Dota 2 [NB Labs]

Dota 2 [NB Labs]

Posiblemente uno de los mejores juegos de estrategia en línea, rico en recursos y siempre diferente. Para rematar, gratis para todos.

Plataformas: PC
Desarrollador: Valve
Distribuidor: Steam (Valve)
Precio: Gratis

Valve no es una compañía que acostumbra lanzar juegos a cada rato o que se salga muy a menudo de los cánones que instalaron con Half-Life y Portal unos años atrás, pero cuando ponen manos a la obra siempre es motivo para estar atentos. Dota 2, su más reciente creación, lleva bastante tiempo en la cocina a pesar de no ser un juego que siga la misma tónica de la acción o la aventura, sin embargo se ha ganado a un gran número de jugadores durante los últimos meses y ha crecido al punto de hospedar un tercer torneo internacional con millonarios premios.

Esto de los juegos MOBA, sigla del anglo Multiplayer Online Battle Arena, tratan básicamente de destruir la base enemiga situada a un costado de un mapa. En Dota 2, que sigue el mismo estilo, controlas solamente a un personaje de características únicas dentro de un equipo de 5 jugadores por lado, cada uno con la oportunidad de mejorar su nivel y habilidades a través de puntos de experiencia. No es algo nuevo, el concepto ganó fama en la época de Warcraft III como mod, durante la década anterior, pero Dota 2 transforma el mismo concepto en un paquete muy completo de alta calidad y completamente gratuito.

¿Es simple el concepto de MOBA? A primera vista sí, hasta que entras a Dota 2. El juego parece sólo ofrecer una repetición visual de una mecánica particular en cada sesión de juego, pero eso es sólo la punta del iceberg durante las primeras partidas. Una vez que de a poco logras asimilar lo que tienes enfrente y cuál rol debes cumplir en campo (dependiendo de varios factores) difícilmente querrás perderte el genial juego que ha manufacturado Valve.

Dota 2, la punta de un iceberg

Hay que admitir de entrada que la presentación de Dota 2 por parte de Valve es totalmente elaborada, por lo que en vez de sentirse como un juego “gratuito” se percibe como un producto que debería tener un precio en alguna parte, pero que por alguna razón no está. Ese precio no involucra la entrada al juego mismo, sino a artículos netamente estéticos con costos variados -algunos asequibles, otros para pensar. Estos artículos también aplican a los couriers (mensajeros) nuevos, comentaristas o incluso nuevas interfaces para el juego. Estos últimos dos puedes compartirlos en una partida para que todos los puedan usar. Casi todo se puede comprar, excepto la posibilidad de tener una ventaja.

Gráficamente el juego no exige demasiado y se ve decente aún en la calidad más baja, pero lo recomendable es siempre tener un chip gráfico reciente para disfrutarlo mejor. Yo lo probé en un equipo con una GeForce 9400 GT, y es el límite de lo aceptable visualmente sin perder tanta fluidez -considerando que estaba conectado a una pantalla 1080p. El sonido es igual de genial, denotando la alta producción en varios rincones. Algo a destacar son las innumerables líneas que suman con cada héroe, además de la integración varios otros comentaristas. Esas son cosas que se agradecen en Dota 2 para no hacerlo sentir una experiencia aburrida después de unas partidas, aún cuando no tengas ninguna moneda en tu cuenta para gastar.

El juego parte con aproximadamente 100 héroes, cada uno a tu disposición con diferentes destrezas, habilidades y roles que los hacen únicos para la partida, por lo que no se puede elegir uno dos veces (y de hacerlo, comienzas con cada vez menos oro). El número suena muy abrumador, sin embargo en la variedad está el gusto. La mayoría tiene un punto fuerte que destaca sobre el resto y habilidades útiles en ciertos momentos lo que obliga a cada personaje a cumplir uno o dos papeles. Hay héroes que son buenos para iniciar una pelea mano-a-mano, llevando al equipo a la victoria a través de batallas lejanas y específicas, mientras que otros son una gran ayuda para apoyar en una riña entre varios y no dejar escape a ninguno… o lo contrario, permitir un tiempo de respiro para recuperar fuerzas. Por lo anterior, es fácil tener en una partida alguna “Némesis”, un jugador que explota la debilidad de tu personaje. Morir a manos de alguien tiene sus problemas si es algo recurrente: mientras más alto sea tu nivel, cuyo límite es 25, más tendrás que esperar para aparecer en el campo de batalla. Caso extremo: 100 segundos.

