[metroimage ids=”38-250700,38-250702,38-250706,38-250710,38-250712,38-250716,38-250720,38-250722,38-250727,38-250731,38-250735,38-250737,38-250740,38-250743,38-250744,38-250747,38-250751,38-250756,38-250757,38-250759,38-250761,38-250764,38-250766,38-250769″ imagesize=”large”]

Sony VAIO Duo 11 [FW labs]

Sony VAIO Duo 11 se nos presenta como la unión entre ultrabook y tablet con Windows 8. ¿Soportará nuestro análisis?

Sony siempre se ha definido como una marca Premium, un concepto que podríamos definir como productos de alta gama, con diseño cuidado, buenos materiales y precios acordes a los acabados. Claro, tienen una gama media y una gama baja de prácticamente cualquier clase de producto que lancen, pero por regla general Sony tiene una estrategia protagonista y es la de ofrecer una experiencia Premium.

El VAIO Duo 11 es un ultrabook de última generación que intenta unificar dos de los dispositivos con los que muchos ya no pueden vivir: la tablet y el portátil. Con Windows 8 integrado y una pantalla de 11.6 pulgadas táctil, entendemos que es un intento de juntar lo mejor de los dos mundos, el formato tablet con una gran e increíble pantalla y el formato convertible de portátil con un teclado y trackpad integrado.

Especificaciones

  • Modelo: Sony VAIO Duo 11 (SVD112A1SM)
  • Disponibilidad y precio: Disponible en España, desde los 1.139 euros.
  • Procesador (CPU): Intel Core i5 3317U (1.70GHz) dual-core.
  • Chip gráfico (GPU): Intel HD 4000 (integrada).
  • Memoria RAM: 6 GB.
  • Almacenamiento: 128 GB SSD.
  • Pantalla: 11.6″ Full HD IPS táctil capacitiva con resolución 1920 x 1080 píxeles.
  • Conectividad: Wi-Fi 802.11n, Bluetoot 4.0, NFC. Dos puertos USB 3.0, HDMI, VGA, lector de tarjetas de memoria, conexión para auriculares y Ethernet en parte trasera.
  • Batería: hasta 6.5 horas.
  • Dimensiones y peso: 319.9 x x199 x 17.85 mm. 1.3 Kg de peso.
  • Otros: Webcam de 1.3 Megapíxeles Full HD con sensor CMOS Exmor R de Sony. Dos altavoces Dolby Home Theater v4. Micrófono integrado. Teclado retroiluminado. Sin lector óptico.
  • Software: Microsoft Windows 8 64-bit.

Diseño y Pantalla

VAIO Duo 11 abierto en lateral

Cuando hablamos de un ultrabook debemos hablar de portátiles ligeros y de poco grosor. En este VAIO Duo 11 no se cumple exactamente ninguna de las dos. Si comparamos este portátil/tablet con otros ultrabooks más tradicionales y comunes de encontrar, nos damos cuenta que es más grueso, pero sobre todo es mucho más pesado. Aun pese a tener una pantalla de 11 pulgadas y una memoria SSD, componentes que deberían aligerar el equipo, Sony ha apostado todo por una pantalla y sus componentes, como el cristal, lo convierten en un equipo pesado.

Estéticamente lo cierto es que el equipo resulta muy atractivo. Con un solo dedo puedes levantar la pantalla para cambiar de tablet a portátil, gracias a un mecanismo mecánico entre pantalla y teclado que aunque no se ve directamente, puede verse y acceder a el desde un lateral. La forma de levantarse la pantalla no requiere esfuerzo, un buen punto a la mecánica de este VAIO. Eso si, la pantalla se fija magnéticamente en una posición que no podemos regular.

Lateral izquierdo con puerto VGA, lector de tarjetas y entrada de auriculares.

Pero sin duda nos encontramos con algunos problemas de accesibilidad y falta de atención al detalle del diseño en algunos puntos. Por ejemplo, donde apoyaríamos la muñeca izquierda en la parte inferior, nos encontramos una botonera con control de volumen, control de giro de pantalla y una tecla directa a la aplicación VAIO Care donde te encuentras con información del sistema de portátil.

El acceso a estos botones es imposible si tienes el portátil en una superficie horizontal, tampoco entendemos el motivo de insertar un botón para lanzar una aplicación como VAIO Care, sería mucho más útil integrar este botón para lanzar alguna otra aplicación o alguna configuración rápida.

Lateral derecho con USB, HDMI y botón de encendido

Con un look futurístico nos hemos encontrado con otro pequeño detalle de diseño que llega a molestar de vez en cuando, sus laterales están cortados en ángulos casi rectos, entendemos que para ayudar al agarre del portátil cuando lo estamos sujetando con una o dos manos en formato tablet, pero que puede ser incómodo durante cierto tiempo.

