Ubisoft necesita equipos de hasta 600 personas para trabajar en juegos next-gen

Ubisoft necesita equipos de hasta 600 personas para trabajar en juegos next-gen

La jefa de Ubisoft Reflections se refiere al incremento exponencial de tamaño de la siguiente generación.

Ubisoft siempre ha sido uno de los estudios que, a cada inicio de generación, apoya a las nuevas consolas con nuevos juegos y marcas, algo que vimos recientemente con Wii U (Assassin’s Creed III y Zombie U) y que también se verá en el debut de PS4 con la siguiente entrega de Assassin’s Creed o Watch Dogs. Y por lo mismo, ellos saben bastante bien lo que implica cambiar los esquemas de desarrollo cuando los juegos crecen en escala y en detalle.

Pauline Jacquey es la mandamás de Ubisoft Reflections, el estudio que creó Driver: San Francisco, y en entrevista a Games Industry, soltó algunos interesantes datos del trabajo de Ubi de cara a la next-gen. Todos sabemos que en Ubisoft sacan juegos del tipo “gran producción”, y para la siguiente generación los esfuerzos serán aún mayores, con equipos de desarrollo que sobrepasan el medio millar de personas:

“En Ubisoft es un estándar actual el hacer juegos AAA. Y para la nueva PlayStation 4, se necesitarán equipos de 600 personas, por lo que no se puede hacer todo en un solo lugar. Así que dentro de Ubisoft hay una organización que permite la colaboración [entre equipos de diferentes lugares del mundo] y que se asegura de que ésta funcione”.

Jacquey comentó también que hace unos cuantos años atrás comenzaron a hacer simulaciones de lo que significa crear proyectos para una generación más avanzada, que significa “multiplicar la cantidad de ‘datos’ en dos o cuatro veces”, lo que conlleva a tener equipos más grandes. En cualquier caso, todo depende del tipo de juego que se haga: para Watch Dogs, hay 270 personas trabajando día a día, incluyendo 90 desarrolladores que son parte de Ubisoft Reflections.

De alguna forma el crecimiento y los costos de desarrollo de los nuevos proyectos pueden ser algo preocupante. Si en la generación pasada ya fueron muchos los estudios que no pudieron mantener el ritmo y terminaron cerrando, en esta las cosas podría ir a peor. Mantener equipos de trabajo de 400 personas trabajando en un solo juego es algo que se pueden permitir Ubisoft, EA, Activision, y unas pocas más. Hoy en día un juego AAA que venda un millón de copias no es precisamente un éxito de ventas, y en muchos casos no es suficiente para terminar con los balances en cero.

Personalmente, creo que todo esto no hace más que ir moldeando un estado de la industria tipo “burbuja” que podría terminar en lo que todos saben que pasa cuando se rompe una burbuja.

Link: On Reflections: First interview with the Ubisoft studio’s new MD (Games Industry)