Desarrollador de Bulletstorm cree que el sistema de negocio actual tiene que desaparecer

Desarrollador de Bulletstorm cree que el sistema de negocio actual tiene que desaparecer

Adrian Chmielarz opina que la existencia de GameStop ha condicionado demasiado a la industria.

El cambio de rumbo de Microsoft y su Xbox One no ha pasado inadvertido por nadie. Antes fue Cliff Bleszinski el que habló al respecto y en términos poco alentadores, hoy es Adrian Chmielarz, ex desarrollador de People Can Fly, el que se toma una columna de Edge para comentar la situación.

Según el desarrollador de People Can Fly, el sistema de negocio actual simplemente “está podrido”, y la muerte del formato físico es un asunto inevitable. Lo que hizo Microsoft fue tratar de acelerar y saltarse varios pasos en pos de un futuro digital, pero falló rotundamente al comunicar su mensaje y al explicar el porqé de algunas de sus medidas.

“Microsoft actuó de manera intempestiva, como si un elefante entrara a una tienda de regalos”, dice Chmielarz. “Nunca pudo explicar para que servían las verificaciones cada 24 horas. Nunca explicó como funcionaría la venta de juegos usados. Y nunca pudo comunicar su plan de manera clara y honesta”. Posiblemente detrás de aquella visión había una buena idea, pero “todo lo que la gente pudo recordar fue que con mover las manos o hablar fuerte se podía cambiar el canal de la televisión”.

Adrian Chmielarz no desliga de culpas al resto de los participantes, eso sí. La venta de los juegos usados es hoy en día un problema con nombre propio: GameStop. “A la cadena solo le importan las grandes producciones y la venta de juegos usados”, explica el fundador de The Astronauts, y a raíz de eso los desarrolladores han tenido que preocuparse de meter cosas en los juegos para que la gente no los vaya a dejar a la tienda. La existencia del contenido descargable, por dar un ejemplo, es debido a la máxima aquella que indica que hay que tratar de mantener el disco en la bandeja de la consola la mayor cantidad posible de tiempo.

“Pero los desarrolladores tienen claro que nada de eso sirve realmente para hacer mejores juegos”, comenta Chmielarz. El modelo actual donde GameStop tiene mucha relevancia está destruyendo a la industria, pero todavía nadie parece saber cual es la solución. Y el mensaje de Adrian Chmielarz para la masa de jugadores es directo: “Si les importan de verdad los videojuegos, entonces querrán que el modelo actual desaparezca”.

El debate hoy en día está totalmente instaurado. Todos tenemos claro que el futuro es digital, y más cuando existen plataformas como Steam que han sido recibidas con los brazos abiertos por los videojugadores. El problema es que Steam no se construyó en un solo día; le tomó años en llegar a lo que es ahora. Y no es Microsoft la compañía más indicada para borrar de un plumazo el sistema actual, menos cuando no son capaces de comunicar claramente su mensaje y cuando tampoco se trata de la marca que más confianza le entrega a los consumidores.

Link: Microsoft’s Xbox One Eighty – a big win for consumers? Not so fast (Edge)