NB Opinión: De la PS Store de Chile, Argentina, y el problema de los sobreprecios

NB Opinión: De la PS Store de Chile, Argentina, y el problema de los sobreprecios

El debate es estéril cuando las soluciones son tan sencillas.

El lanzamiento de ayer de la PlayStation Store para Chile y Argentina ha estado relativamente tranquilo en la parte técnica, no así en la parte “social”: si se trata de quejarse por los precios, la gente no se ha quedado silente y las aguas en el blog oficial de Sony para Latinoamérica han estado bien movidas.

El problema, como era de esperarse, es acerca de los precios. El debate está instaurado, principalmente debido a que los valores para las tiendas locales no son los mismos que en su símil norteamericano. El caso de Argentina es especialmente llamativo, porque ciertos precios se han disparado hasta más allá de lo adecuado.

Es entendible la posición de los jugadores, pero parece ser que la gran mayoría está pasando por alto varias aristas que DEBEN considerarse a la hora de valorar lo que ofrecen las recientemente estrenadas tiendas digitales. Es indiscutible que la mejor opción sigue -y va a seguir siendo- utilizar la tienda estadounidense por precios, catálogo, y posibilidades en general. Y viéndolo desde ese punto de vista, la solución parece tan sencilla como seguir adquiriendo contenido como siempre y hacer como que aquí no ha pasado nada.

Por nombrar un ejemplo al azar, Dead Space 3 tiene el precio estándar de USD $59.99 en la PS Store norteamericana. En la tienda chilena, ese precio sube hasta los USD $65.99, un aumento relativamente pequeño pero que está ahí y que parece generar bastante molestia en general. Aún así, al cambio sigue siendo más barato comprar en formato digital que en formato físico: CLP $31.200 versus CLP $34.990, que es el precio estándar de una tienda establecida. El caso de los juegos descargables es similar, ya que los USD $19.99 estándares se traducen en Chile a USD $22.99, o CLP $10.800.

Sin ánimo de defender a Sony, se está cometiendo el error de comparar los precios con la tienda digital “oficial” (en este caso, la de USA), siendo que la comparación debe hacerse con las tiendas físicas de cada país. Si bien es cierto que son productos digitales exentos de costos del tipo distribución, inventario, y demases, sí están sujetos a las leyes de cada país y para comercializarse dentro de los límites regionales deben pagar los impuestos correspondientes. En Argentina el caso es aún peor con juegos que se empinan por sobre los USD $100, pero si hay que culpar a alguien, mejor indicar a los responsables de la situación económica actual en aquel país.

Cuando Blizzard trajo Diablo III y StarCraft II a cada país, disfrazó los sobreprecios al dar inmediatamente los valores en moneda local, y con eso pudo mantener una buena imagen pública sin que nadie se alarmara demasiado. A la luz de lo sucedido, ese y no otro parece haber sido el gran problema de Sony. Como dato, es bueno considerar que en Europa los valores se muestran en Euros, y USD $59.99 es bastante más barato que EUR $59.99; eso cuesta una novedad cualquiera al comprar en el viejo continente. Ahí si que salen bastante perjudicados.

Mientras tanto, las tiendas locales son simplemente un cumplimiento de promesa y palabra de Sony, ni más ni menos. Francamente, el debate sobre los precios parece demasiado estéril, y más todavía cuando la solución a los sobreprecios es muy simple: continuar usando la “tienda gringa”. Creer que los valores se iban a mantener iguales a los originales era pecar de iluso.

Se pudo haber hecho un mejor lanzamiento? Obviamente sí, porque falta que aparezcan las ofertas y el resto de opciones, que era casi lógico que no estarían disponibles desde el día uno (PS Plus, tarjetas de prepago, soporte para varios medios de pago, etcétera). Pero la gracia de los servicios de este tipo son los cambios y las mejoras que implementan con el tiempo: Steam no es lo mismo que su versión de hace siete años. Por ahora, al menos hay que darles el beneficio de la duda, sobretodo cuando el extraño caso de Xbox Live Chile/Colombia y su partida de caballo inglés está demasiado fresco como para ignorarlo.