Robohand: Perfeccionan la prótesis de mano hecha con una impresora 3D

Robohand: Perfeccionan la prótesis de mano hecha con una impresora 3D

por

La nueva RoboHand aporta una muy mejorada funcionalidad en la mano. Los inventores ha puesto a disposición pública, los planos del diseño de su invento.

Mientras que en estos días, una gran parte de la atención está puesta en la tecnología de impresión 3D, para fabricar armas que quitan la vida, esta vez, vemos con satisfacción, que la misma tecnología puede ser utilizada para mejorar la vida de muchas personas. Un ejemplo de esto es la Robohand, un mano protésica, cuyas piezas fueron creadas en gran parte, con una impresora 3D MakerBot Replicator.

La idea nació después de que Richard Van As, un trabajador de una maderera en África del Sur, perdiera los dedos de su mano derecha en un accidente en el lugar de trabajo.

Hace unos meses, se habló de esta prótesis de mano en un artículo de Fayerwayer. Actualmente, esta prótesis ha sido perfeccionada, logrando mejorar aún más la funcionalidad de la mano.

Van As, junto con el diseñador de utilería Ivan Owen, lograron crear la RoboHand, una prótesis cuya fabricación cuesta unos US$ 150, lo que resulta mucho más económico que comprar una prótesis clásica.

Con esta invención, Van As y Owen pudieron restaurar la funcionalidad de la mano de los afectados por enfermedades como el síndrome de banda amniótica, que hace que niños nazcan sin dedos en las manos y los pies.

La impresión 3D fue vital para la creación de la Robohand, ya que los diseñadores fueron capaces de crear prototipos de manera mucho más rápida. Además, en pocos meses, lograron perfeccionar su creación.

Pero lo más notable fue el gesto noble de Van As y Owen, que, en lugar de patentar su invento perfeccionado, colocaron los archivos de diseño de la Robohand en internet, y están disponibles para todo el mundo. Esto significa que cualquier persona con acceso a una impresora 3D MakerBot puede descargar dichos archivos y crear su propia Robohand (aunque Van As recomienda consultar primero a un terapeuta ocupacional para ayudar con el montaje del dispositivo).

Proyectos como este, demuestran que existen usos nobles para las impresoras 3D, que ni siquiera sus inventores han pensado todavía. Y mientras que algunos han tomado esta idea para fabricar armas de fuego, otros han preferido seguir una ruta diferente y más útil para la humanidad. Esas personas merecen nuestro aplauso.

Este es el video de la primera versión de la RoboHand.

Link: This 3D printed prosthetic ‘Robohand’ will restore your faith in humanity (venturebeat.com)

También pueden comentar en nuestro foro.