Review HTC One [W Labs]

Review HTC One [W Labs]

HTC One es uno de los smartphone más admirados con nuevas tecnologías de cámara y lo último en hardware. Comprueba en nuestro labs como se comporta y como es el nuevo HTC One.

Aquí está uno de los terminales más esperados, más deseados y lo que muchos ya están catalogando como el mejor móvil creado jamás por HTC. Analizamos el HTC One en Wayerless, el smartphone de gama alta y buque insignia de HTC durante 2013.

Aun estando en una posición económica algo delicada y teniendo como principal contrincante a Samsung con el Galaxy S4, HTC se impone a muchos de los mitos sobre la marca, sobre su software y el mismo futuro de la empresa con este HTC One.

El dispositivo es una bestia plateada, con un gran procesador, pantalla y funcionamiento tiene todas las de ganar contra sus competidores, aunque en este mundo el tener el mejor móvil no lo es todo, necesitas una gran campaña de publicidad y convencer a todos los posibles compradores que tienen ante ellos el mejor móvil que van a poder comprar este año.

Hardware

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 600, quad-core a 1.7GHz
  • RAM: 2 GB DDR2
  • Almacenamiento: 32 GB no ampliable
  • Pantalla: 4,7 pulgadas, 1920 x 1080p en 16:9 y 468 PPI
  • Cámara: HTC UltraPixel (4 megapíxeles) y frontal de 2.1 megapíxeles
  • SIM: micro SIM
  • Redes: HSPA/WCDMA (850/900/1900/2100 MHz), GSM/GPRS/EDGE (850/900/1800/1900 MHz), LTE  (Europa: 800, 1800 y 2600 MHZ, US: AT&T, T-Mobile y Sprint, Asia: 1800 y 2600 MHz)
  • Sistema Operativo: Android 4.1
  • GPS: GPS + GLONASS, brújula
  • Sensores: Giroscópico, acelerómetro, proximidad, luz ambiental
  • Conectividad: Wi-Fi 802.11n, Bluetooth 4.0, NFC, conector estéreo de 3.5mm, micro USB, USB a HDMI.
  • Sonido: HTC BoomSound, doble altavoz estéreo con amplificadores
  • Batería: 2300 mAh
  • Tamaño: 137,4 x 68,2 x 9,3-4 mm
  • Peso: 143 gramos

A primera vista

Es un móvil bonito, no demasiado pesado aunque no podemos negar que el que HTC use aluminio para su cuerpo hace que gane algunos gramos de más. Con un diseño trasero en curva que hace que al sujetarlo con una mano sea más sencillo ya que no tiene bordes ni es demasiado redondeado, integra su famosa cámara con la tecnología UltraPixel en la parte superior, pero justo en el medio del dispositivo. Este es un pequeño detalle que muchos agradecerán, ya que la cámara debería estar en le medio para siempre poder sujetar el móvil en cualquier dirección.

Por delante encontramos su gran pantalla de 4,7 pulgadas, tenemos una cámara frontal y dos altavoces con amplificador y tecnología Beats.

Tan solo nos encontramos dos botones físicos en su costado, arriba junto al conector de los auriculares, en la parte izquierda tenemos el botón de encendido que además hace de sensor IR para usarlo como mando a distancia. En la parte derecha tenemos las teclas de volumen con muy poco relieve. En la parte izquierda nos encontramos la rendija para insertar la tarjeta micro SIM y en su parte inferior tenemos la conexión USB.

Simple y bonito a la vista. Se siente cómodo al usarlo para hablar por teléfono, incluso para escribir con dos manos, pero con este tipo de tamaños de pantalla seguimos manteniendo problemas para llegar con una mano a todas las esquinas del HTC One sin tener que poner en riesgo la integridad física del terminal.

Pantalla

Nos encontramos con la que seguramente sea una de las mejores pantallas que se han visto en un dispositivo de HTC. Con un tamaño de 4,7 pulgadas es sin duda un dispositivo de gran tamaño, añadiendo altavoces en la parte superior e inferior se convierte en un dispositivo grande en la mano. El panel de alta densidad de píxeles tiene una resolución Full HD, eso son 1920 x 1080 píxeles, resolución más que suficiente para que no seamos capaces de ver ninguno de los píxeles de la pantalla.

