The Last of Us - A primera vista

The Last of Us - A primera vista

Una pequeña muestra de la sobrevivencia de Naughty Dog.

El contador que venía incluido en God of War: Ascension llegó finalmente a cero, y los compradores de aquel juego finalmente pudieron descargar la demo de The Last of Us. A estas alturas, todo mundo sabe a grandes rasgos a qué se enfrenta con el nuevo juego de Naughty Dog, pero una pequeña prueba nunca está demás.

Decir "pequeña" es ser bastante literal, pues la extensión de la demo es muy corta y de alguna manera puede decepcionar a quienes la esperaban con ansias (y más todavía después del percance de la Store justo a la hora de activación). Solo se incluye una porción de un nivel donde Joel, Ellie y Tess recorren un edificio abandonado en su camino para llegar al edificio del capitolio. Aún así, las sensaciones que quedan en cuanto a algunas mecánicas que estaban en la nebulosa o que de plano no se conocían son muy buenas.

Una de esas mecánicas es el sistema de inventario y gestión de ciertos elementos, como usar los mismos botiquines o las mejoras en las armas. Durante el nivel a recorrer hay muchos objetos para recoger, desde armas (ladrillos, botellas, pistolas) hasta piezas que sirven para mejorar las armas o los mismos botiquines. Las estadísticas de Joel también se pueden ir aumentando, y si bien es poco lo que se puede hacer/ver en la demo, en teoría el juego final debería profundizar mucho más en esto.

Por otra parte, está claro que el juego no es exactamente un survival horror ni tampoco uno totalmente de acción, pero el balance en esta prueba se decanta más hacia la sobrevivencia y la exploración del escenario. Algunos de los infectados son ciegos, pero responden a los sonidos; en esos casos, es mejor distraerlos arrojando elementos hacia las paredes que enfrentarlos frente a frente. Las armas de fuego y su munición parece que van a ser un bien escaso. Mención extra se llevan las animaciones en general de los personajes principales, una extensión de la excelencia conseguida en Uncharted y que suma puntos de cara al tono de lo que se ve en pantalla.

De alguna manera, la corta duración de la demo sirve para crear expectación. En primera instancia, parece ser que Naughty Dog se aleja de la naturaleza más frívola de Uncharted, y si estos 10 a 15 minutos sirven como precedente, el resultado final debería ser algo a considerar. Definitivamente, la demo de The Last of Us me dejó con ganas de más; en parte por lo corta que es, en parte porque la atmósfera es llamativa, y en parte porque las pocas mecánicas que se alcanzan a mostrar parecen estar bien cuidadas y elaboradas (el mismo uso del botiquín, por dar un ejemplo).

The Last of Us se estrena el próximo 14 de junio, y quienes tengan God of War: Ascension pueden descargar la demo desde el menú inicial de aquel juego.