FIFA 14 - A primera vista #E3

FIFA 14 - A primera vista #E3

Fútbol de siguiente generación.

La presentación de la nueva generación de FIFA está sin lugar a dudas ligada directamente con la introducción del Ignite Engine, el motor sobre el cual se construirán los juegos de deportes de EA Sports. Y dentro de aquel cuarteto, FIFA 14 fue el que más atención se llevó por parte del público que pudo asistir a la presentación en el solicitado booth de EA en el E3.

De entrada, el equipo detrás de FIFA 14 quiere dejar en claro que varias de las mejoras jugables estarán presentes en ambas versiones del juego, tanto de actual como de siguiente generación. Dentro de esto, una de las principales novedades es la forma de controlar la velocidad de los jugadores en carrera, ahora con dos botones: uno para esprintar, otro para frenarse.

Pero lo principal es ver y probar el nuevo FIFA 14 sobre el Ignite Engine. Visualmente, el cambio es notorio especialmente en cuanto a la fluidez de todos los elementos en movimiento en general, desde los jugadores (con animaciónes nuevas y mejoradas) hasta el público que ahora es completamente en 3D y con modelados más en línea con lo que se ve dentro de la cancha.

Lo principal a destacar son las situaciones contextuales del gentío. No hay acciones preprogramadas ni comportamientos aleatorios, sino que todo está diseñado para que el público reaccione a lo que se ve en la cancha. En cierta forma esto ya sucede en las versiones más actuales de FIFA, pero esta vez todo el entorno se ve y se siente algo más cohesionado.

Entrando en el terreno de juego, FIFA 14 tiene una imagen mucho más limpia. Por un lado, dicha limpieza viene dada por la mayor resolución a la que se muestra el juego; por otra parte, el sistema de animaciones saca a relucir todas sus virtudes. No se trata de una revolución respecto a lo que ya se conoce (el actual motor de FIFA no se ve realmente desfasado o añejo), sino más bien de una evolución en todos y cada uno de sus apartados. En general, todos los modelados se ven mucho más reales y llenos de detalles que a día de hoy solo se pueden apreciar en una transmisión televisiva en alta definición.

FIFA 14 se juega básicamente de la misma manera que se viene jugando FIFA desde sus ediciones más recientes. El control tiene muy buena respuesta (lo probamos sobre una Xbox One), y la forma de encarar la acción dentro del campo será familiar para los más asiduos al juego. Como todos los años, los cambios vienen de la mano de los nuevos agregados que para esta edición quedan patentes al ver la forma en que los jugadores saltan a pelear el balón: hasta ahora, las batallas aéreas se daban solo entre dos jugadores (defensor y atacante), pero ahora saltarán varios a cazar un misil aéreo y eso cambia un poco las cosas. Hablando de cabezazos, estos se han renovado y si antes había solo una forma de golpear un balón en el aire -un tiro siempre recto y frontal-, ahora se le podrá añadir más sutileza y cierta curva a voluntad, como si se tratara de una pelota impae3ctada con el pie.

Por último, y en un apartado que venía haciendo agua hace años, finalmente EA Sports renovó la interfaz de los menús del juego. No pudimos meternos demasiado en ésto -la gente de EA nos incentivó amablemente a utilizar la configuración del juego que venía por defecto-, pero a simple vista se ve un diseño mucho más moderno y actualizado. La gestión de los ajustes del equipo y la ubicación de los elementos en pantalla está cambiada casi por completo, en una mejoría evidente con apenas un vistazo rápido.

Va a ser interesante ver lo que hace EA Sports con el FIFA 14 de siguiente generación. El simple hecho de correr sin competencia -Pro Evolution Soccer 2014 no verá la luz en las nuevas consolas- le da al estudio la posibilidad de experimentar sin la presión de un contrincante que le pueda comer un pedazo del pastel. De seguro, este FIFA 14 next-gen será un primer paso, pero el cambio de consolas y de motor no será traumático ni mucho menos: lo que probamos deja en claro que el punto de partida está en la altísima calidad lograda por EA Sports hasta la fecha en Xbox 360 y PlayStation 3.