[metroimage ids=”38-148799,38-148801,38-148804,38-148807,38-148809,38-148812,38-148814,38-148817,38-148819,38-148822,38-148824,38-148827,38-148829,38-148832,38-148834,38-148836,38-148839,38-148842,38-148845,38-148846″ imagesize=”large”]

Diablo III para consola – A primera vista

Es el mismo juego, con las mismas misiones y mapas, pero reinventado para el jugador consolero.

Ver Diablo III corriendo en una consola es una especie de sueño hecho realidad, y es que no es solamente el hecho de ver el juego como tal en un PlayStation 3 o Xbox 360, sino también el saber que Blizzard está de regreso en el mercado de las consolas y que además tiene en mente al videojugador latinoamericano. Sé que a muchos de los fanáticos de la serie no les importará que el juego salga en una versión simplificada, pues ya lo tienen en su PC desde hace mucho, pero créanme que la experiencia es muy agradable.

Toda la diversión y cero complicaciones

El juego se siente más como una gran aventura que como un juego de estrategia en tiempo real. Gracias a la simplificación que tuvieron las versiones de consola, ahora pasaras menos tiempo en el menú y más tiempo pateando traseros de tus enemigos en el campo de batalla. Un ejemplo de esto es el acceso rápido a los ítems desde del pad digital, pues en lugar de pausar y revisar objeto por objeto, basta con presionar hacia arriba o abajo en el pad para equipar o descartar ítems de forma inmediata.

Esto sirve para dos propósitos: primeramente el hecho de privilegiar la acción sobre la estrategia, y en segundo lugar, el no estropear al experiencia de los otros jugadores que estén jugando contigo al mismo tiempo.

Obviamente, el control hace una diferencia importante comparado a la versión de PC. Gracias al stick análogo izquierdo tienes una respuesta precisa e inmediata por parte de tu personaje, algo que antes solo el mouse podía presumir de ofrecer. Con el stick análogo derecho haces algo todavía mejor, que es esquivar los ataques de los enemigos. En conjunto, ambos sticks te permiten acercarte lo suficiente para acatar a los enemigos y al mismo tiempo escapar rápidamente si te ves rodeado o estas a punto de morir.

En el control ocupas prácticamente todos los botones disponibles para acatar, usar magias, colocar ítems consumibles y otras opciones. Aquí nada se desperdicia y se aprovechan los recursos disponibles para mejorar la experiencia.

El nuevo modo multijugador

Unas de las nuevas adiciones a este modo es el poder compartir la misma pantalla con otras tres personas de manera local. Basta con llegar, integrarte a la partida en curso, presionar start y listo, ya estarás ayudando a tu amigo a patear traseros satánicos en el juego.

Afortunadamente, la facilidades del modo local también se aplican para el modo online, ya que pueden estar tres personas jugando en una misma consola y agrear una cuarta a distancia desde cualquier parte del mundo. La idea es que puedas participar de la acción de inmediato y que con la misma facilidad con la que te uniste puedas salirte sin importar si estás en la misma sala o a 1,000 kilómetros de distancia. Un detalle que le da buen reto al juego es que mientras más personas estén jugando más difícil se volverá la situación, aunque el nivel se balancea de manera adecuada para evitar convertirse en una experiencia frustrante.

Gráficos y pantalla

Diablo III en consola no se ve tan bien como su homónimo en la PC corriendo a la mayor resolución posible con las texturas y efectos al máximo; sin embargo, conserva un buen nivel de detalle en los escenarios y varios enemigos.

Algo que cambió radicalmente fue el HUD para cada jugador. En lugar de tener a tu disposición toda la parte inferior de la pantalla, solo tienes un pequeño espacio en una de las esquinas con los indicadores básicos para tu HP, MP y configuración actual de los botones. Cada esquina corresponde a un jugador y la razón por la que ha quedado tan minimalista es permitirle a los jugadores tener la mayor cantidad de área disponible para ver la acción.

Unas por otras

Algo que los fans están reclamando un tanto es la ausencia de la casa de subastas. Si bien esta opción en la versión de PC fue bastante útil para conseguir ítems raros en un principio, los mismos desarrolladores explican que sería difícil implementarla en la versión de consola ya que los jugadores no pasarían la misma cantidad de tiempo conectados a internet.

Sin embargo, no todo está perdido. Parte del rebalanceo del juego es la de otorgar menos cantidad de ítems pero elevar la calidad de los mismos; es decir que ya no aparecerán tantos objetos por recolectar, sino que habrá más cosas que valgan la pena. De hecho, parte del reto del juego consiste justamente en poder obtener esos ítems de leyenda por tus propios méritos y no por subasta.

Pensado en el mercado latino

Como les reportamos durante la conferencia de PlayStation Latam desde E3 2013, Blizzard lanzará al mercado latinoamericano una versión especial que incluye el juego, un control Dual Shock 3 y tres stickers para decorarlo a voluntad.

Adicionalmente, Blizzard lanzará una campaña publicitaria en la región para impulsar las ventas del juego, y aunque no podemos discutir mucho sobre el anuncio de TV que saldrá al aire próximamente, si puedo decirles que es bastante creativo y divertido.

El juego saldrá a la venta el 3 de septiembre, y en verdad que no podemos esperar más para tener la versión final en nuestras manos (particularmente la versión de PlayStation 3, que incluirá algo de contenido adicional exclusivo). Mientras llega el día de lanzamiento, los dejamos con algunas imágenes del juego.