¿Quién ganó esta Guerra de Conferencias? Adivina quién triunfó en esta E3 - NB Opinión

¿Quién ganó esta Guerra de Conferencias? Adivina quién triunfó en esta E3 - NB Opinión

Dos minutos bien aprovechados definieron la corona. Y posiblemente, definan una generación de consolas.

Como todos los años, la Guerra de Conferencias se convirtió en una de las principales atracciones de la E3, y esta vez no defraudó. Hace mucho tiempo que la guerra había sido algo que se medía por quién presentó más sorpresa y no quién escuchó más al público. En esta ocasión, los planetas se alinearon para que Sony aprovechara una oportunidad, y lo hizo al conseguir el mayor impacto entre el público

Si la vida te da limones…

Sony comenzó con trailers y mostrando lo que existiría para PlayStation Vita -consola que todavía presenta dudas- y PlayStation 3, cuyo último año de vida, en teoría, es este. Luego mostraron que tenían un gran interés en juegos independientes -¡OCTODAD EN UNA CONFERENCIA! ¿Quién se lo habría imaginado?- Hasta que soltaron la bomba, justamente lo que tenían que hacer, pues la pelota estaba en su mitad de la cancha y tenían que aprovechar a moverla.

Puesto de otra manera, el lunes ocurrió algo que no se da muy a menudo en una conferencia de prensa, mucho menos en una tan seria como puede ser la de Sony, pero el tablero estaba puesto para que la compañía japonesa lograra un jaque. Sony anunció que su consola PlayStation 4 no seguiría las mismas imposiciones que Xbox One para los juegos usados y conexión permanente, a lo que la multitud reaccionó en forma de ovación, aplausos y gritos.

Cercanos a los últimos momentos de la conferencia, Jack Tretton anunció que PlayStation 4 no bloquearía de ninguna manera los juegos usados, ni mucho menos la consola dejaría de funcionar si no estaba conectada a internet. Fue en ese momento cuando el público se volvió loco, y ese preciso instante fue capturado en video por Raúl "Raulo" Estrada.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=I26eZq8o4nM[/youtube]

Aquí está la reacción del público desde la transmisión oficial de Sony, donde particularmente el sonido del público fue mucho más bajo de lo que pueden apreciar en los videos anteriores.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=xxtVd5BGDt8[/youtube]

Después de contar que PlayStation 4 necesitaría una suscripción a PlayStation Plus para el multijugador, momento en el cual nadie mostró su disgusto, el remate fue el precio. Andrew House se puso sobre el escenario después del vistazo de Destiny para hablar sobre los valores en vitrina de la consola. Nuevamente la gente aplaudió la decisión de Sony al situar a la PlayStation 4 justamente USD$100 más barata que su competencia más directa. Esa fue la guinda de la torta, y automáticamente Sony se coronó como la mejor conferencia de esta E3. Sin concursos ni sorteos.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=PkMJpMk62DU[/youtube]

La reacción del precio fue grabada por José Ignacio Stark, quien justamente estaba al lado de Hip Hop Gamer y su cinturón, el cual no se cansaba de mostrar mientras gritaba "It's over!" (Se acabó). Bueno, cualquiera estaría orgulloso de ello, y del precio de la consola.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ItPNPyNlDM8[/youtube]

Pero ellos no fueron los únicos con su propia conferencia, aunque sin duda fue la que más generó ruido de todas las que ocurrieron ayer. No podemos mirar en menos a las otras compañías quienes también tuvieron minutos.

El resto del mundo hizo lo suyo

El resto de conferencias durante esta E3 se llenó de trailers de cosas que ya habíamos visto parcialmente con anterioridad salvo algunas excepciones, todo por culpa de un Sony y un Microsoft que decidieron adelantarse a mostrar su PlayStation 4 y Xbox One, respectivamente. De no haber sido así, el impacto habría sido mayor.

Electronic Arts se limitó a mostrar algunas cosas nuevas bajo la manga, como un nuevo Plants vs Zombies: Garden Warfare, la película de Need for Speed y un poco de jugabilidad de sus títulos deportivos usando EA Sports Ignite. Lo que más llamó la atención fue la gran escala y destructibilidad de Battlefield 4, lo interesante que se ve Titanfall, y los anuncios de Star Wars: Battlefront y el esperado Mirror's Edge 2.

