Explosión de Pemex: ¿cómo se apagó el incendio en un oleoducto?

Explosión de Pemex: ¿cómo se apagó el incendio en un oleoducto?

El incendio estuvo relacionado a la toma clandestina de combustible.

Durante la madrugada de este domingo se registró la explosión de un oleoducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el municipio de Tonanitla, Estado de México. El incidente no fue causado por obra de la naturaleza, ni casualidad, ni error humano. Se trató de un caso más de toma clandestina de combustible; algo cada vez más recurrente en el país.

Las explosiones en oleoductos están relacionadas con la ordeña de crudo. Esta actividad ilegal pone en peligro a la zona donde se encuentra la toma, ya sea que pase por un campo de cultivo — como este caso en Tonanitla — o cerca de la ciudad o zonas habitadas — como se dio en San Martín Texmelucan, Puebla hace poco más de tres años —. Se podría decir que estas explosiones e incendios revelan la localización de tomas clandestinas.

 

En el caso concreto de Tonanitla, el evento se registró alrededor de las 04:00 horas (México), según vecinos de las zonas cercanas. Al realizar las labores para controlar el fuego se registraron llamas de 25 a 40 metros, lo cual complicó la operación. Protección Civil tardó 5 horas aproximadamente en controlar la situación.

 

¿Cómo se controló el incendio?

Este tipo de incendios son difíciles de controlar debido a la cantidad de combustible que se encuentra en la zona.Por ello, para poder combatirlo, el primer paso implementado fue cerrar el suministro. Una vez que baja la cantidad de combustible, se da paso a los bomberos que, en teoría, están capacitados para manejar una situación estas características.

En entrevista telefónica, el Jefe de Seguridad del Departamento de Seguridad Industrial y Protección contra Incendios de la empresa, Jesús Montaño, confirmó que Pemex “cuenta con un plan de respuesta a emergencia. Con este plan se determina de que se trata el evento; si es fuga, derrame o incendio. Se forma una comanda del incidente y se procede a determinar técnicas de control”.

De acuerdo con Montaño, en el caso de Tonanitla, se procedió a seccionar y cortar el suministro, para bajar la presión. Al cortar esta fuente, baja la cantidad de petróleo y se espera que gran parte del mismo se consuma.

 

Los bomberos efectuaron maniobras de enfriamiento usando agua y esperaron a que se consumiera el combustible acumulado, para después procede a apagar  el fuego con agua, mucha agua. El fuego se controló 5 horas después. Mientras tanto, se extrema el control en la zona para evitar que vuelva a surgir otro incendio; algo muy fácil de producir, hasta con un simple choque de metal.

Otras técnicas

De acuerdo con la experiencia de bomberos especializados, existen otras técnicas para combatir fuego por combustible, gas y petróleo.

  • Redirigir un poco de aceite o combustible para hacer un fuego pequeño y controlar el grande.
  • Utilizar una turbina de gas para generar una fina niebla que disipa el fuego; se inyecta agua en algunas secciones de la turbina.
  • Producto químico seco. Purple K que se utiliza para fuegos pequeños.

En un caso como el visto en Tonanitla, resulta difícil el control de explosiones e incendios por un factor: la localización de los oleoductos. En muchas ocasiones estos eventos se registran en medio del campo, en zonas de cultivo, alejados a la población.

Pemex debe recurrir a otros organismos para sofocar el fuego, como Protección Civil de la localidad. ¿Necesita la petrolera reforzar medidas? Como siempre la palabra clave es prevención, con mantenimiento de infraestructura e implementando algún control sobre los oleoductos, para evitar la ordeña al máximo.

Links:
– Ordeña causa explosión e incendio en ducto de Pemex en Tonanitla, Edomex (Proceso)
– Oil well fire (Wikipedia)
– Pemex confirma que ordeña provocó incendio en ducto (El Universal)

Foto: emeequis