Google Glass recibe una app para daltónicos

Google Glass recibe una app para daltónicos

Un joven desarrollador argentino ha creado una aplicación para daltónicos que permite saber que color es el que estás apuntando a una prenda o a un objeto.

El fin de la tecnología debería ser siempre hacernos la vida más sencilla y cuando vemos productos que aunque estén lejos del alcance de muchos, parecen sacados de un mundo de ciencia ficción como es Google Glass, tan solo pensar en las posibilidades que puede tener, te hace recuperar la ilusión por un mundo con gadgets que de verdad mejoren tu calidad de vida.

No hace mucho que se produjo la primera operación en la que un cirujano usaba unas Google Glass con un Hanghout para que estudiantes pudiesen ver paso a paso lo que estaba haciendo, en tiempo real y con los comentarios del propio cirujano. Esta clase de usos de Google Glass, aunque lejos de la mayoría de las personas, son usos que pueden ayudar en muchos ámbitos, sobre todo porque les da una vista subjetiva muy acertada de lo que el cirujano está viendo.

Pero hay usos para los mortales, aparte de usar Twitter, Google+ o Facebook para compartir fotos y vídeos grabados desde estas gafas, el argentino Jonathan Martin Brizio ha desarrollado una aplicación pensada en las personas con daltonismo. Este defecto genético impide a las personas que la padecen poder ver todos los colores de forma normal, aunque no es un impedimento serio, en ocasiones puede ser una molestia.

Con Color Picker para Google Glass los usuarios podrán ejecutar un visualizador del color que predomine mientras estás apuntando la cámara de las gafas. La medición del color parece que se hace según un punto en concreto, pero dando la información básica y necesaria para que un daltónico pueda saber el color exacto de una prenda o de a cualquier objeto al que apunte.

El daltonismo es una de esas curiosidades genéticas hereditarias, que no deberían entorpecer la vida de las personas que lo sufren, pero que puede causar algunos problemas, sobre todo en hombres, al ser un defecto del cromosoma X. Glass aun no tiene un precio ni fecha de salida fijo, está en su fase de pruebas para desarrolladores y esta aplicación es otro ejemplo de un uso práctico, interesante y que resuelve un problema actual, como debería ser la tecnología.