Estos son algunos de los mejores juegos que nos dejó LucasArts antes de su partida

Estos son algunos de los mejores juegos que nos dejó LucasArts antes de su partida

por

Recordamos las aventuras gráficas de Ron Gilbert y escogemos algunos de los más sobresalientes representantes del mundo de Star Wars.

Si volvemos la vista atrás y reflexionamos sobre los juegos que lanzó LucasArts durante los últimos años, quizá no resulte extraño que Disney haya decidido bajarle el interruptor al estudio para evitar riesgos; sin embargo, la compañía se forjó con una importante historia durante sus más de 30 años de existencia que dejó varios juegos que valen la pena recordar.

LucasArts concentró gran parte de su portafolio en dos grandes vertientes: los juegos basados en el universo de Star Wars y las aventuras gráficas, apartado donde reconocidos nombres como Ron Gilbert y Tim Schafer aparecieron en más de una ocasión. Juegos que ahora esbozan sonrisas en los jugadores de la vieja escuela y que no han pasado de moda sin importar el transcurso de los años.

Por eso queremos recordar las grandes experiencias que dejó el ahora extinto estudio de LucasArts, para que sepan todos los jugadores jóvenes se den cuenta de que alguna vez fue grande.

Star Wars Jedi Knight: Dark Forces II

Es un First Person Shooter secuela directa de Star Wars Dark Forces, y relata la historia de Kyle Katarn, un antiguo oficial del imperio que termina por convertirse en un Jedi mientras busca por la galaxia al responsable de la muerte de su padre.

El juego, situado un año después de los eventos de Return of the Jedi, permite al jugador escoger entre primera o tercera persona, y añadiendo elementos característicos de la saga, como el poder de usar la fuerza o blandir un lightsaber. El nivel de acción era decente para su época, pero lo que más llamaba la atención sobe todos los demás elementos eran los cinemas live action que nos hicieron emocionar al máximo a falta otra cosa mejor.

Otro de los elementos claves del juego fue la inclusión de un modo multijugador, ya sea de forma local con hasta ocho personas, o de forma en línea con cuatro integrantes.

Por cierto, este juego salió en Steam en el 2009, si es que les interesa jugarlo.

Grim Fandango


Tomando como fuente de inspiración la celebración del Dia de Muertos mexicano y el trabajo del caricaturista José Guadalupe Posada, LucasArts salió en 1998 con un título para PC bastante bizarro. Me refiero a Grim Fandango, entrega que pone a los jugadores en los huesos de Manuel Calavera en su búsqueda de Mercedes Colomar, una clienta del protagonista que ha desaparecido por un error de la agencia de viajes dentro del Departamento de Muerte.

El diseñador del juego es Tim Schafer, fundador del estudio Double Fine, quien ya había participado con LucasArts en la realización de otros juegos emblemáticos como The Secret of Monkey Island. Además, contó con la participación de Peter McConnell como compositor, responsable de las bandas sonoras de varios juegos dentro del universo de Star Wars.

Grim Fandando fue aplaudido por la crítica y la comunidad jugona aún lo recuerda como una de las aventuras gráficas más sobresalientes dentro de la historia del género.

Star Wars: Rogue Squadron


Desde que LucasArts fue fundado en ese lejano año de 1982, la obra prima de George Lucas, Star Wars, ocupó un montón de espacios en diferentes plataformas dentro de la industria, pero sin duda alguna, los títulos más sobresalientes fueron aquellos que retrataban las clásicas batallas espaciales sobre algunas de las naves más representativas de las películas.

Así, en 1998 llegó Star Wars: Rogue Squadron, juego desarrollado por el estudio Factor 5 que transportaba al jugador a diferentes campos de batalla: desde el gélido planeta Hoth a bordo de una T-47 airspeeder, hasta una misión ubicada en los confines de Mon Calamari.

Rogue Squadron fue considerado uno de los mejores juegos para el Nintendo 64 (aunque también vio la luz en PC). Con el paso de los años, dos secuelas aparecieron en el horizonte: Star Wars Rogue Squadron II: Rogue Leader y Star Wars Rogue Squadron III: Rebel Strike, ambos para el Game Cube de Nintendo.

Super Star Wars

¿Una serie de juegos de Star Wars basados en el género side scroll? ¡Sí, por favor!

La trilogía de Super Star Wars para el SNES nació en el año de 1992, justo cuando la nueva plataforma surgida de Kioto empezaba a patear fuerte en diferentes regiones del mundo y el género popularizado por Mario Bros. fungía como estandarte para una gran mayoría de los títulos.

