El incendio del 787 Dreamliner en Londres fue por causa de otras baterías

El incendio del 787 Dreamliner en Londres fue por causa de otras baterías

Sin embargo, esta vez la culpa no recae directamente en Boeing, sino en una compañía externa.

Finalmente, la investigación sobre el incendio del Boeing 787 Dreamliner de Ethiopian Airlines en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, determinó que otra vez unas baterías fueron la causa del incidente. Sin embargo, no se trata de las mismas baterías que dieron problemas hace unos meses atrás, sino más bien de una triste coincidencia.

El organismo a cargo de investigar el incendio descubrió que el transmisor de ubicación de emergencia (ETL por sus siglas en inglés) utilizaba baterías de litio-manganeso. Estas baterías habrían sufrido un desperfecto, generando el incendio y ocasionando que la parte superior-trasera del fuselaje del avión se dañara casi por completo. Eso sí, no está claro si el incendio nació por un problema interno de las baterías, o si hubo alguna causa externa como algún cortocircuito o algo por el estilo.

El ETL del 787 Dreamliner es fabricado por la firma Honeywell, por lo que en este caso el problema no sería culpa directamente de Boeing. Las autoridades recomiendan que Honeywell arregle el sistema lo antes posible, y que además se revise la instalación del mismo ETL en el resto de modelos de aviones que lo utilizan.

Por ahora, parece ser que viajar en un 787 Dreamliner tiene sus riesgos.

Link: AAIB Bulletin S5/2013 (vía The Verge)