Los derechos de los gamers - NB Opinión

Los derechos de los gamers - NB Opinión

Las libertades a veces pasan desapercibidas hasta que se pierden.

Siendo estrictamente rigurosos, el título es falso. Los derechos de los jugadores no existen como tal. No hay un decálogo escrito en piedra ni se trata de una constitución firmada por el padre de la patria de los videojuegos, quienquiera que ese personaje sea.

Pero en el caso de las consolas, durante toda la vida dimos por sentado que los juegos se podían intercambiar casi libremente con otras personas. Y durante la actual generación se entendió y aceptó que las consolas conectadas a internet mejoraban la experiencia de uso de estas, pero no había obligación implícita. Aquello jamás estuvo en entredicho.

Los derechos y las libertades a veces no importan mucho o pasan desapercibidas hasta que se pierden. Y cuando por ahí algunos ejecutivos se dieron cuenta que había que proteger el negocio y tener contentos a los socios antes que a los usuarios, la gran masa de jugadores tradicionales también se dio cuenta de lo que estaba pasando. La industria había cambiado.

Por lo mismo, la apoteósica reacción del público en el Memorial Center de Los Angeles ante el "gran momento de Jack Tretton" fue probablemente la más genuina de los últimos años. Fue un aplauso de esos liberadores, un agradecimiento completo hacia quienes se preocupan del que toda la vida ha sido el consumidor principal de videojuegos.

No se puede pasar por alto que la presentación de Sony tuvo un punto negro, que no fue otra cosa que el multijugador de PlayStation 4 envuelto dentro de lo que es PlayStation Plus. Las ganancias de Xbox Live fueron imposibles de omitir para Sony. Pero lo cierto es que parece un mal menor al lado de todo lo otro, y más aún cuando el Plus es uno de los servicios de pago más amigables con el usuario.

Yo no soy de los que aplaude ni vitorea en las conferencias. De hecho, me molesta un poco. Y ayer tampoco aplaudí, pero empaticé totalmente con los que si lo hicieron (prácticamente todo mundo). Es triste que haya que celebrar cuestiones que nunca estuvieron en duda hasta ahora, pero muchos en el Memorial Center de Los Angeles celebraron simplemente porque sintieron que alguien se acordó de ellos.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=I26eZq8o4nM&feature=youtu.be[/youtube]