La tecnología y hardware de Xbox One versus PlayStation 4

La tecnología y hardware de Xbox One versus PlayStation 4

¿A la consola la hacen los juegos, o las especificaciones técnicas?

Ayer se reveló el último participante en esta guerra de consolas, Xbox One. La pregunta obvia de turno es qué tan bien se para al lado de PlayStation 4, consola que se presentó tres meses atrás, y que aprovechó el momento presentando juegos y algunos añadidos.

Es imposible que Microsoft hubiese tenido aluna forma de respuesta en el aspecto del hardware de la consola al ver el anuncio de PS4, o sea, lo que vemos es producto de un plan de hace bastante tiempo en Microsoft, y que ha calzado por los ofrecimientos tecnológicos de hoy. Una consola no nace en una noche, mucho menos una plataforma como lo es Xbox One. Con eso dicho, vamos a lo duro, lo que Microsoft ha concebido dentro de la consola.

CPU + GPU


En este aspecto ambas consolas son similares, sino iguales, por la información que ha entregado Microsoft a los medios. Tanto Xbox One como PlayStation 4 tienen un chip de arquitectura x86 (PC de escritorio) de 8 núcleos AMD Jaguar, fabricado por la compañía del mismo nombre, que contiene CPU y GPU en un paquete único. Crear versiones de un juego para ambas consolas sería muy, pero muy fácil, comparado con lo que se hace hoy, sin embargo ambas desechan completamente la retrocompatibilidad con Xbox 360 y PlayStation 3.

La diferencia está en detalles sutiles. Ninguno ha confirmado la frecuencia del CPU, pero si hay números dispares entre ambas plataformas por el lado gráfico. Xbox One contaría con menos núcleos de GPU (768) que PlayStation 4 (1152), dejando a la consola Microsoft un 33% atrás en fuerza bruta, y sería algo que no podría compensar subiendo la frecuencia de trabajo del silicio. De otra manera, el mayor poder gráfico en el papel se lo lleva PS4.

GDDR5 versus DDR3+SRAM


A pesar que ambas consolas ofrecen 8GB de memoria, tienen diferentes aproximaciones al problema, y este es un asunto bastante truculento para decidir quién puede ser el ganador teórico.

Xbox One posee 8GB de memoria DDR3, por supuesto mucho más lenta que los 8GB GDDR5 que posee PlayStation 4. La compensación de Microsoft son 32MB de eSRAM, memoria de alta velocidad ligada al chip central, y que de alguna forma completa los 5 billones de transistores. Las ventajas de cada una dependerán sobre cómo decidan usarlas los desarrolladores para sus juegos.

La memoria GDDR5 es mucho más cara que DDR3, y algo más hambrienta de poder. Eso puede ser un indicativo del precio final, cifra que todavía está en el aire en ambas propuestas, y la temperatura. A su vez, usar la memoria en PS4 sería mucho más fácil que en Xbox One, donde los desarrolladores tendrán que usar un poco de ingenio para ocupar los 32MB de ESRAM antes de la memoria GDD3. Vamos a dejarlo como un empate “técnico”.

Memoria disponible


La consola PlayStation 4 ofrece 8GB de memoria ultra rápida, de los cuales 7GB están disponibles para el uso en juegos. Para que se hagan una idea, la demostración de Killzone: Shadow Fall sólo ocupó 4.5GB en total, y eso que todavía está en desarrollo.

Xbox One por su parte dejará disponible solamente 5GB de memoria para los juegos, dejando los 3GB restantes reservados para el sistema operativo que corre el núcleo personalizado de Windows 8, encargado de manejar todo lo que no es referente al juego mismo, como Apps, TV y Kinect.

La influencia de estos 2GB adicionales está por verse, pero es un hecho que los desarrolladores tendrán un poco más para usar en PlayStation 4 que en Xbox One, mejorando el despliegue de información en los juegos de múltiples formas. Mal que mal, representa un 25% de la memoria total del sistema en ambos casos, y con 2GB de memoria GDDR5 se puede hacer mucho.

Xbox One Controller versus DualShock 4


Xbox One presenta un control que tendrá un retardo menor en comunicarse con la consola (seguramente gracias a Wi-Fi Direct), un sistema de vibración renovado e incorporado a los gatillos. DualShock 4 ofrece un panel táctil frontal, sensor de movimiento integrado, y una barra de luz para interactuar con el juego o los jugadores de diferentes maneras, complemento a PlayStation 4 Eye.

El potencial de ambos controles se verán en los juegos y el resto de contenido. Por mucha tecnología que tengan bajo los botones, no pueden hacer mucho frente a un juego derechamente malo. Quizás un juego multiplataforma los ocupen de forma diferente, quizás añadan o extrapolen características no presentes en una versión en la otra. Aquí no hay claro ganador.