Las partidas, lejos de ser cortas, tienen una variación de tiempo enorme. Una sesión normal tiende a durar entre 20 y 45 minutos, y realmente son escasas las partidas de poca duración gracias a la falta de experiencia en el equipo del contrario (o tuyo), pero también es raro ser víctima de una incesante guerra sobre la hora y fracción con marcadores apretados. Todo depende de cómo se lleve el juego y cómo se aprovechen las oportunidades. Una vez sufrí una partida de una hora y media, pero ese tiempo se fue volando en Dota 2.

Volviendo al tema de las debilidades y habilidades, estas se pueden tapar en parte o potenciar comprando objetos de diferente tipo. Derribar torres, contrincantes directos o neutrales, o los mismos héroes contrarios, tienen su recompensa en oro, mientras que si mueres se te restará y perderás tiempo para subir de nivel como también generar monedas. Como estarás pensando, el juego tiende a penalizar y premiar de sobremanera, y las malas decisiones tuyas y de tu equipo se pagarán muy caro. La muerte de los héroes es muy importante, su tiempo de ausencia significa que el grupo tendrá menos recursos para defender o atacar, sin embargo es posible “comprar” tu entrada al juego de forma instantánea. El oro aquí juega un papel importante y hay que elegir sabiamente gastarlo o guardarlo antes (o después) que te maten.

Una cosa que agrada del juego y las transacciones dentro de la partida es que hay varios artículos que sirven para determinados momentos y que pueden ser muy útiles cuando observas un patrón determinado. Desde el Guardián Centinela para ver enemigos ocultos al acecho, hasta gemas raras para mejorar tus estadísticas individuales, el juego ofrece varias opciones para contrarrestar las fortalezas de los enemigos o derechamente sacar más provecho de ciertas situaciones. Incluso, puedes “actualizar” objetos combinándolos con otros en algo más poderoso ya avanzado el juego para no dejar mucho oro sin ser utilizado en tu billetera.

Otra capa táctica del juego tiene que ver con el mapa, que siempre es el mismo y por ahora sólo cuenta con el ciclo de día y noche cada 6 minutos (elemento del juego que afecta el rango de visión), y aunque se extraña algo de variedad en este sentido, lo anterior sirve a los novatos para familiarizarse mucho mejor con el juego. Hay varias formas de atacar por la retaguardia, sorprender y pillar a un rival en grupo, lo que da dinámica e inseguridad a un juego que pareces tener tranquilamente controlado. Muchas veces partidos apretados o en desventaja pueden tener un revés crítico en un momento dado. Lo común de cada match es una regla muy simple: mientras más cerca esté el juego de la base contraria, más difícil es batir el reducido espacio de reacción que tienen para dar vuelta las tablas. Al menos que vayan donde Roshan, lo maten, y tengan una gema de resurrección, se la pasen a quien logra hacer más daño e intenten borrar al equipo contrario por algunos segundos para empujar las líneas… Todo lo anterior cobra sentido cuando ya tienes algunas partidas en Dota 2.

¿Eso es todo? No, no todo. Algo que añade aún más profundidad al juego es el robo de muertes o negar torres. Robar muertes es una cosa relativamente injusta: dar la estocada final a un enemigo (o héroe) premia a su victimario más que quien asiste. Por otra parte, negar torres o creeps, esos pequeños duendes que salen de la base, tiende a ser buen punto para evitar que el contrario se lleve todo el oro. Son técnicas poco vistas fuera del mundo profesional, pero válidas para perder poco en vez de perder mucho.

