Cómo evitar la compresión JPEG cuando compartes internet con tu móvil

Cómo evitar la compresión JPEG cuando compartes internet con tu móvil

por

Muchas compañías usan estos recursos para evitar el consumo rápido del plan de datos y evitar saturaciones en el servicio.

Si acostumbras a fijarte en los detalles probablemente hayas notado que cuando usas tu teléfono como modem, al buscar fotos o navegar por sitios conocidos, la calidad de la imagen baja notablemente.

En algunos paises los operadores tienen protocolos que comprimen todos los datos que llegarán a tu computador al usar tu teléfono como modem (o navegando desde el mismo equipo). Por lo menos he podido apreciar que el criterio para usar menos ancho de banda va en comprimir todas las imágenes cuya extensión sea .JPEG, no así las que están en PNG, TIFF, RAW. He comprobado que hasta hace algún tiempo la compresión de las imágenes llegaban a comprimirse en un 40% en cuanto a calidad (optimización JPEG 60%), el tamaño también se veía adulterado por lo que si me enviaban por mail una imagen de 200KB, terminaba recibiendo un archivo cercano a los 48KB.

Lo anterior sucede indistintamente de los puertos y protocolos de seguridad que estés usando, da lo mismo si estás usando tu mail vía IMAP, si estás navegando bajo una dirección HTTPS o estás conectado a tu host vía FTP. La mala noticia es que no solo afecta a los datos bajados, sino que también a los datos subidos, eso lo pude comprobar hace unos meses cuando intenté subir unas fotos a un servidor de Amazon y figuraban con muchos menos KiloBytes de los que originalmente figuraban en mi disco duro.

Evitar la compresión de imágenes mediante navegador es relativamente sencillo, tan solo hay que modificar las cabeceras de los sitios web. Hoy en día cualquier navegador basado en web-kit permite modificar las cabeceras y ejecutarlas en tiempo real, sin embargo si no eres un conocedor de la materia lo que puedes hacer es usar Firefox y bajar una extensión que se llama Modify Headers. Acto seguido agregas las siguientes cabeceras para que sean añadidas (herramientas > complementos > extensiones > seleccionas Modify Headers > preferencias) :

pragma: no-transform

cache-control: no-cache

Lo primero da la instrucción de no transformar las imágenes que puedan pasar por un proxy, y la segunda da la instrucción de que no se acuda al caché.

…y listo. Nunca más imágenes comprimidas, por lo menos desde Firefox.

Si conoces otro truco, por favor déjalo en los comentarios.