Sonic: Lost World - A primera vista #E3

Sonic: Lost World - A primera vista #E3

Una mezcla de conceptos que ya hemos visto antes, pero con un toque muy particular de Sonic.

Recuerdo que cuando se hizo el anuncio de este juego de inmediato surgieron los cometarios que lo catalogaban como un “Sonic Galaxy”, y eso que lo único que se tenia disponible era una sola imagen.

Hoy puedo decirles que, efectivamente, Sonic: Lost World es un tanto parecido a un “Sonic Galaxy”, y es que la forma en la que los mundos están armados (por lo menos en la demo) son muy similares a los que se presentan en Mario Galaxy, aunque claro que hay detalles del universo del erizo azul que son inconfundibles.

Por ejemplo, en Mario Galaxy los mundos tienen formas caprichosas y hay una cierta gravedad que evita que Mario caiga al espacio, o bien, que sirve para poder brincar de un mundo a otro. Aquí los mundos son más bien como óvalos gigantes llenos de diferentes obstáculos y enemigos típicos de la saga.

La razón por la que estos mundos están diseñados así es porque Sonic necesita mucho más espacio para poder correr; de hecho, hay niveles donde la velocidad es un elemento que está presente todo el tiempo y por momentos hace que el juego luzca como un título totalmente original. En los niveles de dificultad media o fácil, el juego se centra más en las plataformas y enemigos que en la velocidad, mientras que en difícil el juego se concentra más en los reflejos y la velocidad.

Gráficamente luce bastante bien, está lleno de colores brillantes y escenas de alta velocidad que, aunque son automáticas, no dejan de ser vistosas. Eso sí, hay unas que en verdad jurarías que fueron extraídas directamente de Mario Galaxy, pero eso ya es otro tema.

El control se siente bien, solo hay que saltar, atacar, acelerar y hacerse bolita, esto le ayudará mucho a los jugadores casuales a pasar un buen rato, aunque también es justo advertir que hay niveles cuya dificultad va más allá de la normal y se requieren buenos reflejos y mucha concentración para sortear los peligros a toda velocidad.

La versión para 3DS es prácticamente la misma, aunque la calidad de video es inferior. Dejando de lado lo anterior, por lo que pudimos ver, no hay ninguna otra diferencia.

Es bueno ver a Sonic de regreso en un juego divertido y veloz, y aunque “toma prestadas” algunas ideas obvias, la verdad es que no es el primero ni será el último en hacerlo. Además, podríamos decir que el concepto sólo llega en calidad de préstamo y no de copia, lo que es completamente válido si se logra que el pequeño erizo azul pueda destacar como un gran juego para el Wii U.

Link: Todo sobre Sonic Lost World en Niubie