Es oficial: Xbox One no te dejará jugar si no la conectas a Internet una vez al día

Es oficial: Xbox One no te dejará jugar si no la conectas a Internet una vez al día

por

Microsoft cree en un mundo de juegos y entretenimiento conectado, pero la pregunta es si el público también comparte la misma visión.

Confirmando los peores miedos de los jugadores, Microsoft ha confirmado a través del sitio oficial de Xbox la segunda característica más polémica de la consola. Sí, señoras y señores, Xbox One necesitará Internet para jugar, lo quieras o no.

Bueno, el asunto no es tan fatal como se supone en un principio. El propio artículo publicado por la compañía dice de forma muy clara que se recomienda una conexión de a lo menos 1.5Mbps. Al mismo tiempo, se menciona que esta conexión se usa para ver si hay actualizaciones, adquisición de juegos nuevos, intercambiados o usados, desde una tienda o un amigo. Obviamente es un requisito permanente para juegos que hacen uso de “la nube”, como por ejemplo Windows Azure, de forma constante.

¿Y qué pasa si no la conectas a Internet? Microsoft aclara (cito textual):

Con Xbox One puedes jugar desconectado por hasta 24 horas desde tu consola primaria, o una hora si iniciaste sesión de forma separada desde otra consola accediendo a tu librería. Jugar desconectado no es posible después de estos tiempos preestablecidos hasta que restablezcas la conexión, pero todavía puedes mirar televisión o disfrutar películas en DVD o Blu-Ray.

Ahí lo tienen, directo de la compañía. Eso significa que si decides jugar algún título de Xbox One, y por alguna razón o circunstancia la conexión a los servidores de Microsoft falla, tendrás 24 horas para resolver el problema. El tiempo de juego se reducirá a una hora si estás jugando tus juegos en la consola de algún amigo y se desconecta por arte de magia.

Lo primero que se me viene a la mente, además de mantener mi cuenta de Internet al día, es que hay varias formas de conectar la consola al menos una vez cada 24 horas. Si alguien tiene Internet móvil, se puede crear un hotspot para suplir la exigencia del aparato por unos momentos. Pedirle al vecino unos minutos de conexión también puede servir. El problema es que estarás con los pulgares atados ante cualquier cosa que sea de exclusiva responsabilidad del servicio de Internet, como un corte de fibra o un problema con el enlace internacional, asumiendo que los servidores de Microsoft están ubicados sólo en gringolandia. Y si los servidores de Microsoft fallan, todos en el planeta estarán en problemas.

Tenemos muchas preguntas para Microsoft respecto a este requisito de Xbox One para países en Latinoamérica, donde claramente no se goza de las mejores conexiones del mundo, sin embargo no se podrán hacer post-conferencia. A falta de una semana para que suceda la E3 2013, evento que cubriremos de forma extensa en Niubie, la ocasión parece ser idónea para indagar qué pasa con el resto del mundo, que puede compartir o no la misma visión de una consola “siempre” conectada.

¿Crees que está bien este requisito, o Xbox One está pidiendo demasiado para mantenerse conectada?

Link: Xbox One: A Modern, Connected Device (Xbox)