Después de tres años detenido, comienza el juicio contra Bradley Manning

Después de tres años detenido, comienza el juicio contra Bradley Manning

El soldado es acusado de 21 cargos, de los cuales el más serio es "ayudar al enemigo".

Después de 1.100 días detenido, hoy se dio inicio al juicio contra Bradley Manning, el soldado acusado de entregar información confidencial a WikiLeaks. Pese a que Manning tenía derecho a un juicio rápido dentro de los primeros 120 días desde el arresto, pasaron tres años antes de que este por fin comenzara.

El soldado es acusado de 21 cargos, de los cuales el más serio es “ayudar al enemigo” al hacer accesible a posibles terroristas información de inteligencia a través de Internet. De ser encontrado culpable de este cargo, Manning pasaría el resto de la vida tras las rejas.

Además, es acusado de publicar consciente y voluntariamente información de inteligencia en Internet, violar las reglas computacionales militares y otros cargos, que podrían significar 150 años de cárcel.

Por requerimiento de Manning, no habrá un jurado, sino sólo un juez que decidirá sobre los cargos en su contra.

El juicio puede extenderse por unos tres meses, debido a que la parte acusadora pretende presentar 140 testigos para intentar asegurar una condena severa. Para comprobar que Manning “ayudó al enemigo”, los fiscales deben probar que el soldado entregó información a Al-Qaeda y/o otros grupos terroristas.

Manning se declaró culpable de transmitir información confidencial a WikiLeaks, entre noviembre de 2009 y mayo de 2010 mientras trabajaba como analista de inteligencia en una base militar en las afueras de Bagdad. Entre la información que filtró hay un video conocido como “asesinato colateral”, donde se muestra un helicóptero estadounidense disparando a civiles en Bagdad, incluyendo a dos reporteros de la agencia Reuters. También hay registros de guerra de Afganistán e Irak, y 250.000 cables diplomáticos.

Según el soldado, su intención era exponer la “sed de sangre” de los militares estadounidenses, y que no creía que la información dañara a Estados Unidos, sino que buscaba iniciar un debate sobre el rol de los militares y las políticas externas del país.

Pese a que gran parte de la información discutida en el juicio ya es pública gracias a WikiLeaks, varias de las audiencias serán secretas, puesto que se trata de “secretos de Estado” – aunque estos ya no lo sean.

Link: Bradley Manning’s WikiLeaks trial: What are the key issues at stake? (The Guardian)