NB Labs: Zeno Clash II

NB Labs: Zeno Clash II

El extraño mundo de Ghat.

Plataformas: PC (analizada), XBLA, PSN
Desarrollador: Ace Team
Distribuidor: Atlus
Precio: USD $19.99

Hace cuatro años, Zeno Clash salió a la venta casi como una incógnita: un juego indie de un estudio chileno desconocido, que apostaba por una mecánica de juego poco explorada -combate cuerpo a cuerpo en primera persona- y con un diseño poco convencional. Contra todos los pronósticos, la jugada le salió bastante redonda al Ace Team.

Hoy, las cosas cambiaron un poco para el estudio. Zeno Clash y el posterior Rock of Ages subieron la vara y las expectativas para la secuela de Ghat y el mundo de los Zenozoik. Zeno Clash II no cambia mucho su esencia ni tampoco revuelve demasiado los conceptos originales, sino que hace que todo sea más grande, en mayor cantidad, y con más calidad.

La aventura comienza casi inmediatamente después del final del anterior, siguiendo aquella historia tan bizarra en una especie de mundo alternativo donde pululan humanos y razas variadas. Los que en el primer juego eran enemigos ahora conviven en relativa tranquilidad, incluyendo al gran pájaro hermafrodita PadreMadre que ya no secuestra bebés, sino que pasa sus días en prisión gracias a nuevas leyes impuestas por entes foráneos llamados Golem, que parecen dominar el día a día en las tierras de Ghat.

La diferencia más radical del juego respecto a su primera parte está en la escala del mundo mostrado. El juego en general es más grande en todo, desde los detalles más insignificantes -la vida animal o vegetal que adorna los niveles- hasta las extensiones de terreno en algunos niveles, que muchas veces ocupan varios minutos para recorrer. Por otra parte, artísticamente el juego está bastante cuidado. Hay mucha variedad en paisajes, con algunas vistas impresionantes y que hablan de la importancia de este apartado en lo que a presentación se refiere.

Una de las cosas más importantes de Zeno Clash como franquicia, es el sistema de combate mano a mano. El formato ya estaba bien implementado en el primer juego, por lo que no parecía existir una necesidad de cambiar mucho las cosas, sino más bien aplicar retoques y balancear ciertos elementos. Cada botón del ratón es un golpe con cada mano, con dos niveles de potencia dependiendo de cuanto tiempo se dejen presionados los botones. Si se apunta a la cara, más daño se hace. Y como extra, se introducen también unas cuantas combinaciones predeterminadas para agilizar el combate y darle algo de variedad a las peleas, además de las armas correspondientes cuya utilidad generalmente es secundaria dada su duración.

La mera acción de repartir golpes a destajo sigue siendo igual de satisfactoria. Ghat tiene un movimiento defensivo y de evasión que puede terminar siendo de utilidad, pero queda la sensación de que todo se reduce a estar simplemente bien posicionado y a prestar atención al entorno, algo alimentado por la propia perspectiva en primera persona del juego. Por los niveles se reparten algunos objetos que sirven para aumentar la rapidez de los golpes, pero prácticamente todos los problemas se pueden resolver dominando las herramientas más básicas: los puños.

El juego también integra un sistema de progresión de habilidades dividido en cuatro apartados: fuerza, resistencia, salud, y liderazgo. Ghat ahora no pelea solo, sino que puede reclutar ayudantes a lo largo de las tierras y dependiendo de su liderazgo, estos ayudantes son más o menos poderosos. En general, la inteligencia artificial de los acompañantes sirve más que nada para atraer la atención de los enemigos en batalla, algo particularmente útil cuando los contrarios aumentan en número. Habitualmente es el propio jugador el que da los golpes finales, pero el “trabajo sucio” del resto sirve para hacer algunas batallas más livianas (aún cuando la dificultad del juego no es tan alta).

Las actividades principales dentro de la aventura se reducen a completar objetivos en base a limpiar zonas de enemigos, conseguir objetos y hasta resolver pequeños puzzles; estas situaciones se distribuyen de manera que nunca queda esa sensación de estar todo el tiempo haciendo lo mismo, más allá de que en ocasiones hay que volver a visitar algunos lugares. Eso sí, que el mundo de Zeno Clash II sea mucho más grande también saca a la luz algunos detalles que van de la mano con la extensión y con los objetivos que presenta el juego a lo largo de la campaña. Las vistas son impresionantes y están llenas de detalles curiosos y originales, pero en ocasiones el mundo se va sintiendo vacío. Por otra parte, las actividades secundarias se reducen a recolectar objetos -algunos más relevantes que otros- y poco más. Los niveles no están siempre repletos de enemigos, las batallas no son una constante, y muchas veces al repetir zona es preferible saltarse encuentros que no son más que una distracción del camino principal.

Aprensiones a un lado, Zeno Clash II es una excelente segunda parte; principalmente, porque mejora el original en todo. En lo técnico y lo visual da la talla como un título de alto presupuesto, la historia sigue siendo igual de extraña e interesante de observar (eso sí, el trabajo de los actores de voz todavía sigue siendo irregular), y la originalidad del apartado artístico deja en evidencia un trabajo hecho a conciencia. Por sobre todo, el motor principal del juego -el sistema de combate- está aumentado y corregido en los pocos detalles sucios que podía tener.

Quizás por su concepto, por su naturaleza como juego, Zeno Clash II no sea para todo mundo. Quienes no se engancharon con Zeno Clash difícilmente lo hagan con este segundo, pero los que disfrutaron con el primer juego van a sacarle bastante jugo a su continuación. Y es que pese a tratarse de un juego con enfoque de nicho, en YouTube hay interminables sesiones walkthrough de jugadores de todo el mundo que disfrutan el arte de distribuir golpes y patadas en primera persona. Algo deben haber hecho bien en el Ace Team.

Lo imperdible:

– El diseño visual es impresionante.
– El sistema de combate, aumentado y mejorado.
– En todo sus apartados, es muy superior al original.

Lo mejorable:

– Los diálogos en ocasiones se oyen extraños.
– Los escenarios a veces se sienten vacíos.

¿Qué significa esto?