Nintendo justifica su lento inicio de año: "tuvimos que reestructurar la estrategia"

Nintendo justifica su lento inicio de año: "tuvimos que reestructurar la estrategia"

por

Iwata revela que fue necesario desarmar algunos equipos de desarrollo para tener todo listo en el lanzamiento de la consola.

El recién nombrado CEO de Nintendo de América, Satoru Iwata, charló con analistas sobre el "poco vigoroso" inicio que ha registrado la compañía nipona durante la primera mitad del 2013, y expuso que gran parte de las carencias que se le han achacado -como la falta de un juego fuerte que se convierta en el estandarte de la Wii U-, son el resultado de una restructuración de la estrategia programada.

“Originalmente teníamos planeado lanzar algunos títulos first-party para la Wii U durante los primeros seis meses del 2013, pero por ahora no tenemos ningún juego importante programado para antes de la salida de Pikmin 3 en julio”.

El directivo explicó que intervinieron muchos factores al tomar la decisión de replantear toda la estrategia para este primer periodo de tiempo; sin embargo, una de las razones con más peso fue darle la oportunidad a los desarrolladores de pulir sus juegos y entregar lo que la fanaticada espera.

“Decidimos tomarnos el tiempo necesario para agregar los último retoques a los juegos y asegurarnos que cumplirán las expectativas de los consumidores. La marca de una franquicia quedaría completamente degradada sin la satisfacción del cliente, y es por eso que decidimos hacer un reajuste en las fechas”.

Iwata también reveló que el desarrollo de la primera camada de juegos para la Wii U tomó más recursos de los que se esperaban, así que fue necesario desmantelar algunos equipos de manera temporal –como el de Pikmin 3– en orden de tener todo listo para el lanzamiento de la consola. “Se ha convertido en todo un reto determinar el mínimo de recursos necesarios para el desarrollo de un juego que dé satisfacción a los jugadores”, dijo.

Sobre las bajas ventas que ha registrado la industria en los últimos años, el mandamás de la Gran N expuso que se ha convertido en todo un desafío cumplir con las expectativas de los jugadores que están dispuestos a pagar entre USD$ 50 y USD$ 60 por un título, aunque la venta de los juegos populares es mucho más intensa que en años pasados. El negocio del software continua siendo un negocio redituable para Iwata, pero para alcanzar las metas “debemos hacer nuestro mejor esfuerzo para desarrollar juegos con un alto potencial de ventas”.

La semana pasada, Nintendo anunció que no consiguió satisfacer su proyección de ventas de consolas Wii U durante el primer trimestre del año, ya que de los 5 millones de unidades que había anticipado sólo pero sólo logró distribuir 3.45 millones. Si bien es cierto que las ventas no han sido lo que se esperaba, aún falta que llegue uno de los grandes "hits" a los que la compañía nos tiene acostumbrados. Sólo hasta ese momento se podrá determinar de cierta forma si la consola tiene esperanza ante la competencia.

Link: Nintendo delayed its early 2013 Wii U titles to ensure they were 'delicately crafted' games (Polygon)