Seguramente ya estarás entendiendo que en Dota 2 la coordinación grupal es sinónimo de éxito, y en eso no te equivocas. Empujar, contraatacar, agruparse, batir por la retaguardia, esperar, encerrar y hacer uso sabio de tus poderes son obligaciones para lograr que no te paseen en una partida. Asimismo, debes de tener presente todo el tiempo el no dejar a un lado las prioridades del juego: batir la base rival y no matar héroes. Lo último es sólo un medio, no un fin. Dota 2 sabe que tener un grupo de amigos es un punto fuerte, y te permite buscar partidas en equipo, hasta la posibilidad de crear tu propia compañía fija para participar en torneos, de los cuales no hay casi ninguno en Latinoamérica de acceso fácil.

Dota 2 es un juego muy sabio y muy bien hecho desde adentro hacia afuera. El problema de las desconexiones, tanto de tus amigos como del rival, está bien solucionado en el marco de lo posible. Si pierdes la conexión con la partida tienes 5 minutos para volver a entrar, de lo contrario arruinas el juego para todos. Pasado el tiempo establecido se toma como abandono y eres puesto en la cola de baja prioridad durante un día o más, lo que significa que te sumerges en una piscina integrada por varios jugadores con los mismos (o más graves) problemas. En otras palabras, tendrás que esperar más tiempo para encontrar con quién jugar y no ganarás puntos en tu perfil.

No es que encontrar una partida sea difícil, para nada. Generalmente la espera para encontrar 9 jugadores más es corta y no demora más de 4 minutos aproximadamente, dependiendo de los modos y las regiones en las cuáles quieras participar. Los modos de juego son simplemente variaciones a la forma de elegir los héroes: desde todos disponibles y en orden de elección, pasando por “al azar” y “por descarte”, hasta uno donde no puedes jugar con los 40 héroes que más hayas jugado como forma de incentivar a los jugadores a no sólo controlar un único personaje, sino a tener a otros que puedan sustituir la primera elección. Más aún cuando miras que el equipo contrario tienes a tu archirival, o que puedes elegir a un personaje que puede explotar alguna debilidad de los contrarios.

Sí, el juego es profundo tácticamente, pero nada que sea difícil de entender. Siempre hay formas de contrarrestar el movimiento del oponente, y generalmente no siempre actualizar una habilidad es prioridad sobre otra. Hay en existencia un tutorial bastante explicativo para los novatos que cumple con enseñar lo básico; sin embargo el paso siguiente está en las partidas contra la computadora, tanto solo como con la ayuda de alguien más, para explorar las diferentes opciones que tienes a tu disposición. Se nota demasiado cuando un jugador no controla bien a un héroe en las partidas en línea, pues toma decisiones estúpidas muchas veces, pero nada que no se pueda mejorar. Aprender a jugar con un personaje es una obligación, y pedir ayuda sobre cómo hacerlo, también, pero no esperes buen recibimiento si entras a una partida pública y das jugo porque no sabes cómo jugar. Si eso no es suficiente, hay pequeñas mini-guías dentro del juego que te pueden ayudar a elegir los mejores ítems y habilidades con tu personaje.

Lo que sí deberás mejorar antes de entrar a cualquier partida es tu precisión y velocidad con el ratón, además de tener dedos buenos para usar los atajos del teclado. La diferencia de un píxel puede ser determinante a la hora de eliminar a alguien o convertirse en carne de presa. De hecho, una vez le hice un ultimate a un creep sin querer queriendo.

Valve es sinónimo de calidad. Punto.

Como les decía unos párrafos más arriba, además de contar con una tienda oficial para comprar artículos netamente estéticos, Dota 2 soporta Steam Workshop para que los creadores de contenido también los pongan a la venta -algo muy parecido a cómo funciona Team Fortress 2. Extendiéndose a ello también se pueden vender las cosas que tienes a un precio módico, comprar llaves para los cofres que ganarás a medida que subas de nivel fuera del juego, o derechamente evitarte la molestia y llevarte los cofres directamente desde la tienda. También estarás ganando cosas totalmente al azar después de finalizar algunas partidas, así que no todo se trata de comprar como otras empresas lo intentan. Es difícil que tengas tanta suerte como para encontrarse con algo poco común, pero el malestar te lo puedes ahorrar comprando en la tienda oficial.

