Nueva broma en EE.UU. consiste en enviar un equipo SWAT a asustar a alguien

Nueva broma en EE.UU. consiste en enviar un equipo SWAT a asustar a alguien

Los atacantes usan sistemas para esconder el origen de la llamada y enviar a la policía a la casa de celebridades, como Ashton Kutcher, Justin Bieber, Rihanna y otros que han sido víctimas.

Brian Krebs es un experto en seguridad que mantiene un blog bastante conocido, donde denuncia las prácticas de algunos hackers y cibercriminales que amenazan la seguridad de empresas y sitios en Internet. Hace aproximadamente un mes, Krebs se encontraba en su casa ordenando para recibir visitas para la cena, cuando apareció un equipo de policías frente a su casa. “¡Manos arriba!” le gritó uno apuntando un arma hacia él.

“Cuando giré lentamente mi cabeza hacia la izquierda, vi una media docena de otros autos patrulla, con las luces encendidas, y más oficiales apuntando armas en mi dirección, incluyendo una escopeta y un rifle semiautomático”, relata Krebs. Había sido una nueva víctima de SWATting, un tipo de broma que se ha vuelto altamente popular durante 2013, al menos en cuanto a interés en el término, según se puede ver en Google Trends.

Después de todo, este año celebridades como Ashton Kutcher, Justin Bieber, Paris Hilton, las hermanas Kardashian, Selena Gomez, Justin Timberlake, Rihanna y otros fueron víctimas de swatting.

Para llevar a cabo la broma, los atacantes usan servicios diseñados para hacer parecer que las llamadas provienen del teléfono asociado al domicilio objetivo, e inventan una historia lo suficientemente buena como para convencer a los operadores del 911 de enviar un equipo SWAT a la casa de donde proviene la llamada. También hay una alternativa diseñada para las personas sordas o mudas, que permite enviar un mensaje de emergencia vía texto, y sistemas para esconder de dónde proviene la llamada, entregando al operador telefónico una dirección a donde enviar a la policía, que son aprovechados.

En el caso de Krebs, el investigador había advertido seis meses antes a la policía que era posible que se estuviera planeando un ataque de este tipo en su contra, debido a sospechas de represalias por un artículo que había escrito tiempo antes.

Según indica, el aumento de los ataques swatting podría estar conectado a un hacker o grupo de hackers, que está publicando información de figuras públicas y celebridades en un sitio llamado exposed.re. A fines de marzo comenzó a aparecer en la lista junto a los nombres afectados la marca “swatted”.

Según reporta The Verge, se registran unos 400 ataques “swatting” al año aproximadamente. Por el lado de la policía, normalmente se toman en serio las amenazas, de modo que atacar a alguien de esta manera resulta relativamente sencillo. De más está decir que hacer bromas de este tipo hace gastar una cantidad importante de recursos de la policía – que se pagan con el dinero de los contribuyentes – y que enviar un equipo de policías armados a la casa de alguien puede resultar realmente peligroso. ¿Qué tal si la persona en la casa reacciona mal? Uno de los casos más dramáticos es el de Matt Woodworth, un vlogger que mantiene un canal en YouTube y que al finalizar uno de sus programas notó que había gente fuera de su casa – por lo que que cogió su escopeta pensando que se trataba de ladrones.

Las cosas que pueden salir mal son muchas.

La policía intenta perseguir a los que hacen llamadas falsas, pero no es sencillo rastrearlos. Uno de los pocos atrapados por un caso de swatting fue un niño de 12 años.

Link: Meet ‘swatting’, the dangerous prank that could get someone killed (The Verge)