Taringa! cumple años y se amiga con la industria que casi lo destruye

Taringa! cumple años y se amiga con la industria que casi lo destruye

Mediante una carta de intención, que no fue firmada pero se espera que sea rubricada en las próximas semanas, Taringa! acuerda con las organizaciones editoriales que los llevaron a juicio penal, trabajar en conjunto para el bien de todos ¿Lo lograrán?

“No es fácil tener un juicio penal encima. Lo que queremos es que eso no le pase más a nadie”. Esta frase tuiteada por Matías Botbol es quizás una de las claves para comprender los acuerdos firmados entre Taringa! y las principales organizaciones argentinas de derechos de propiedad intelectual, que dio su primer paso hoy, con la firma de un acuerdo entre ambas partes para trabajar en conjunto.

Mediante esta “Carta de Intención”, ya que el acuerdo definitivo no pudo ser firmado por cuestiones legales aún no resueltas entre las partes,  decidieron comprometerse a trabajar en sintonía sobre un proyecto de ley que permita la distribución de contenidos protegidos por derechos de autor. Así mismo, Taringa! desarrollará una herramienta para que las organizaciones editoriales puedan controlar o sancionar a quienes infrinjan las leyes de propiedad intelectual en el portal de los hermanos Botbol.

Hace unos meses habíamos entrevistado a Tatu Estela, Director de Taringa! Música y referente local de la producción musical. Estela tiene una visión muy clara sobre el mundo digital y propone “educar” a la industria tradicional para que vean que los contenidos digitales no necesariamente deben ser ilegales, algo que el portal de música predica ofreciendo a los compositores un espacio de difusión, venta y cobro de regalías por sus canciones.

Por otra parte se encuentra Taringa!, el tradicional portal con más de 80 millones de visitas en Latinoamérica y que cumplió 9 años de vida esta semana, que vio frenado su crecimiento luego de las denuncias recibidas por la Cámara Argentina del Libro (CAL), por violaciones a los derechos de autor y Copyright de obras protegidas. Esta denuncia se encuentra vigente en la actualidad.

Sin embargo, en la presentación de este preacuerdo para coordinar acciones se habló de “derechos cruzados” y de “derecho a compartir y expresarse”, frases que a pesar de ser de dos personas que se encuentran en pleno litigio legal entre ellos, se sentaron en la misma mesa y ofrecieron una actitud de consenso e intención de avanzar sobre lo aprendido.

¿Cuál es la estrategia de Taringa! para sentarse delante de sus verdugos y proponer trabajar juntos? Cuando hablamos con Tatu Estela sobre el Copyright y los derechos de autor, el productor estaba convencido de que capacitando a la industria audiovisual se podría lograr que los autores y compositores ganen por su obra y los consumidores puedan tenerla y compartirla sin violar ninguna ley.

En el preacuerdo firmado la semana pasada, se destaca que, a pesar de que las nuevas tecnologías han multiplicado las potencialidades de los procesos de circulación de obras y bienes culturales protegidos, ese crecimiento ha generando nuevos escenarios jurídicos donde se aprecia la tensión entre la filosofía de compartir y los derechos de autor, y que esas tensiones deben ser encauzadas pensando en armonizar el ejercicio de ambos derechos, garantizando el goce efectivo de cada uno de ellos.

Esto quizás podría presentar un escenario complejo si las partes no ceden en sus posiciones ya que, a pesar de la intención de Taringa! de colaborar con las organizaciones editoriales educándolas en las nuevas formas de consumo digital, estas mismas organizaciones tal vez no tengan la intención de aceptar un nuevo modelo de negocios y difusión a través de internet sino sólo de contar con una herramienta para seguir protegiendo la misma política obsoleta de protección de derechos de autor que ya posee casi 100 años.

El encuentro que puso en la misma mesa a Taringa!, la Cámara Argentina del Libro (CAL), la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (SADAIC), la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI) y la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF), y que generó esta intención de trabajar en conjunto, tendrá una nueva instancia en la próxima edición de la Feria del Libro, a desarrollarse entre el 25 de abril y el 13 de mayo.