Capcom: Utilizar desarrolladores externos ha perjudicado la calidad de nuestros juegos

Capcom: Utilizar desarrolladores externos ha perjudicado la calidad de nuestros juegos

La empresa japonesa sacó cuentas e hizo mea-culpas en su reciente revisión de finanzas.

En su reciente informe financiero, Capcom reveló que redujo sus expectativas de venta total y que sus juegos desarrollados por equipos externos a la compañía han perjudicado y comprometido la calidad de sus productos.

Según la empresa japonesa, varios factores han producido que no se alcance a llegar a las metas de venta que habían cifrado ellos mismos, incluyendo “estrictas reviews y críticas a juegos que aún estaban en desarrollo”, una “lenta respuesta en expandir contenidos en el mercado digital” y una “concentración de juegos AAA lanzados por la competencia extranjera”.

Sin embargo, uno de los puntos que destaca al explicar esta situación financiera hace referencia a “la baja en la calidad debido a la subcontratación excesiva” de estudios occidentales para desarrollar sus juegos (un mensaje directo al trabajo de Ninja Theory en DmC) y una “coordinación insuficiente entre las divisiones de marketing y desarrollo en mercados internacionales”.

Originalmente, Capcom esperaba vender 7 millones de copias de Resident Evil 6, situándo su actual meta en 4,9 millones. Caso similar con DmC, cuya meta original era de 2 millones de unidades y hoy ese hito está fijado en 1,15 millones.

¿Qué veo yo? Falta de autocrítica real. “Oh, que Japón no tiene nada que ofrecer, que está estancado”, “debemos occidentalizar nuestros juegos” o “los desarrolladores nipones no entienden el mercado global”. Nadie los obligó a utilizar desarrolladores occidentales para DmC; peor aún, nadie los obligó a pedirles que cambiarán a Dante, un ‘detalle’ que generó mala publicidad y de la cual el juego nunca pudo reponerse a pesar de la buena respuesta de la prensa especializada.

Resident Evil 6 fue desarrollado por un equipo más japonés que Mario en kimono comiendo sushi mientras ve Dragon Ball Z, sin embargo cometió varios pecados y no por ser ‘desarrollado por externos’. Por como interpreto todo esto, los problemas de Capcom pasan mayormente por no saber leer el mercado, por no saber para dónde va la cosa, por (como le pasó a RE6, más allá de si les gustó o no) no tener un norte ni identidad clara en este momento, dando la impresión que quieren darle al gusto a todos los tipos de jugadores (lo cual es imposible), que hay desconcierto y cierta improvisación en sus medidas -aunque hay que ser justos, es fácil decirlo cuando uno ya sabe los resultados-.

Ya veremos que pasa con los futuros proyectos de Capcom, aunque tengo la marcada impresión que Lost Plantet 3 es sinónimo de cualquier cosa menos un buen juego. Por el bien de Capcom, espero equivocarme.

Link: Capcom adjusts forecasts, cancels games, revises overseas strategy (Joystiq)