Una mirada a Project Logan: La promesa de tener gráficos de consola en los móviles

Una mirada a Project Logan: La promesa de tener gráficos de consola en los móviles

Éstos son los detalles del nuevo proyecto de NVIDIA, el que busca adelantarse varios años al resto de la industria en términos de rendimiento 3D para videojuegos en smartphones y tabletas.

Un par de días atrás, NVIDIA mostró al público en vivo y en directo el fruto de los más recientes trabajos que realizan para plataformas móviles: Project Logan. La idea detrás de este proyecto es cambiar el paradigma de lo que se conoce hoy como gráficos para smartphones y tabletas, llevando el rendimiento más allá de lo que nos podemos imaginar.

Y es que las promesas de NVIDIA el día de la muestra al público fueron muchas. “Una revolución similar a la de la GeForce 256 hace 14 años atrás”, se dijo en su momento, añadiéndose gráficos y diapositivas que mostraban a los asistentes a la conferencia cifras difíciles de creer, donde se entendía que Project Logan era una tecnología siete años adelantada a su época.

El objetivo acá es entregar rendimiento 3D a smartphones y tabletas que iguale –e incluso supere– a las consolas de videojuegos modernas, como la XBOX 360 o PlayStation 3. Es una vieja promesa que la industria tecnológica nos levantó hace años y que ahora parece haberse hecho realidad.

¿Qué es project Logan?

La compañía presentó Project Logan como un gran avance en términos de rendimiento gráfico, aquel que servirá para mover con más rapidez aplicaciones que exijan 3D intensivo como los videojuegos de última generación. Pero la tecnología es mucho más que eso: se trata de una completa plataforma de hardware que reúne procesador central (CPU) y procesador gráfico (GPU), basando este último en la arquitectura Kepler para tarjetas de video NVIDIA.

Y es que la empresa tomó prestada dicha arquitectura desde la gama más alta de chips gráficos que están disponibles hoy en día para computadoras de escritorio y notebooks, en busca de aprovechar los avances más salvajes que corren en PCs de gran tamaño y llevarlos a los dispositivos móviles como smartphones y tabletas.

Aspectos básicos

Como ya dijimos, el martes 23 de julio durante una conferencia privada en un evento organizado por la SIGGRAPH, NVIDIA mostró por primera vez al público una plataforma de hardware hecha bajo Project Logan funcionando en tiempo real, con el objetivo de ejecutar pruebas de rendimiento y exponer las posibilidades de esta nueva tecnología.

Primero, por el lado de la CPU no hay mucha novedad que contar. Se vieron chips basados en la arquitectura ARM Cortex-A15 que según se especula, tendrán cuatro núcleos de rendimiento más uno adicional para tareas de bajo consumo energético, ayudando a conservar la vida de la batería.

Ya en el lado interesante, se ve que el chip gráfico consta de una sola unidad basada en Kepler, siendo suficiente para albergar 192 CUDA cores o núcleos gráficos de propósito general. En comparación, la plataforma NVIDIA Tegra 4 posee un chip gráfico con 72 CUDA cores, y aunque el avance a 192 es importante, no es lo esencial a la hora de entender por qué el rendimiento de la plataforma es exageradamente superior al visto en Tegra 4… lo importante es la arquitectura Kepler.

Pruebas de rendimiento

Lo primero que se clama es que una GPU Logan en una tableta supera fácilmente el desempeño de una consola de videojuegos Sony PlayStation 3 e incluso de una tarjeta de video NVIDIA GeForce 8800 GTX para PCs de escritorio, la que el día de su lanzamiento a finales del año 2006 tenía un valor de USD$600.

Aterrizando este resultado, el que obviamente es teórico y además provisto por la misma compañía fabricante, vemos que es más de cinco veces superior al visto en el chip gráfico del Apple iPad 4 (PowerVR SGX 554MP4), con la GPU Kepler andando a una frecuencia de 1GHz, lo que es bastante considerando su uso en tabletas y posiblemente smartphones.

Llevándolo a un plano más realista, incluso si cortamos por la mitad la frecuencia de funcionamiento del chip gráfico a 500MHz alcanzaríamos un rendimiento ligeramente superior al del PlayStation 3, revelando una aparente flexibilidad muy positiva para que los fabricantes utilicen Logan a placer.

Para entender este rendimiento brutal, hay que saber que no sólo la cantidad de CUDA cores definen el potencial de la plataforma, sino que la arquitectura Kepler con que se fabrican las GPU de Project Logan es el secreto. Porque claro, mientras más reciente la arquitectura, es decir, la forma y los métodos en que están dispuestos los transistores y otros componentes en el microchip, mejor será el desempeño y este sentido Kepler es lo más moderno que hay en gráficos para PCs de escritorio, por lo que su llegada al área de los móviles no podía ser menos que excepcional.

Soporte para tecnologías de software

También es muy importante destacar el soporte para tecnologías que se mueven en el mundo del software, es decir, librería y plataformas de desarrollo que corren sobre el chip gráfico y que de tener soporte para él, extienden la compatibilidad de videojuegos y programas que dependen de ellas a mayor cantidad de dispositivos.

Por este lado sorprende la inclusión de Microsoft DirectX 11 y OpenGL ES 3.0, dos tecnologías de última generación que se utilizan en el desarrollo de software para PCs de escritorio, en algo que ninguna otra plataforma para equipos móviles puede ofrecer actualmente. Esto significa que los juegos basados en DirectX hasta la versión 11 serán fáciles de adaptar a los sistemas operativos móviles que hagan uso de un chip Logan, seguramente extendiendo el catálogo de títulos 3D premium después del lanzamiento del producto.

¿Cómo y cuándo llegará al mercado?

Si bien no existe un plazo definido en piedra para el lanzamiento de Logan al mercado, NVIDIA se propuso tenerlo listo durante los próximos 12 meses, lo que abriría las puertas a que los fabricantes y ensambladores de smartphones y tabletas adopten el chip a placer en sus creaciones.

Esto abre un segundo margen de tiempo antes de tener dispositivos finales en las manos de los consumidores, ya que dada la flexibilidad de Logan para cumplir según las necesidades de cada fabricante, existirá un lapso de meses considerable antes de que se estrene algún equipo en las vitrinas. Calculamos que a finales de 2014, es decir, para las fiestas navideñas de ese año, saldrán los primeros dispositivos con el resultado de Project Logan en su interior.

Por un camino completamente aparte está el tema de las licencias. Porque NVIDIA recientemente anunció que en el futuro licenciará su arquitectura para chips gráficos a otros fabricantes, tomando un camino muy parecido al de ARM y los procesadores centrales: diseñar los planos y optimizaciones para vender la licencia y dejar que otros fabriquen los chips a su medida.

Esto será muy bueno para el consumidor, ya que se verá mayor variedad en un amplio catálogo que usará la misma tecnología, pero mejorada según requiera cada compañía, en lugar de un único portafolio de chips manejados 100% por NVIDIA.