada como única.

Link: PCMag