Con frecuencia particular de radar descubren cañón en Groenlandia

Con frecuencia particular de radar descubren cañón en Groenlandia

por

Gracias a la lectura de una longitud de onda particular de radar, se encontró escondido, debajo de la capa de hielo de Groenlandia, un gran cañón de más de 700 Km de longitud, y de hasta 800m de profundidad en algunos puntos.

Investigadores de la Universidad de Bristol anunciaron en la revista Science, el hallazgo de un gran cañón debajo de una capa de hielo que cubre Groenlandia. El cañón es de al menos 750 kilómetros de largo y de 800 metros de profundidad en algunas partes. Su tamaño está siendo comparado con el Gran Cañón en Arizona.

Los científicos creen que el cañón es anterior a la capa de hielo que lo ha mantenido oculto del mundo.

“Con Google Streetview disponible en muchas ciudades de todo el mundo y con los mapas digitales para todo, desde la densidad de la población hasta la felicidad, se podría suponer que el paisaje de la Tierra ha sido plenamente explorado y cartografiado.

Nuestra investigación muestra que todavía hay mucho por descubrir”, dijo en un comunicado de prensa, Jonathan Bamber, profesor de la Escuela de Ciencias Geográficas, y autor principal del estudio de Bristol.

El cañón no puede ser visto a simple vista. Los científicos hacían mediciones desde hace varias décadas con datos de radar aerotransportados. Estos datos fueron recogidos por la NASA y los investigadores del Reino Unido y Alemania.

El equipo analizó los datos de las ondas de radio que rebotaban en el lecho de roca debajo de las capas de hielo, en una frecuencia que no detecta hielo. Algo que no se les ocurrió antes.

Los datos de la investigación sugieren, que la estructura serpenteante del cañón ha servido como un embudo para agua de deshielo, haciéndola fluir desde el interior de la capa de hielo de la costa de Groenlandia.

La estructura bien organizada del flujo de agua de deshielo, sería un descubrimiento importante porque podría ayudar a predecir escenarios similares, teniendo en cuenta el clima que se calienta produciendo más agua derretida.

Es curioso que una cuestión de diferenciación de frecuencias de longitud de onda, haya sido la clave para realizar una mejor lectura de radar y obtener una información, aparentemente oculta.

Link: NASA

También puedes comentar en nuestro foro.