[metroimage ids=”38-147255,38-147257,38-147261,38-147263,38-147265,38-147267,38-147271,38-147272,38-147273,38-147274,38-147277,38-147279″ imagesize=”large”]

Halo: Spartan Assault [NB Labs]

La experiencia Halo, desde una nueva perspectiva, hace su primera aparición en tablets y teléfonos.

Plataformas: Windows 8, Windows 8 RT, Windows Phone 8
Desarrollador: Vanguard Studios, 343 Industries
Distribuidor: Microsoft Studios
Precio: USD $6.99

Tuvo que pasar aproximadamente una década para que Microsoft decidiera lanzar un Halo para PC; sin embargo, éste no es el mismo Halo que todos conocen, sino una versión menos apegada a las raíces como shooter, donde debemos controlar a dos Spartans en medio de una aventura. Así mismo, acompañan una versión idéntica para tabletas con Windows 8/RT y teléfonos andando bajo Windows 8 Phone. Con ustedes, Halo: Spartan Assault.

Halo como nunca y siempre lo has visto

En sí, Halo: Spartan Assault es como cualquier otro Halo pero con una simpleza evidente: un ángulo de cámara superior, microtransacciones, una historia relativamente interesante y misiones breves; básicamente, un paquete más comprimido. Si bien corre hasta en computadoras humildes, tuve un par de problemas de rendimiento cuando el juego pasó a segundo plano en mi equipo con Windows 8.1, además de un reinicio forzado – comprensible considerando que la actualización está en modo beta. Por el lado de los gráficos y el sonido, sigue siendo el Halo que conocemos, con las explosiones, los Covenant, las balaceras y todo efecto de producción familiar a la saga.

Para los jugadores que ya han jugado títulos anteriores de Halo, especialmente los fanáticos que saben todo lo que ha ocurrido fuera de la serie de juegos, Spartan Assault ofrece una perspectiva más interactiva del conflicto. Por otro lado, quienes nunca han tocado Halo o ya llevan años sin volver empuñar el característico rifle de asalto MA5B puede que sea un terreno anómalo. En este título, situado entre Halo 3 y Halo 4, una invasión Covenant llega al planeta Draetheus-V y es responsabilidad de los Spartan Davis y Palmer repeler. A la usanza de la serie en el aspecto narrativo, la gracia es que el planeta no es cualquier otro, pues esconde un artefacto Forerunner muy cerca. Suena algo contraproducente que esta historia sólo la podamos revivir a través de una especie de entrenamiento virtual, pero no deja de ser medianamente interesante.

Realmente se apreciaría algo más de participación de los Spartans en forma de diálogos o algo parecido para no perder tanta pista entre misión y misión, cuyas únicas introducciones son dos párrafos y algunas cinemáticas. Como siempre, se destaca el doblaje en español latinoamericano, acercando un poco más el juego al usuario que de costumbre, pero esos no son todos los detalles. Algunas animaciones se notan cortadas, existe algunos problemas con los sonidos también si sueltas el click demasiado pronto, y de vez en cuando el Spartan se queda caminando. Son detalles después de todo que aparecen durante los primeros minutos de la puesta en marcha y que no logran una buena impresión.

Las partidas que ofrece Spartan Assault difícilmente se extienden a más de 4 minutos de extensión, sin ninguna oportunidad para salvar, por ende si pierdes al final tendrás que comenzar todo de nuevo, sumando puntos a una potencial frustración. Todas estas misiones, que acontecen en mapas pequeños pero de gran variedad, suman 25 en total. Al principio es relativamente fácil pero los desafíos van escalando en número de enemigos. La inteligencia artificial no se opone con dificultad en las primeras misiones, menos los tipos de enemigos que te encontrarás, pero emulan bastante bien sus contrapartes de Xbox 360. La dificultad sube bien a medida que vas avanzando principalmente por la adición de los nuevos y característicos enemigos de la serie y las munición que encuentras.

Sin control de la situación

Lo que sí se lleva el punto negativo es el control. Se extraña el nulo soporte para el control de Xbox 360, pero por lo menos está la promesa de integrarlo más tarde. Lo cierto es que con el teclado y el ratón Spartan Assault sufre un poco más de la cuenta. Es cosa de pasar un rato por el tutorial para notar que el juego se podría jugar muy bien con palancas análogas. Con una inflexible configuración del teclado como recordatorio es fácil decir que la experiencia puede caer mejor en los tablets o los teléfonos, donde el juego presenta el típico joystick virtual. La configuración WASD para moverse y el uso del puntero para apuntar dónde disparar no es de las mejores implementaciones que hemos visto.

Otro punto negativo que se lleva el juego es es por las forzadas microtransacciones. No se puede conseguir las otras dos mejoras para las armas y habilidades de armadura si no es pagando sumas prácticamente impresentables que equivalen a comprar otro juego en la tienda. En ese caso, para qué molestarse. Ni si quiera las Calaveras, que sirven para multiplicar la experiencia a cambio de añadir algunas dificultades, ofrecen una forma de sopesar este problema que se agrava con el precio “premium” que tiene Halo: Spartan Assault en la tienda. Considerando lo que ofrecen las entregas mayores, se extraña algún apartado multijugador más activo que una tabla de líderes, o algo más elaborado que desafíos de actualización semanal para lograr más experiencia.

Potencial para ser Halo

Es un agrado que Halo: Spartan Assault llegue a Windows 8/RT y Windows 8 Phone, con sincronización en tus dispositivos – de hecho pude seguir mi travesía en otro PC con Windows 8. Aunque se convierte en uno de los juegos de mayor producción disponibles en la plataforma de Windows, realmente se agradecería un poco más de pulido y más características considerando que está en la cima del mercado actual. Es un juego con muestras de gran potencial pero que algunas malas decisiones y detalles no lo dejan brillar como debería ser un título con la marca Halo. Mientras tanto, lo recomendable es esperar a ver cómo evoluciona con su contenido; si Microsoft lo quiere, Halo: Spartan Assault puede convertirse en uno de los juegos insignia de Windows.

Lo imperdible

  • Sigue el espíritu Halo
  • Varios niveles cortos que progresan bien en dificultad
  • Sincronización en varios dispositivos con Windows 8
  • Buenas gráficas, corre en computadoras no tan poderosas

Lo impresentable

  • Microtransacciones carísimas y forzadas para algunas mejoras
  • No hay multijugador activo de ningún tipo
  • Alto precio en el Windows Store

¿Qué significa ésto?