Ubisoft se apegó a los títulos que ya habían mostrado, donde los nuevos anuncios fueron de juegos relativamente pequeños o de nicho, entre ellos Rocksmith 2014, Rabbids Invasion, Trials Fusion y Trials Frontier, y Just Dance 2014. Los grandes ausentes fueron Beyond Good & Evil 2 y Rainbow 6: Patriots, títulos que seguramente están con problemas de desarrollo hace tiempo. Este agujero fue parcialmente tapado con Tom Clancy's The Division, un "MMORPG" de acción, y el juego de carreras The Crew.

Konami decidió aprovechar los días previos al E3 2013 para lanzar un video enfocándose en Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, Pro Evolution Soccer 2014 y Castlevania: Lords of Shadow 2, del cual destacamos a Óscar Araujo detrás del trabajo musical. Square Enix y Capcom pasaron de estas conferencias de prensa a transmitir en vivo cada juego en su puesto en la E3. De Activision, no hubo nada en este evento, salvo lo que mostraron Sony, Microsoft y Nintendo, además de su Pre-E3 Show del domingo pasado.

Nintendo se limitó a una sobria transmisión en línea presentando los juegos venideros. Bayonetta 2, The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, el nuevo juego de Monolith soft, varios misterios un poco más resueltos y otros ya revelados. Lo que sí llamó la atención fue la revelación de dos nuevos Super Smash Bros., Donkey Kong Tropical Freeze, Mario Kart 8Super Mario 3D World. Hay aún dudas en la plataforma, el aún alto precio, el lejano día de llegada de algunos de los juegos pesados y la ausencia de nuevos Zelda, Star Fox y Metroid.

Y nos queda Microsoft. El primero que comenzó esta guerra terminó último en preferencias y favoritismo. Se enfocaron en los juegos y nadie puede decir que no, conferencia en la cual mostraron varios pesos pesados e importantes exclusivos para su consola, entre ellos anunciando un nuevo Halo, Titanfall, Ryse, Killer Instinct, Dead Rising 3, y dejando ver otros juegos multiplataforma. El problema fue que ya se sabía con antelación que la consola exigiría conexión permanente, Kinect siempre prendido y tendría trabas respecto a los juegos usados, cosas que no se atrevieron ni a mencionar en su conferencia. ¿El epitafio? Xbox One costará la módica suma USD$500, cuando fallaron en convencer que el precio correspondía al valor que quería entregar la consola.

¿Se ha ganado la guerra de consolas? Todavía no

Se ve difícil que Microsoft repunte después que Sony atacara directamente las políticas de Xbox One, por lo menos en el papel. Bajándonos del "tren del hype", el cobrar a diestra y siniestra por todo lo adicional que suponga un juego será una moda de la siguiente generación, y si bien PlayStation 4 no lo hará con los juegos basados en discos, estos privilegios no se traspasarán a los medios digitales, el siguiente paso en la cadena de distribución de juegos. Consideren también que PS Plus es obligación para jugar en línea, seguramente para pagar la infraestructura.

Microsoft seguramente no sacará el pie del pedal por orgullo, tanto como no lo decidió hacer Sony cuando PlayStation 3 se lanzó con un exorbitante precio y tal como no repusieron el botón inicio en Windows 8. Pero que no lo haga ahora no significa que no lo hará después, usando otras estrategias para posicionar Xbox One como la compañía quiere – tienen un gran dilema a la hora de convencer a la gente que debe pertenecer a su ecosistema. Estos dos días se ven bonitos para Sony, pero sólo han comenzado con el pie derecho. Nada asegura que la partida de PlayStation 4 no sea la de caballo inglés: empezar con las primeras preferencias para luego terminar último en la carrera por vender más unidades y lograr más utilidades – mal que mal esto sigue siendo un negocio.

Si todos tienen el derecho de burlarse de Xbox One y aprovechar estos momentos, después no se quejen si la tortilla se da vuelta por alguna razón; este juego es sin llorar. Por ahora, lo innegable: Sony jugó bien sus cartas y pisoteó la consola de Microsoft con todo, como en los mejores tiempos de la E3, mientras que en Redmond priorizaron todo menos a los jugadores. Y si alguien con suerte pensaba en comprar una Xbox One después de la Conferencia de Microsoft, difícilmente seguirá opinando lo mismo después de esta auténtica "Boda Roja". Definitivamente, una E3 para guardarla en los libros.

¿Cuál crees que fue el mejor momento de toda la E3? ¿Crees que Sony ganó esta guerra de conferencias?

Link: Todo sobre la E3 2013 en Niubie