Gran Turismo 6 - A primera vista #E3

Gran Turismo 6 - A primera vista #E3

La obsesión de Yamauchi por la simulación perfecta.

De partida, es necesario aclarar que la demostración de Gran Turismo 6 en el E3 puede ser engañosa. Principalmente porque el setup de Polyphony para los que quieran probarla está muy alejado de lo que la gran masa de jugadores podrá utilizar en sus hogares en cuanto a periféricos y experiencia de juego: sonido envolvente, volante, y cabina completa.

Pero la parafernalia sirve para explicar en una pequeña prueba lo que Kazunori Yamauchi y su equipo quieren alcanzar en esta sexta entrega. Yamauchi cree que la PlayStation 3 es máquina suficiente para rehacer los cimientos del juego. El motor de físicas se renovó por completo, y si bien la experiencia de juego no es una revolución de lo ya conocido, el primer acercamiento es muy prometedor.

En cinco vueltas por Silverstone pude comprobar de primera mano cómo la conducción y la simulación son casi una obsesión para Yamauchi. Las reacciones del vehículo y los periféricos a la hora de salirse del pavimento son lo suficientemente realistas como para reaccionar tal y como lo haría uno al conducir un auto de verdad. Mucho tiene que ver en esto la cantidad de horas que el equipo de desarrollo pasó tratando de dar con las variables correctas, de forma que nada se sienta forzado ni fuera de lugar.

De buenas a primeras, es difícil saber exactamente qué tan mejorada está la presentación de todo el juego. Visualmente todo se ve bien, pero siguen habiendo tirones en ciertos momentos -no era una competencia, por lo que no podía achacarse a la cantidad de autos en pantalla- que de alguna forma sirven como recordatorio de que, por más que se trabaje, los límites de la PlayStation 3 ya se conocen desde hace rato. La interfaz de usuario, en lo que pudimos ver, sigue el mismo esquema de siempre y no se siente como un gran avance, aunque con el juego no terminado aún hay espacio para hacer unos cuantos cambios aún.

Mientras el Nissan que me tocó conducir volaba por el asfalto de Silverstone, siempre me quedó la sensación de que más allá de lo que diga Yamauchi, Gran Turismo 6 no va a reinventarse como concepto. Se renovarán algunas de sus bases, se mejorarán otras cosas, pero su identidad de simulador serio y sobrio seguirá ahí presente para deleite de sus fanáticos. Como bien nos dijo el mismo Kazunori Yamauchi, la competición de Polyphony no es contra quienes osen hacerle sombra en el mundo de los simuladores, sino que compiten contra ellos mismos. Con mejorarse a cada entrega y, sobre todo, con dejar felices a sus usuarios de siempre que han acompañado a la franquicia durante una década y media.

Link: Todo sobre Gran Turismo 6 en Niubie