Presidente de Ubi reconoce que el retraso de Rayman Legends fue por motivos comerciales

Presidente de Ubi reconoce que el retraso de Rayman Legends fue por motivos comerciales

Si sacaban el juego solo en Wii U, no iban a vender suficientes copias.

Cuando se supo que Rayman Legends en Wii U se había retrasado y no sería exclusivo de Nintendo, las quejas llegaron no solo por parte de los mismos jugadores sino también del equipo de desarrollo, que de alguna forma sintió que los estaban pasando a llevar (“La culpa es de los de corbata”, dijeron aquella vez). Pasada bastante agua bajo el puente, llega el momento de hablar en retrospectiva y contar que fue lo que pasó exactamente.

Yves Guillemot, el presidente de Ubisoft, lo reconoce sin darse muchas vueltas: el retraso del juego en Wii U fue simplemente un motivo comercial. La situación de ese entonces (y que es muy similar a la actual) de la Wii U no daba para ilusionarse, y pese a que creían que el juego iba a vender muchas consolas, lo mejor fue retrasarlo y lanzarla a la par junto al resto de versiones para Xbox 360 y PlayStation 3.

“Lo que pasó fue que vimos que en Wii U no se iban a vender muchas copias. El juego es fantástico, pero no queríamos que sus creadores hicieran un gran título y este no vendiera bien. Y decidimos que sería mejor lanzarlo en varias plataformas para que pudiera llegar a más gente, y a la vez darle más tiempo de mejora al juego en Wii U.”

Guillemot defiende esa decisión y cree que fue la correcta, tanto para los jugadores como para el equipo de desarrollo. “Mi trabajo es asegurarme que el equipo esté contento con la calidad de su trabajo, y esa calidad es patente porque tuvieron más tiempo”, dice el jefe de la compañía, agregando además que la experiencia de juego es ahora mucho más grande. “Es uno de los mejores juegos que hemos hecho”, cierra Yves Guillemot.

Lo cierto es que cuando el juego salga a la venta, probablemente muchos jugadores se olvidarán del mal rato. Pero yendo al fondo del asunto, sus dichos básicamente significan reconocer que la Wii U como plataforma no es capaz de rentabilizar un juego por sí sola, y necesita el apoyo del resto sí o sí.

Link: Ubisoft CEO Yves Guillemot sees big opportunity in the console transition (Venture Beat)