Sin duda una de las mejores características está en esta increíble y preciosa pantalla de 11.6 pulgadas, con tecnología IPS y una resolución Full HD. Es simplemente increíble. Con una resolución tan alta y con un tamaño tan reducido, la intefaz de Windows 8 y el texto se ve claramente y casi sin rastro de píxeles. La tecnología IPS hace que la pantalla brille y muestra unos colores muy vibrantes sin acabar de convertirlos en colores falsos o demasiado saturados.

Detalle trasero en modo abierto

Ha sido sin duda un placer poder navegar por internet y usar aplicaciones de Windows 8 con esta pantalla bajo esta resolución, aunque cuando pasamos al modo escritorio nos encontramos una resolución “real” de 1920 x 1080 píxeles, haciendo el tamaño del texto y las ventanas demasiado pequeños para su tamaño.

Teclado y Trackpad

Detalle del teclado y trackpad del VAIO Duo 11

En el aspecto del teclado y trackpad me he visto completamente indefenso ante la decisión de algún diseñador que jamás usó el producto final. La opinión de esta reseña siempre se fundamente con pruebas, pero con aspectos como el teclado y el trackpad me temo que solo podemos ofrecer nuestra más sincera opinión, lo cierto es que el resultado de las pruebas no han sido muy favorables para este VAIO Duo 11.

El espacio que Sony ha reservado para el teclado debajo de la pantalla es amplio, en el que se podría integrar un teclado tradicional, en cambio el espacio ha sido mal aprovechado con unas teclas “isla” (es decir, con separación física entre tecla y tecla en todas direcciones) demasiado pequeñas. Lo raro es que la distribución del teclado, si las teclas fuesen algo más grandes sería la de uno normal de portátil, pero el tamaño es tan pequeño que se hace algo raro escribir en él. Por supuesto es fácil acostumbrarse cuando estás escribiendo largos textos, pero si pasas de un teclado más tradicional a este acabas frustrado.

Pero la peor parte se la lleva el trackpad, en el que Sony aquí usa un trackpad óptico integrado en el medio del teclado, piensa en este trackpad como por ejemplo el que las BlackBerry han usado hasta ahora. La postura que debes tener para navegar con este trackpad es algo extraña estando en el medio del teclado y los botones justo en el borde del portátil. Integra tres botones, el izquierdo y derecho tradicional pero uno central que sirve como botón de bloqueo para poder hacer scroll. Aun ajustando la sensibilidad de este trackpad lo cierto es que no logramos ajustarnos a él, no como cualquier otro trackpad táctil que podríamos encontrar en algún Lenovo. También se puede hacer una pulsación sobre el tackpad para hacer clic, pero resulta tan sensible que cuando haces una ligera presión el puntero se mueve.

A destacar está el gran brillo del teclado retroiluminado que en bajas condiciones de luz nos permite ver sin ningún problema donde estamos escribiendo.

Aunque entendemos que la falta de espacio ha hecho usar este tipo de trackpad, le debemos dar un suspenso por su falta de eficacia en algo tan importante.

Experiencia de uso y software

VAIO Duo 11 en mano, algo pesado para usar como tablet

El uso de Windows 8 y el tener una pantalla táctil, sumado a que se trata de un híbrido entre portátil y tablet nos permite hacer un uso muy variado de este VAIO Duo 11.

Se hace algo duro el uso prolongado en formato tablet porque su peso de 1.3 Kg hace que a la larga, te canses de sujetarlo. No se trata de una tablet de uso profesional duradero y rígido,  pero en un uso esporádico en formato tablet, no le veo problema.

Mientras te mantengas con la nueva interfaz de Windows 8 seguramente no vayas a tener ningún problema de uso, una vez más, la gran calidad de la pantalla sorprende y es de agradecer en un portátil de estas características. Es cuando pasamos al modo escritorio cuando encontramos que todos estos píxeles extras en una pantalla de poco más de 11 pulgadas se hace algo raro, con elementos demasiados pequeños ya que el escritorio de Windows 8 no puede escalarse a un tamaño adecuado.

El modelo que hemos reseñado apenas integra software de Sony, más que PlayMemories Home, una pequeña aplicación que te ayuda a manejar las fotos y vídeos caseros en un calendario, subir a redes sociales las fotos o crear copias de seguridad.

Rendimiento

Con un procesador Core i5 de 1.20 GHz de doble núcleo podríamos esperar algo de lentitud general, pero no es así. Gracias a una memoria SSD de 128 GB, el arranque de Windows 8 apenas tarda cinco segundos, tiempo desde que presionas el botón de encendido hasta que te encuentras en la pantalla de inicio para escribir la contraseña de tu cuenta.

Abrir aplicaciones en la nueva interfaz de Windows 8 es algo completamente fluido y rápido. No existe queja alguna con la fluidez de la interfaz y de las aplicaciones. Cuando pasamos al modo escritorio podemos abrir navegadores y aplicaciones hasta un cierto límite, aquí estamos usando más recursos. Podemos confirmar que el sistema no se resiente con Chrome (algo más de una docena de pestañas abiertas), Photoshop CS 6, Steam y Spotify abiertos.