Pero lo que más se ha mejorado es en la calidad de la pantalla para mostrar los colores y el brillo. Técnicamente es una pantalla Super LCD 3 y Gorilla Glass 3 para protegerla, pero en la práctica cuando estás viendo una secuencia de fotos o un vídeo, puedes comprobar que los colores son muy fidedignos a la realidad, y que incluso el brillo máximo de la pantalla no lo convierte en una linterna, el nivel máximo de brillo hace que se vea bastante bien cualquier cosa que reproduzcamos.

Solo he sido capaz de encontrar una pega a esta pantalla y es en condiciones de luz de sol directa, en la que con el brillo automático, o incluso al máximo, parece no ser suficiente para poder ver del todo bien. Aun siendo una condición de luz completamente directa, es sin duda una de las mejores pantallas que he visto en un smartphone.

Incluso en ángulos muy forzados tenemos una gran experiencia, prácticamente sin perder tonalidades o brillo.

Cámara

Esta es una de las partes más difíciles de este análisis, simplemente porque la tecnología que usa HTC en el HTC One no existe en otro dispositivo. Podemos compararla con otros dispositivos, pero al final del día lo que queremos es que las fotos se vean bien.

HTC define en sus especificaciones que la cámara es “HTC UltraPixel”, pero si miramos a lupa este nuevo sensor, lo que vemos es un sensor de 4 megapíxeles con unos píxeles más grandes, lo que permite a este sensor tomar fotos más brillantes en condiciones de luz desfavorables. Las fotos que tomamos acaban siendo de un tamaño de 2688 x 1520 píxeles, que cuando las vemos en la pantalla del móvil, sí, es cierto, en condiciones de poca luz se ven muy bien, pero abriéndolas en el PC podemos comprobar altos niveles de ruido y de baja resolución.

¿Cuál es el resultado final? Obtenemos unas increíbles fotos para la web, para el móvil, pero cuando queremos verla en detalle nos vamos a encontrar con problemas de resolución.

Las partes positivas de esta cámara se encuentran en su lente de 28mm y ƒ2.0, que logran que el ángulo de visión mayor que algunos terminales que compiten directamente. También integra la posibilidad de hacer ráfagas de fotos, cambiar el modo de escena a Noche, HDR o panorámica.

HTC Zoe es una función interesante de este HTC One, es una forma de disparo que permite hacer una ráfaga de fotos de 0.6 segundos antes de presionar el botón de disparo, lo que se consigue con esto es una secuencia de fotos previas a la foto que el software puede montar en una animación.

Cuando nos movemos al vídeo nos encontramos con una muy buena experiencia. Con su lente de 28mm vamos a poder hacer buenos vídeos donde se ve más imagen, además de tener un estabilizador de imagen decente. Donde nos podemos quejar es en la calidad del audio, que no llega a ser del todo clara.

HTC One puede grabar vídeos en 1080p a 30fps, aunque siempre puedes bajar la resolución a 720p, algo más que recomendable si estás falto de memoria interna, recuerda que no se puede ampliar con tarjetas SD.

Incluye un modo de grabación a cámara lenta, otro en grabación rápida a 60fps y un extraño modo de vídeo en HDR, que intenta igualar la imagen para tener los mejores niveles de blancos y negros, tan solo que por nuestras pruebas en cuanto pasas bruscamente a uno de estos niveles, tiende a tintar el vídeo.

Multimedia

Música

HTC ha incluido un reproductor especial de música que integra nuevas funciones. Por ejemplo, la aplicación SoundHound está integrada con el reproductor y te permite mostrar más información de las canciones. También incluye un visualizador mientras reproduces música, que no hace más que generar imágenes  según la música está reproduciendo.

Te permite ver la carátula del álbum y además la letra de las canciones si el archivo las integra. Aparte de estas características y de mostrar información del grupo o autor de la música, no aporta mucho más.

