Driveclub - A primera vista #E3

Driveclub - A primera vista #E3

El simple placer de conducir un vehículo.

Tres son las clasificaciones más grandes que se pueden hacer dentro del género de conducción. Por un lado, los simuladores al estilo Gran Turismo o Forza que exigen al jugador hasta el infinito y más allá cuando se desactivan todas las ayudas. Luego, los arcades tipo Mario Kart, Need for Speed o Blur se van al otro extremo, olvidándose un poco de las leyes físicas y privilegiando la espectacularidad.

Y entre medio, también hay espacio para juegos como Forza Horizon, Project Gotham Racing, o Driveclub. El nuevo juego de Evolution Studios que se va a estrenar con PlayStation 4 está pensado para los jugadores que simplemente quieren pasar un buen tiempo detrás del volante, viendo paisajes, tal vez rompiendo records de los amigos y compitiendo por puntaje o premios. No para los fanáticos de la simulación, sino para los fanáticos de la conducción.

En ciertos aspectos, el juego recuerda mucho a Project Gotham Racing 4, algo que se explica de manera sencilla al saber que varios desarrolladores de aquel juego ahora son parte de Evolution Studios. La conducción es directa, fácil de abordar, pero no simple ni nada por el estilo. El estudio británico no es un novato en estas lides, por lo que no van a fallar en algo tan básico para un juego de conducción. El juego corre a 30 cuadros por segundo pero se ve muy fluido y la respuesta del control es precisa en todo momento, haciendo que todo se sienta muy natural.

Luego, están las opciones sociales y de comunidad que van fuertemente integradas en el núcleo de Driveclub. Nada más entrar a la demostración, con la PS Eye se saca una imagen del jugador que sirve como avatar en la red global; esta imagen la verán los amigos y quienes tengan acceso a los puntajes y tiempos de los jugadores, así que salir presentable es una obligación. Dentro de las carreras, el sistema va registrando desde lo más común -los tiempos de vuelta- hasta cuestiones más detallistas, como ser los derrapes en ciertas curvas. Las comparaciones frente al rendimiento de los demás es omnipresente.

Por lejos lo más interesante de todo es la presentación de Driveclub. Uno de los desarrolladores de Evolution Studios presente en la demostración nos explicó que la idea es replicar de alguna manera lo que sucede en la vida real. Las rutas pueden ser las mismas siempre, pero el entorno se ve diferente dependiendo de la luz del día o la posición de las nubes. El modelo interior del vehículo se ve extremadamente detallado, y lo mismo corre para los entornos, amén de que el juego a 1080p no tiene detalles borrosos ni nada por el estilo. Y eso, considerando que la versión del E3 recién está a un 35% de completación. ¿Alcanzará a terminarse antes de fin de año? En Evolution Studios están seguros que sí.

Driveclub quizás no sea el juego de conducción más pretencioso en cuanto a números: no tendrá la mayor cantidad de autos disponibles (aunque sí apuestan por tener muchos de los modelos más emblemáticos), ni tampoco una infinidad de circuitos a recorrer. Al contrario, el enfoque es pasar un buen rato detrás del volante, sea cual sea la actividad elegida. En Evolution saben lo que hacen, y por eso los fanáticos de la conducción y de este tipo de juegos "híbridos" tienen la obligación de marcarlo en su radar.

Link: Todo sobre Driveclub en Niubie