Cómo entraron los tablets Android y PCs rugerizados en la operación de Iberia

Cómo entraron los tablets Android y PCs rugerizados en la operación de Iberia

Iberia se ha decidido por tablets Android y PCs "rugerizados" de Panasonic para hacer su personal de pista más rápido y efectivo.

Antes de tomar una avión, te quedas mirando las pistas, el avión, la gente que carga las maletas, los trabajadores que están cargando de combustible la aeronave. Supongo que está en nuestra naturaleza curiosa el intentar saber qué está pasando y cómo se hacen las cosas, pero con los aeropuertos, parece algo místico.

No soy particularmente un fan del mundo de los aviones, pero soy lo suficientemente curioso como para que me guste saber qué hacen cada una de esas personas que están debajo del avión del que estás a punto de montarte y cómo trabajan.

Durante esta semana la aerolínea Iberia ha presentado junto a Panasonic una iniciativa para hacer que todas esas personas que están trabajando para que tu vuelo salga a su hora, condiciones meteorológicas mediante, sea más eficiente. Nos hemos puestos a los pies de un Airbus A321 para ver que es lo que ha hecho Pansonic con sus portátiles y tablets  Toughbook, esta gama de dispositivos “rugerizados” y que son capaces de aguantar caídas, polvo o agua.

Se trata de un proyecto de Iberia para liberarse de todo el papel posible durante la operación de rampa y de poder estar al momento informados de lo que está pasando al pie del avión.

De entre todos los pasos que hay para dejar preparado un avión para que puedan embarcar los pasajeros y pueda despegar a su destino, lo que definen como “operación de rampa” es todo lo que está pasando en tierra. Desde rellenar los tanques de fuel a cargar las maletas.

Iberia está usando tablets y PC convertibles para gestionar todo, de tal forma que la misma aerolínea en diferentes aeropuertos y la torre de control, saben qué está pasando en un avión.

Estas tablets y PC son bastante curiosos, aparte de su apariencia exterior, están usando redes Wi-Fi y 3G para conectarse a los servidores de la aerolínea, pero más curioso aun es que mucha información se trabaja directamente desde el navegador y poco desde aplicaciones propias. Un encargado de carga de maletas puede saber desde una web cuántas maletas se han cargado, cuántas quedan o si la bodega está llena desde un panel que no es más que una web.

Usan  dispositivos como la tablet Android Toughpad FZ-A1, una tablet de 10 pulgadas con Jelly Bean especialmente diseñada para poder soportar su uso en la intemperie. Podemos pensar que nuestras tablets son duras, pero vaya, no cualquier pueda soportar una caída de unos metros, que le caiga una tormenta encima o que puedas ver la pantalla con una luz directa en un día muy soleado.

En cuanto a la seguridad, estos equipos están constantemente en seguimiento, un trabajador de la arolínea tiene que usar su tarjeta para sacar uno de las oficinas y llevárselo a pista y el acceso a los servicios de Iberia está bloqueado únicamente al aeropuerto, pudiendo incluso desactivarse si sale del aeropuerto desde un punto de control.

Supongo que todo hoy en día debe digitalizarse, pero es curioso ver cómo todo se digitaliza, sobre todo cuando lo que se busca es eficacia para ahorrar tiempo y recursos. Iberia no ha dado datos de cuanto les ha costado todo este sistema, que no debe ser barato, pero aseguran que merece la pena simplemente por el tiempo que sus empleados se ahorran  y las toneladas de papel que podrían alcanzarse en ahorro.

¿Por qué no móviles?

No me sorprende que una aerolínea apueste por el uso de este tipo de equipos, son duros para el trabajo que tienen que realizar y bastante duraderos, pero aun así, aun intentando movilizar toda una plantilla de personal en tierra, ¿por qué no usar smartphones? No hablo de usar el último smartphone del mercado, si no unos especiales o modificados que hagan este trabajo.

Si la cuestión es eliminar elementos innecesarios hoy en día como el papel, me parece que un smartphone con una carcasa protectora y que le añada bastantes horas de batería, que además integre lector de códigos de barras es una solución mucho más simple. Un ejemplo son los iPod Touch que usan las Apple Store, con su propio software pero con una carcasa que agrega batería, lector de tarjetas de crédito y lector de códigos de barras, un smartphone parece una solución mucho más simple y barata.