Kinect 2.0 y PlayStation Eye


Hay que admitir que Microsoft sí fue capaz de mostrar el real potencial del sensor de movimiento de Xbox One, Kinect. En un video se pudo apreciar que corrige todo los problemas de su antecesor, incluso aquellos lumínicos y espaciales. La tecnología, si es usada bien por los desarrolladores, promete que los juegos se puedan integrar Kinect sin tanto miedo al fallo. Es un hecho que será parte íntegra de todo el funcionamiento de Xbox One. Incluso podría iniciar un mejor catálogo enfocado en Kinect.

Sony por ahora no ha demostrado las capacidades de PlayStation 4 Eye en su totalidad, y sólo hay presunciones sobre las posibilidades que podría tener más allá de la confirmación de sus capacidades técnicas, como la configuración doble de cámaras. En caso que decidan demostrarlas, la vara está extremadamente alta.

Sony demostró recientemente las capacidades de PlayStation Camera, como ahora se denomina el accesorio, el cual será opcional y no vendrá dentro de la caja de PlayStation 4. Junto a ello, conexión con tablets, algo que también presume Microsoft pero que no han demostrado en profundidad hasta ahora.

Almacenamiento


Xbox One por un lado gana y pierde en flexibilidad. Si bien la consola posee un gran disco duro interno de 500GB, no es desmontable, o sea, está integrado a la consola. Si te llegas a quedar corto de espacio, tendrás la posibilidad de conectar un disco curo externo o un pendrive en uno de los tres puertos USB 3.0, que de velocidad no aflojan. Nada de cambiar el interno por uno de, digamos, 2TB.

PlayStation 4 por su parte no ha mostrado nada sobre el almacenamiento. Esperen lo mejor, o lo peor, dependiendo sobre cómo Sony decida manejar esta característica. Se ve posible que siga la misma filosofía de PlayStation 3 – desmontable, pero no expandible.

PlayStation 4 contará con un disco duro de 500GB intercambiable, pero no hay palabra sobre si se podrá extender el tamaño del almacenamiento usando discos duros externos, u otros medios a través del puerto USB.

Conectividad


Si bien es cierto que muchos televisores están saliendo cada día con con menos entradas de video componente o compuesto, Xbox One no funcionará si no es vía HDMI. Considerando la protección HDCP que tiene el dispositivo, usar un convertidor de señal no es la opción. Por lo menos promete conectarse a través de WiFi Direct a otros dispositivos (Windows Phone, por ejemplo), y de paso abrirle el paso a una futura implementación Miracast.

PlayStation 4 sí ofrece salida análoga de video, además de soporta salida 1080p y 4K como Xbox One. Ambas consolas soportan salida de audio óptica. Wi-Fi, sin embargo Xbox One no parece ofrecer Bluetooth. Todo sonaba a empate hasta el golpe del video análogo, porque si no cuentas con conexiones libres literalmente tendrás que enchufar y desenchufar a cada rato -haciendo que la integración de Xbox One se pierda completamente- o derechamente comprar una televisión nueva. Puede que no sea problema en norteamérica, pero en el resto del mundo sí.

Tabla resumen

Con todo dicho, las especificaciones de Xbox One y PlayStation 4 frente a frente son las siguientes:

Componente Xbox One PlayStation 4
CPU AMD Jaguar, x86
8 núcleos, 2 x 2MB Cache L2
GPU AMD Radeon Graphics
768 núcleos (1.23TFlops)
AMD Radeon Graphics
1152 núcleos (1.84TFlops)
Memoria 8 GB DDR3 (68.3GB/s)
32MB eSRAM (102GB/s)
5GB disponible para juegos
8 GB GDDR5 (176GB/s)

7GB disponible para juegos
Almacenamiento Disco duro de 500 GB
No removible, expandible vía USB 3.0
Disco duro de 500 GB
Intercambiable
Unidad óptica Lector Blu-ray
Control Xbox One Controller
Gatillos con vibración
Pad digital renovado
DualShock 4
Sensor de movimiento de 6 ejes
Touchpad
Barra de Luz
Sensor de movimiento Kinect 2.0
Sensor infrarrojo renovado
1080p
PlayStation 4 Eye
Doble cámara de 1280×800
Salidas de Audio y Video HDMI (1080p, 4K)
Audio Óptico
HDMI (1080p, 4K)
Audio Óptico
Audio / Video Análogo
Conexiones USB 3.0 USB 3.0 (x 3)
Conectividad Ethernet
WiFi 802.11n, triple
WiFi Direct
Ethernet
WiFi 802.11b/g/n
Bluetooth 2.1 (EDR)

¿Qué consola crees que es superior a la otra? Decide en los comentarios.

Links:
Building Xbox One: An inside look at Microsoft’s play for the next generation of gaming (Engadget)
Interview With Xbox One’s Chief Product Officer Marc Whitten (Game Informer)
Exclusive First Look at Xbox One (Wired)
Microsoft talks about Xbox One’s internals, while disclosing nothing (Ars Technica)
The Xbox One: Hardware Analysis & Comparison to PlayStation 4 (Ars Technica)