Juegos que te hacen sentir como un niño

Juegos que te hacen sentir como un niño

Todos tenemos al menos un juego que nos hace recordar aquellos días cuando no teníamos que preocuparnos por nada y nuestro único deber era el de sacar buenas notas en el colegio.

Hoy se celebra el día del niño en México, y en lugar de hacer un recuento con los “mejores juegos para niños” -que honestamente, algunos de esos son malísimos- mejor decidimos hacer una pequeña lista con algunos de los juegos que te hacen sentir niño otra vez apenas pones el control en tus manos y fijas la mirada en la pantalla, así tengas 20, 30, 50 o los años que sean.

Batman Arkam Asylum y Arkahm City

Juegos de Batman hay muchos, pero pocos son tan memorables como los desarrollados por Rocksteady. Más allá de los gráficos o la historia, este juego genuinamente te hace sentir como el gran detective de Ciudad Gótica, pues te pone a investigar escenas del crimen, buscar pistas, resolver acertijos y acechar a los enemigos más emblemáticos del murciélago desde las profundidades de la oscuridad. Es como regresar en el tiempo a cuando tenías 10 años.

Mario Kart Wii

No se trata de ser el mejor quemando los neumáticos en el asfalto; tampoco se trata de jugar con los personajes del mundo de Mario Bros. El gran atractivo de Mario Kart se encuentra en hacerles la vida imposible a los competidores de las maneras más miserables y despiadadas que se te puedan ocurrir. La saga del plomero en las pistas de karts ha sido y será por excelencia el mejor campo de batalla donde puedas sacar a tu “verdadero yo” y dejar fluir tu florido léxico.

Super Metroid

Una de las razones por las que esta joya de los videojuegos es tan buena es porque logró robarse nuestro corazón gracias a algunos de los momentos más épicos incrustados en la era de los 16 bits. Como cuando el Metroid rescatado por Samus (ya crecidito) se sacrifica para darle a la cazarecompensas espacial el arma más poderosa del juego para derrotar fácilmente a Mother Brain. En definitiva, un clásico de nuestra infancia.

Double Dragon II: The Revenge

No era solamente el hecho de avanzar hacia el jefe final pateando traseros, era hacerlo en compañía de tu mejor amigo y tratar de crear una estrategia para no morir en el intento, particularmente en la mansión del terror donde las plataformas aparecían y desaparecían. Era ahí donde las verdaderas amistades se ponían a prueba.

The Legend of Zelda: A Link to the Past

¿Quién no recuerda haber caído en la trampa de las espadas falsas en The Lost Woods? ¿O que tal cuando Link se convierte en un conejo por no tener la Moon Pearl? Decenas de detalles como esos fueron los que hicieron a este juego inolvidable. En su época fue una gran aventura con recursos gráficos limitados, pero a final de cuentas el encanto de la emoción y la aventura nunca faltó.

Wario Ware: Smooth Moves

Los mejores juegos no necesariamente son aquellos que costaron millones de dólares en su desarrollo y tienen una producción casi hollywoodense. Prueba de ello es Wario Ware, que con un puñado de minijuegos rápidos e infinitas referencias a las franquicias de Nintendo ha demostrado ser un título digno de recordarse en los años venideros.

Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3

El hecho de poder jugar con todos los personajes que nos dieron una infancia feliz y llena de acción coloca a este juego de Dragon Ball dentro de la lista. Poder revivir esos momentos épicos como cuando Gohan mata a Perfect Cell con un poderoso Kame Hame Ha, cuando Goku hace la transformación a Super Saiyajin 3 para pelar contra Boo o cuando Kakaroto y Vegeta hacen la fusión. Todos esos momentos que marcaron nuestra infancia hacen que valga la pena tener este juego en la colección.

Kirby’s Adventure

Para muchos jogones, Kirby siempre ha sido un personaje más o menos irrelevante, incluso llegan a pensar que sus juegos son totalmente infantiles, pero nada puede estar más lejano de la realidad. Lo cierto es que juegos como Kirby’s Adventure nos recuerdan que una gran aventura no necesita de héroes muy machos, y que un gran estomago es capaz de salvar el día.

Star Wars Kinect

Sé que para algunos este juego representa una auténtica abominación, pero sepan que incluso varios fanáticos de la franquicia de George Lucas encuentran algunas partes del juego sumamente entretenidas, sobre todo el hecho de poder “usar la fuerza” para mover objetos y atacar a los enemigos… Vamos, sean honestos, cuando fuimos niños todos intentamos usar la fuerza por lo menos una vez (aunque sólo unos cuantos obtuvieron resultados).

Contra

Contra es otro ejemplo de esos juegos que se disfrutaban al máximo si alguien más te acompañaba en el segundo control. De este juego muchos aprendimos cosas muy útiles para nuestra vida cotidiana, como el Konami Code, la frase “dame pantalla” y que la mejor arma es la “S” o Spread Gun. Actualmente hay muchos títulos cooperativos que han intentado emular la sagrada experiencia de la saga Contra, pero ni con todas sus gráficas modernas y efectos de sonido realistas han alcanzado a este diamante de Konami.

Mega Man 2

Cada quien tiene su Mega Man favorito, no importa de qué saga se trate o para qué consola haya sido lanzado. A mí, por ejemplo, me encantan los Mega Man X; hay quienes prefieren decantarse por los Megaman ZX; e incluso, los hay quienes prefieren Mega Man Legends. El gusto se rompe en géneros, pero todos sin excepción se emocionan al escuchar el legendario intro de Mega Man 2 y se acuerdan de lo difícil que era pasar los niveles del juego.

Super Mario Bros. 3

Creo que no hay mucho que decir, a la fecha este juego sigue impartiendo cátedras de cómo debe ser un buen título de plataformas con imaginación y reto. Quien no sufrió para pasar los últimos niveles de los barcos voladores no tuvo infancia así como el que tampoco sabe que es el Tanooki Suit.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Turtles in Time

Las Ninja Tortugas Adolescente Mutantes fueron un icono de la cultura pop de la los 90, ser adolescente y comer pizza era lo más de moda que existía en aquella época. De la serie de TV se desprendieron varios videojuegos muy buenos, uno de ellos justamente es TMNT: Turtles in Time, una aventura divertida y con mucho reto que hizo que gastáramos el sueldo de nuestros padres en fichas o mendas para el arcade. ¿Alguien dijo cuatro jugadores? Por supuesto que sí.

Plants vs Zombies

Es simple como la sal, pero no cabe duda de que esta característica es la que hace al juego tan adictivo. El mayor logro de Plants vs Zomies no es el de haber vendido millones de descargas en iOS, Android o las consolas caseras; más bien fue el hecho de que se abrió paso para llegar a diferentes generaciones de jugadores: desde los muy jóvenes hasta los más veteranos. Plantas vs Zombies logró que personas de 50 o 60 años de edad se preocuparan por defender su jardín de la invasión Zombie, y eso no lo hace cualquiera.

Estos son solo algunos ejemplos de títulos que nos hacen sentir como niños, pero sabemos que la lista es prácticamente interminable. Compartan con nosotros los juegos que los hacen sentir como infantes o tuvieron un papel importante durante su niñez. Estamos seguros que no son pocos…