Vestir tu personaje con paquetes completos es algo bastante entretenido. Más de alguna vez recibí complementos por el arco de Drow Ranger. Ver que alguien le dedica algunos dólares a un personaje también sirve para amedrentar al rival: no cualquiera suelta billetes para mejorar un héroe con el que no juega a menudo, ¿cierto?

Hablando sobre la comunidad, Dota 2 te permite puntuar las partidas de acuerdo a qué tan entretenido fue, como también reportar jugadores por su mala o buena conducta. Cansa ver jugadores que piden un pulgar arriba o abajo después de un partido como si el asunto fuera sencillamente porque sí, y lo recomendable es sólo hacerlo cuando sientes que alguien se lo merece, al igual que reportar aquellos que se aprovechan del chat para descargarse contra el resto. Aunque eso sí, los reportes y los elogios tienen un límite.

Dota 2 es bastante flexible a pesar de ser netamente una experiencia en línea, pues depende totalmente de la disponibilidad de la Red Dota 2 para las partidas multijugador. Si no logras conectarte a la red puedes jugar en “Modo sin conexión” para practicar en solitario contra la computadora. En el tema del retardo de la señal, dependiendo de los servidores, puedes tener un ping decente bajo los 100ms, y otras veces tan altos como la parabólica de cordillera. Pero nada afecta severamente la experiencia de jugar Dota 2. Aún cuando no tengas internet por un momento, podrás practicar con algún personaje que no sepas usar. También hay otras cosas buenas por destacar, como la posibilidad de mirar otras partidas mientras esperas en la cola o descargar repeticiones de algunas recientes guerras para luego reproducirlas.

Estoy tirando billetes a la pantalla pero nada sucede

Este nuevo título de Valve prueba que la compañía comandada por Gabe Newell hace rato que capitalizó la estrategia para hacer buenos juegos. No porque tengan los recursos para hacerlo, sino porque tienen la intención de dedicarse a hacer un buen producto y no abusar de los consumidores de ninguna forma, actitud que se replica en la comunidad. Parece increíble que se haya tomado un largo tiempo en Beta para prepararse, pero lo cierto es que el interés por este juego no es sólo porque es Dota 2, sino porque es un juego bien hecho. Es más, las compañías deberían aprender de Dota 2 para sus próximos juegos.

Dota 2 es un título muy complejo, profundo, pero nada que no se pueda aprender en algunas partidas contra personajes controlados por el PC o con algún amigo en línea. Hay cerca de 100 héroes esperando ser elegidos por ti, y no dudo que tendrás a algún favorito (o tu Némesis) al rato de haber empezado. Nunca una partida es igual aunque juegues con el mismo personaje una y otra vez, dado que tus compañeros y los contrarios cambian constantemente. Muchas veces estarás priorizando una cosa por otra. Una vez dominado, como todo juego de estrategia, estarás prácticamente adicto a Dota 2. Y no te costará ni un rábano jugarlo, sino que estarás gastando por ropa como loco. Malditos sombreros.

Lo imperdible

  • Gran trasfondo táctico
  • Nunca una partida es igual a otra
  • Gran número de héroes, todos con sus debilidades y fortalezas
  • Increíble presentación gráfica y sonora
  • Gran gran comunidad y un equipo agregando constantes mejoras
  • Steam Workshop brilla en el tema de las microtransacciones
  • La lista suma y sigue, el 99% del juego está bien hecho.
  • Amable comunidad, más de alguna vez te toparás con gente de buena actitud

Lo impresentable

  • Jugar con gente al azar no garantiza coordinación grupal, frustrando a todos
  • Tampoco que nadie se va a desconectar en medio de una partida
  • A veces te puedes encontrar buscando una partida durante 10 minutos y nada
  • Falta de un tutorial más extenso para entender mejor el juego
  • El mapa es siempre el mismo y no hay cambios estéticos

Lo increíble:

  • Es gratis.
  • Y que estás leyendo esto en vez de jugarlo.

Como una puntuación basada en estrellas no hace justicia a Dota 2,
decidimos optar por una nueva escala basada en Gabens.

¿Qué significa ésto?