Cinemabench nos indica que la velocidad del procesador no es muy buena, con tan solo 13.28fps en modo OpenGL y de 2.23 pts en CPU. Otras aplicaciones de rendimiento como GeekBench nos indican una puntuación de 4853 puntos que puedes revisar para comparar. 3DMARK en sus tres diferentes pruebas gráficas nos da una puntuación de 31730, 3695 y 504, puedes revisarla online.

La SSD que este VAIO usa es una Toshiba de 128 GB. En cuando a su velocidad no encontramos nada fuera de lo normal, con la alta velocidad tradicional de estas memorias y una media de lectura de casi 410 MB/s y de 234 MB/s al escribir.

Si incluimos el combo de dos puertos USB 3.0 y la memoria SSD, obtenemos un combo interesante en velocidad para pasar datos de la unidad SSD a una memoria USB 3.0, que aunque aun no sean las más populares, puedes hacerte con memorias USB de tercera generación y de una capacidad suficiente como para llevar bastantes archivos por no mucho, que merece la pena si tenemos en cuenta que podemos alcanzar velocidades de hasta 200 MB/s.

Rendimiento en juegos

Teniendo en cuenta los malos resultados de los benchmarks que nos ha dado PCMARK no esperábamos que los juegos de última generación funcionasen muy bien. Con juegos muy populares, con algunos años a sus espaldas pero que muchísima gente juega como Team Fortress 2, a máxima resolución no hemos tenido problemas de saltos, evidentemente necesitarás un teclado y ratón conectados por USB o Bluetooth porque jugar con este teclado no es muy aconsejable.

Pero en juegos que requieren más calidad de gráfica es cuando encontramos algunos problemas. Hemos estado probando el nuevo Tomb Rider y a máximo nivel de detalles gráficos y resolución encontramos saltos intermitentes por el esfuerzo de la gráfica. Tenemos que bajar la calidad a un nivel medio para poder disfrutar de algo parecido a movimientos suaves. Aun así, aunque puedes ejecutar y jugar sin problema alguno a juegos como la última versión de Tomb Rider, no creemos que este sea el equipo para ello.

Batería

Sony indica que con su configuración y batería puede alcanzar hasta las 6 horas de uso. Es evidente que estas indicaciones de los fabricantes son orientativas y por regla general no se corresponden con la realidad. Muchos aspectos que tratar para tener en cuenta la vida de la batería, como el nivel de brillo, las aplicaciones abiertas, el uso de Wi-Fi o Bluetooth. En un nivel de carga del 100% hemos detectado que la vida real no acaba pasando de las tres o tres horas y media de duración. Hemos hecho una comprobación básica usando algunas aplicaciones estándar de Windows 8 como Correo, Calendario y Música. Pero también con aplicaciones de escritorio como Chrome o Spotify, siempre usando Wi-Fi y evitando usar Bluetooth nada más que para conectar un ratón inalámbrico.

Aunque Sony indique que son más de seis horas lo que es capaz de aguantar, la configuración que se necesitaría para ello sería tan mínima que no te permitiría prácticamente ni conectarse a internet o usar aplicaciones de escritorio.

Conclusión

Sony VAIO Duo 11 abierto

Con el análisis del Sony VAIO Duo 11 intentamos obtener la respuesta a la pregunta de si se puede tener por fin un híbrido entre portátil tradicional y tablet. Por desgracia Sony ha fallado en una gran parte del trabajo, el teclado y trackpad del portátil.

En cuanto a su rendimiento no tenemos queja alguna como portátil, tampoco la tenemos como rendimiento en tablet ya que las aplicaciones de Windows 8 vuelan en el VAIO Duo 11. Aunque su uso como tablet debería ser anecdótico por su peso, es interesante el concepto de híbrido porque nos permite hacer tareas básicas sin tener que abrirlo y esperamos que sea eso lo que Sony tenía pensado para el cliente que adquiera esta portátil.

Nos queda la gran duda de si realmente este portátil, valiendo más de 1300 euros, merece la pena como híbrido, si no más bien como portátil. Existen alternativas sin pantalla táctil y más ligeras de mayor tamaño que nos ofrecerían el mismo rendimiento por menor precio, aunque como decía al principio del análisis, es un equipo Premium, es cosa del usuario dispuesto a comprarlo si merece la pena adquirirlo teniendo en cuenta lo variado de la oferta de portátiles con Windows 8 y con pantalla táctil.

Lo Imperdible

  • Increíble calidad de pantalla
  • Rigidez y construcción.
  • Rapidez y respuesta en aplicaciones.

Lo impresentable

  • Un peso excesivo para formato tablet.
  • Un mal teclado y trackpad.
  • Puerto VGA  innecesario para pantalla aun teniendo HDMI.