También ha instalado Google Play Music, servicio que no ha cambiado en comparación con las últimas reseñas que hemos hecho de terminales Android. Es compatible con los formatos de audio más comunes que te puedes encontrar, como .aac, .amr, .ogg, .m4a, .mid, .mp3, .wav y .wma.

Vídeo

Los vídeos soportados son 3gp, .3g2, .mp4, .wmv (Windows Media Video 9), .avi (MP4 ASP y MP3), lo que vienen a ser los códecs más tradicionales. Podrás reproducir vídeo via Google Play Movies o directamente desde la galería.

Seguramente deberías buscar algún buen reproducto en Google Play para poder reproducir vídeos en otros formatos también comunes, como MKV para aprovechar esta pantalla Full HD.

Mando

Una novedad no muy común en un móvil es la posibilidad de convertir tu móvil en un mando a distancia. Aunque algunos modelos de televisores pueden conectarse mediante Wi-Fi a smartphones, pocos son los que usan infrarojos para ser el mando de una TV.

HTC One integra dentro de su app “TV” la opción de controlar tu televisor. Integra una larga base de datos de modelos de televisores de muchas marcas, para evitar problemas de incompatibilidades.

Lo bueno de esta App es que integra una guía de programación, que en el momento te muestra que programas se están emitiendo, pulsando sobre sus carátulas cambias directamente al canal correspondiente. Incluye la posibilidad de recordarte programas o episodios antes de su emisión.

Radio

Si, este HTC One integra una aplicación de radio FM, que como todas usará tus auriculares como antena para sintonizar las diferentes emisoras. Las expectativas de esta aplicación son las que son, puedes sintonizar y cambiar entre emisoras, pero una de las funciones que más van a gustar es que integra el servicio SoundHound para identificar que canción está sonando ahora mismo.

Software

Con Android 4.1.2 y la promesa de que “pronto” tendremos una actualización a Android 4.2, HTC no es el smartphone de gama alta con la última versión. HTC se ha especializado sobre todo en personalizar la experiencia de Android con su HTC Sense.

Android funciona de forma fluida y sin problemas en HTC One, no hay ninguna aplicación o juego que no pueda abrir de forma rápida o sin problemas, este asunto está completamente superado teniendo en cuenta que se trata de gama alta. Quizá el problema llega con la personalización, HTC Sense, que tiene algunos detalles bastante raros.

Sin duda uno de los aspectos más raros es que su pantalla principal integra la aplicación HTC BlinkFeed, una especie de muro con actualizaciones de ciertos medios que puedes editar, pero al que no le puedes agregar nuevas fuentes. El problema es que HTC ha integrado esta función sin la posibilidad de poder quitarla. No es un widget, tampoco es una pantalla de inicio, es una aplicación que siempre está ahí.

Otro detalle extraño es su dock, siempre presente en las pantallas de inicio y en el listado de aplicaciones. Pero lo raro es su funcionamiento, por ejemplo si mueves un icono del dock a una pantalla de inicio, lo que haces es crear un acceso directo y no mover la aplicación. Para poder cambiar una de las aplicaciones del dock te tienes que ir al listado de aplicaciones, mover el icono que quieres quitar al listado de iconos, y mover el nuevo al dock. Es incoherente y agrega pasos innecesarios.

HTC One integra algunas aplicaciones preinstaladas por defecto, que suelen ser en su mayoría son aplicaciones de terceros para agregar funcionalidades de las que carece HTC:

  • 7digital: Tienda de música.
  • Best Deals: Aplicación que acumula sitios de descuentos.
  • Bolsa: Información bursátil.
  • Calendario, contactos y correo: Aplicaciones propias, curioso que la app de Calendario oficial de Android no venga instalado.
  • Dropbox: Servicio para almacenar archivos, que HTC también usa para hacer una copia de seguridad del terminal diaria.
  • El panel para Padres: En realidad es Zoodles, un lanzador de aplicaciones que bloquea el dispositivo y solo deja a la vista algunas aplicaciones que tu seleccionas, especialmente diseñado cuando le prestas el dispositivo a tu hijo.
  • El tiempo: Evidentemente, aplicación de información metereológica.
  • Linterna: Otra obviedad, ¿no?
  • SoundHound: Aplicación que detecta canciones con tan solo escucharlas.
  • TuneIn Radio: Aplicación que recopila emisoras de radio de todo el mundo.
  • Visor de PDF: Específicamente para visualizar archivos PDF.
  • Watch: Servicio de alquiler y compra de series y películas.

