Banda ancha móvil es clave para aumentar el acceso a internet en los estratos más bajos de Latinoamérica

Banda ancha móvil es clave para aumentar el acceso a internet en los estratos más bajos de Latinoamérica

Reducción y flexibilidad de precios en planes facilitan el acceso a redes en familias de escasos recursos.

GSMA Latinoamérica presentó este miércoles los resultados de un estudio realizado por Telecom Advisory Services sobre la penetración de la banda ancha móvil en los sectores de más bajos recursos en América Latina. En el estudio se indica que la banda ancha móvil podría ser una de las principales herramientas para disminuir la brecha en el acceso a internet entre la gente de menos recursos y los que están más arriba en el escalafón socioeconómico.

El antecedente es que las redes móviles fueron claves a la hora de reducir la barrera de entrada a la telefonía de voz en las personas de menos ingresos. Y la situación se podría repetir en el caso del acceso a internet, gracias a la competencia entre las compañías proveedoras de servicios de internet móvil, lo que va derivando en una mayor oferta.

Durante los últimos tres años, los precios en Latinoamérica (los países estudiados fueron Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y México) de los planes de internet móvil se han reducido en hasta un 52%, tal como indica el gráfico a continuación.

Hay también otros factores que ayudarían a que la internet no sea algo prohibitivo para la “base de la pirámide” (150 millones de personas agrupadas en 33 millones de núcleos familiares). En primer lugar, los precios de los smartphones: hoy en día, un teléfono inteligente permite realizar varias tareas más comunes al usar internet, y sus precios son bastante más bajos al compararlos con lo que cuesta un computador tradicional. Los smartphones se están popularizando cada vez más, y a eso se le agrega que para muchas personas puede ser más sencillo aprender a manejar un teléfono que un computador.

Es la misma realidad que puede ser identificada en África y algunos sectores emergentes de Asia donde el móvil se convierte en el primer contacto con Internet.

Más importante aún, es la flexibilidad que dan algunos operadores a la hora de ofrecer internet vía redes móviles. Las cuotas de acceso diario a internet sirven como un gran salvavidas para muchas familias con ingresos mensuales cercanos a los USD $115, ya que pueden regular de mejor manera el gasto; muchas de esas familias simplemente no podrían pagar una tarifa mensual. La tabla de más abajo entrega los precios del acceso por día a internet en algunos países del continente.

El estudio indica que todavía la brecha de adopción de banda ancha es bastante grande en Latinoamérica, y que se hace necesaria la adopción de nuevas medidas y estrategias tanto por parte de los organismos estatales como de los entes privados. Abrir el espectro disponible para redes móviles, o reducir los impuestos a pagar por los consumidores son algunas de las soluciones que se plantean.

Estos precios, de la mano de la política que algunos operadores están tomando para ofrecer nuevas conexiones al ofrecer equipos baratos con prestaciones avanzadas y sistemas operativos amigables y evolucionados, hace que el futuro se vea auspicioso para un sector clave en la eliminación de limitantes para que más y más personas tengan su primer acceso a internet.

“La importancia de estos efectos en la base de la pirámide pone de manifiesto la necesidad de proveer a la industria móvil los insumos necesarios que permitan maximizar la oferta de banda ancha móvil”, concluye el estudio. Los interesados, pueden acceder a él en formato PDF — detalladas 86 páginas–  desde el sitio de recursos de GSMA.

Link: Nuevo estudio de la GSMA revela cómo la banda ancha móvil conectará a 149 millones de latinoamericanos en la base de la pirámide de ingresos (GSMA)