Microsoft no tiene planes de quitar Kinect de Xbox One o bajar el precio de la consola

Microsoft no tiene planes de quitar Kinect de Xbox One o bajar el precio de la consola

Tras el revelador anuncio de ayer, a algunos se les abrió el apetito. Lamentablemente para ellos, MS no tiene planes de ceder en otras áreas.

Después de la bomba que resultó el anuncio de Microsoft -donde los usuarios y el miedo a perdidas primó sobre todo lo demás-, los muchachos de Joystiq tuvieron la posibilidad de conversar con el jefe de la división de productos Xbox.

Marc Whitten fue consultado respecto al precio de su futura consola (USD $100 más cara que la PS4) y la obligatoriedad de Kinect.

(Sobre el precio de USD $499) “Estamos muy convencidos del valor (del producto) que estamos entregando. No me refiero sólo al día de lanzamiento del equipo, el que creemos será increíble con grandes juegos y experiencias de entretenimiento, sino que también a la arquitectura que puede entregar mucho a largo plazo”.

(Sobre la obligación de incluir Kinect) “Creemos absolutamente en Kinect; es parte fundamental de nuestra arquitectura. Honestamente, es vital crear un elemento que siempre está ahí, que sea parte de la experiencia para que los desarrolladores y los creadores de experiencias sepan que pueden contar con dicho elemento. Y para ustedes, los usuarios, para que sepan que hay una experiencia consistente. No es sólo un accesorio”.

Con lo sucedido ayer queda claro que hay espacio para los cambios bruscos y los arrepentimientos… pero tienen un límite. Después de la monumental vuelta dada por Microsoft, ceder además en la obligatoriedad de Kinect y en el precio de venta (anunciado el lunes pasado en la E3) sería demasiado. Y perdonen pero eso de “estamos convencidos de lo que estamos entregando” suena bastante poco creíble al ver lo “convencidos” que estaban sobre las virtudes de tener la consola con conexión pseudo permanente a internet y su visión de los juegos usados.

No puedo imaginar la cantidad de presión, mala prensa y bajos números generados por la previa identidad de la Xbox One. A menos de 2 semanas de haber hecho oficiales las condiciones de uso de la consola, las condiciones los obligaron a echar (como mínimo) dos años de trabajo a la basura. Además quitar Kinect (no mencionar sus posibles problemas legales a futuro) para bajar el precio era demasiado.

Ahora más que nunca: noticia en desarrollo.

Link: Xbox One sticking with $499 price, Kinect still ‘core part’ of experience (Joystiq)