Kudo: Enseñando idiomas a niños pequeños [FW Startups]

Kudo: Enseñando idiomas a niños pequeños [FW Startups]

Una aplicación interactiva y cuyo contenido se adapta a las habilidades del estudiante.

Aplicaciones para que los niños aprendan hay muchas, pero no siempre hay seguridad sobre cómo funcionan o cuán efectiva o seria es su metodología. Cynthia Rajchman es psicóloga infantil y Shlomy Kattan es investigador de aprendizaje de idiomas, y juntos decidieron crear Kudo, una app para que los niños puedan aprender un segundo lenguaje.

“Constantemente nos preguntaban sobre programas de aprendizaje ya que los programas existentes eran inadecuados e ineficaces. Una noche, durante la cena, pensamos que tenía que haber una mejor manera de enseñar un segundo idioma, por lo que decidimos crear una solución de la cual nos podamos sentir orgullosos”, explica Cynthia.

Optaron por crear una aplicación que fuese interactiva y cuyo contenido se fuese adaptando a las habilidades del estudiante. Aunque hoy se está desarrollando una versión para enseñar inglés y español, hay planes para incluir portugués, chino mandarín y otros idiomas en el futuro. El proyecto ya recibió el apoyo de StartUp Chile y se encuentran en proceso de levantar una ronda de capital semilla de US$250.000.

FW – ¿En qué plataformas estará disponible Kudo?

Cynthia Rajchman – Kudo está en su versión beta, disponible en iOS para el consumidor final, y en Android para instituciones educativas. Sin embargo, estamos considerando otras plataformas móviles también.

FW – ¿Será de pago?

Cynthia Rajchman – Con consumidores tenemos un modelo freemium: la primera lección es gratis y las subsiguientes cuestan USD$4.99. Luego de tener más cantidad de contenido, planeamos vender una suscripción mensual a USD$3.99. En cuanto a la venta institucional, vendemos licencias anuales por alumno.

FW – ¿Se requiere de un apoyo adicional (profesores, padres bilingües) o basta la aplicación para aprender?

Cynthia Rajchman – El desarrollo del programa está basado en años de investigación. Nuestros tres pilares pedagógicos son: 1. Aprendizaje contextual; 2. Andamiaje; 3. Entretenimiento. Esto quiere decir que entendemos que un idioma no se puede aprender con palabras sueltas, sino en contexto. La repetición de frases y palabras se hace en diferentes contextos y modalidades, a diferentes ritmos, y en diferente orden.

Entendemos que el nivel de frustración aumenta si el niño no entiende lo que está pasando, por lo que es importante basarse en la lengua madre e ir construyendo y aprendiendo desde ese lugar. Nuestro sistema de andamiaje va reconociendo las capacidades del niño, y se va adaptando a su nivel ofreciendo progresivamente más porcentaje del idioma a aprender. Por último, creemos que la mejor forma de aprender es jugando, por lo que nos aseguramos que el contenido del programa sea muy entretenido para que tanto niños como sus familiares puedan ir aprendiendo juntos.

En cuanto a la intervención del adulto, niños de tan sólo 20 meses han mostrado una gran facilidad e intuición al utilizar el programa. Sin embargo, consideramos importante que si el adulto lo desea, pueda estar involucrado en el proceso de aprendizaje del niño. Con este fin, hemos creado un sistema para seguir el progreso del niño y enviar un informe al adulto. Consideramos que el proceso de aprendizaje de un idioma, especialmente al tratarse de niños, se hace en sociedad, por lo que fomentamos la participación del adulto en el proceso de aprendizaje.

FW – ¿Qué ha sido lo más difícil para sacar adelante el proyecto?

Cynthia Rajchman – La creación de Kudo ha presentado una variedad de desafíos, tanto técnicos, como creativos, como logísticos. Hemos tenido que aprender, inventar, e improvisar para poder lograr que todo funcione bien. Por ejemplo, para lograr que el contenido sea adaptativo, tuvimos que crear una nueva forma de mostrar los videos tanto en iOS como en Android, una solución que llamamos Adaptive Seamless Video Playback (ASVP).

Probablemente el desafío más grande ha sido crear contenido divertido y entretenido, sin sacrificar la efectividad pedagógica. Encontrar un balance en “edutainment” no es tarea fácil. ¿Cómo se hace para crear algo que a los niños los entusiasme y los enganche, sin focalizarse exclusivamente en eso mismo que los atrapa?

Pienso que hemos hecho un buen trabajo encontrando ese balance. La respuesta de los niños utilizando el producto beta ha sido positiva, tanto en términos de entretenimiento como también de aprendizaje. Padres y madres están reportando que los niños piden el programa, y su rendimiento mejora cada vez que lo usan.

Link: Kudo