HTC One no es el dispositivo con más servicios que puedes encontrar, pero los que si integra si que funcionan bastante bien, especialmente importante la copia de seguridad usando Dropbox, un servicio amigable y muy usado.

Rendimiento

Buen procesador, buena memoria RAM, espacio más que suficiente y una versión de Android bien optimizada. Literalmente, no tenemos ningún comentario negativo sobre su rendimiento, que me ha parecido espectacular.

Puedes tener media docena de aplicaciones abiertas que no se tarda nada en cambiar de una a otro, además de conseguir un muy buen resultado en juegos.

  • NenaMark1 (FPS): 60.6fps
  • NenaMark2 (FPS): 61 fps
  • Linpack Single (MFLOPS): 261.163
  • Linpack Multi (MFLOPS): 442.695
  • Quadrant: 12352
  • AnTuTu: 23902
  • 3DMark – Ice Storm: 11441
  • 3DMark – Ice Storm Extreme: 6703

Batería

Llevando una batería de 2300 mAh se espera que el dispositivo tenga una larga duración. El problema es que ahora mismo esta clase de dispositivos de gama alta no tienen baterías de gran capacidad para que dure más tiempo, si no para que mantengan una media de tiempo que suele ser de un día de uso.

Con este HTC One la regla del “día de uso” se sigue cumpliendo. Depende mucho de tu uso pero por mis pruebas comparándolo con otros dispositivos también de gama más alta, veo que HTC ha hecho un buen trabajo optimizando el sistema y hardware a la batería.

No te engañes, si usas mucho redes 3G para correo o redes sociales, además de reproducción de vídeo y hacer fotos y vídeos, llegarás muy justo al día de uso. Aun con optimización y con una gran batería, es necesario conectarlo a última hora del día para garantizar una batería que dure varios años.

Conclusión

HTC One es un smartphone tremendamente potente, elegante y con una cámara más que aceptable. No dudamos que HTC puede convertir este terminal en uno de los más deseados del momento, tiene todas a su favor.

Encontramos algunos problemas con una falta de servicios propios importante, por lo menos comparado con su principal competidor. HTC Sense aunque integra novedades y mejoras en su interfaz, aunque mejorando versión a versión, necesita mejorar más en hacerse más simple, sin necesidad de dar demasiadas vueltas para hacer tareas simples como cambiar un un icono de del dock.

También notamos que el dispositivo se calienta bastante cuando está reproduciendo un vídeo o un juego que use mucho el procesador.

Pero estos pequeños problemas se ven compensados con unos buenos altavoces en la parte frontal que por primera vez se puede decir que hasta la música suena bien con este móvil. Sin duda su pantalla es un factor a su favor para elegirlo.

¿Me lo compraría?

Sin duda estaría entre mi Top 5 de dispositivos que compraría ahora mismo. El diseño es una parte importante a la hora de vender un móvil que cuesta más de 600 euros en el mrecado libre, la calidad del audio que es excelente y una cámara con funciones interesantes es sin duda cualidades que todos buscamos en este tipo de smartphones.

Lo imperdible

  • Muy buena pantalla.
  • Muy buen sonido estéreo.
  • Excelente diseño y material de construcción.
  • Vida de batería más que aceptable.

Lo impresentable

  • Falta de servicios añadidos sin usar aplicaciones de terceros.
  • HTC Sense debe mejorar.
  • El diseño curvo de la parte trasera hace que se balancee al pulsarlo sobre una superficie plana.