En total se lanzaron tres juegos, uno por cada película de la trilogía original, y aunque había varios cambios y añadidos que nunca se vieron en su contraparte impresa en el celuloide (como una etapa dentro de la nave de los Jawas en el planeta Tatooine), la calidad en su diseño, la variedad en sus dinámicas y la dificultad de cada escenario se convirtieron en elementos adictivos que dejaron huella en los jugadores de antaño.

The Secret of Monkey Island

El icónico The Secret of Monkey Island fue la primera de cinco entregas que marcaron un importante hito dentro del terreno de las aventuras gráficas. Su lanzamiento supuso una nueva forma de contar historias, con mucho humor de por medio y cambiando los disparos y saltos por la exploración y deducción con la ayuda de un mouse.

El protagonista es Guybrush Threepwood, un “aprendiz” de pirata que trata de demostrar que tiene los pantalones suficientes como para convertirse en un corsario respetado; sin embargo, la situación cambia totalmente cuando este se enamora de la hija del gobernador, Elaine Marley, que luego es secuestrada por el fantasma pirata LeChuck.

La aplicación de las mecánicas fue tan perfecta en esta primera parte que los próximos juegos de la franquicia cambiaron muy poco su dinámica, lo que dejó claro que la recepción por parte de los jugadores había resultado de forma inmejorable.

Star Wars: Knights of The Old Republic

Star Wars: Knights of the Old Republic se merece estar en esta lista, y es que a pesar de no ser desarrollado internamente por LucasArts, la idea de abrirle las puertas a BioWare para que se hiciera cargo fue una de las decisiones más brillantes de la compañía.

KOTOR es uno de esos juegos legendarios que puedes jugar una y otra vez sin llegar al hartazgo, y todo gracias a su historia -situada 4,000 antes de los eventos que todos conocen- y su interesante componente de decisiones y exploración que lo convirtieron en un caso único dentro del universo de George Lucas.

El sistema de juego estilo RPG es muy bueno, bastante personalizable, y como es costumbre de BioWare, KOTOR cuenta con una historia rica y profunda (tan profunda como la trama de Star Wars lo permite). Pero me parece que lo que más disfrutamos fue la opción de jugar como un Jedi o como un Sith dependiendo de las decisiones. El juego salió para Xbox y PC y si eres afortunado de encontrar una copia para Xbox podrás revivir la emocionante aventura de KOTOR en tu Xbox 360.

La secuela, desarrollada por el estudio Obsidian, fue un juego aceptable, pero al final nunca alcanzó a replicar la gloria de su antecesor.

Maniac mansión II: Day of the Tentacle

Maniac mansión II: Day of the Tentacle es uno de esos juegos de culto que las generaciones más jóvenes de videojugadores no conocen y probablemente nunca van a conocer. Day of the Tentacle fue coescrito nada más y nada menos que por los legendarios Tim Schafer y Ron Gilbert.

Esta aventura gráfica contaba las aventuras de Bernard Bernoulli y sus amigos, quienes debían ayudar al tentáculo verde a detener a su camarada, el tentáculo morado, y sus planes de conquistar el mundo. A la fecha, varias de las bromas que se crearon para el juego se siguen utilizando en otros juegos, e incluso, un gran número de detalles encontrados en el título continúan siendo referencia en la industria de los videojuegos.

La jugabilidad consistía en apuntar y hacer click, con lo que los personajes interactuaban con los diferentes elementos de los escenarios y resolvían diferentes rompecabezas para avanzar. Sin duda, una de las aventuras gráficas más memorables de principios de los 90.

 

Indiana Jones and the Last Crusade: The Graphic Adventure

Antes de que Lara Croft se plantara en escena y Nathan Drake acaparara las miradas, la industria del entretenimiento virtual recibió con los brazos abiertos al explorador que engendró a este par de personajes. Se trata ni más ni menos que del legendario Indiana Jones, personaje creado por George Lucas, que para el último año de la década de los 80 se subió al carro de los videojuegos con la adaptación del filme Indiana Jones and the Last Crusade.

El juego fue una aventura gráfica para PC, y retaba al jugador a resolver los diferentes acertijos y desenmarañar de poco a poco la trama de la película, ampliando en algunas partes su contenido con varios extras. Además, daba la posibilidad de escoger entre varios caminos para seguir avanzando derribando la idea de que los juegos de aventuras sólo ofrecían experiencias lineales sin muchos motivos para regresar.

En un principio llegó en disquete, pero luego fue lanzado en CD con notables mejoras en el apartado gráfico y sonoro.